Rapport 2013
La situation des droits humains dans le monde
Voir cet article dans d’autres langues:

Communiqués de presse

20 janvier 2012

Sobreseída en Rusia causa por difamación contra destacado defensor de los derechos humanos

El sobreseimiento, hoy, de la causa abierta contra el presidente de una famosa organización rusa de derechos humanos es una victoria para los derechos humanos, ha manifestado Amnistía Internacional.

Oleg Orlov, presidente del centro ruso de derechos humanos Memorial, había sido acusado formalmente de un delito de difamación el 6 de julio de 2010, tras haber denunciado públicamente al presidente checheno, Ramzan Kadyrov, como responsable político del asesinato de Natalia Estemirova, miembro de Memorial, un año antes.

El sobreseimiento de la causa ordenado hoy por el Tribunal de Distrito de Jamovniki de Moscú se ha debido a un positivo cambio introducido en la legislación rusa el mes pasado, en virtud de cual la difamación deja de ser delito.

"El hecho de que haya dejado por fin de tipificarse la difamación como delito permite ajustar la legislación rusa a las normas internacionales de derechos humanos que garantizan la libertad de expresión", ha manifestado John Dalhuisen, director adjunto de Amnistía Internacional para Europa y Asia Central.

Cuando se presentaron los cargos contra Orlov, la difamación era un delito penado con hasta tres años de prisión. Amnistía Internacional había pedido reiteradamente a las autoridades rusas que retiraran los cargos contra él, insistiendo en que no debía ser sometido a un juicio penal por expresar públicamente sus opiniones.

Cuando su amiga y colega Natalia Estemirova fue secuestrada y asesinada en Chechenia en julio de 2009, Oleg Orlov culpó públicamente de ello al líder checheno designado por el Kremlin, Ramzan Kadyrov, por fomentar en la república un entorno extremadamente hostil para los defensores de los derechos humanos.

Según los testimonios ofrecidos en los tribunales por testigos de descargo, Kadyrov consideraba a Estemirova su enemiga personal y la había amenazado públicamente de muerte en varias ocasiones.

“No sabemos si ordenó su asesinato personalmente o si lo perpetraron allegados suyos para agradar a sus superiores", explicó entonces Oleg Orlov.

Su declaración se publicó en el sitio web de Memorial y se citó ampliamente en los medios de comunicación rusos y extranjeros. 

Ramzan Kadyrov respondió presentando una demanda contra Memorial por calumnia, que ganó, y entabló también acciones penales contra Oleg Orlov.

Durante las vistas judiciales, Oleg Orlov y sus colegas presentaron varias declaraciones públicas de Ramzan Kadyrov y sus allegados que contenían amenazas contra defensores de los derechos humanos y otras personas críticas con los líderes chechenos.

Tanto antes como después del homicidio de Natalia Estemirova, Amnistía Internacional ha expresado reiteradamente su preocupación por la situación de los derechos humanos en Chechenia, en especial por la seguridad de los defensores de los derechos humanos, que continúan sufriendo intimidaciones y hostigamiento más de dos años después del homicidio aún sin resolver de Natalia Estemirova.

“Las autoridades chechenas y federales deben garantizar que se hace justicia en el caso de Natalia y que los defensores de los derechos humanos de la región pueden desarrollar sus actividades libremente y sin temor -ha afirmado John Dalhuisen-. Este ha de ser el legado duradero de Natalia."

Index AI : PRE01/028/2012
Région ou pays Europe et Asie centrale
Pays Russie
Pour plus d'informations, prenez contact avec le Bureau de presse international »

Bureau de presse international

Téléphone : +44 (0) 20 7413 5566
9h30 - 17h00 TU lundi - vendredi
Téléphone : +44 (0) 777 847 2126
24 h / 24
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Bureau de presse international
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Royaume-Uni
Suivez le Bureau de presse international sur Twitter
@amnestypress