29 août 2011
Hay que poner fin a las desapariciones forzadas en Pakistán

Mi hijo nació siete meses después de la desaparición de mi esposo […] nunca ha conocido a su padre, sólo mira sus fotos."

- Zahida Sharif sostiene una foto de su esposo, el doctor Abid Sharif, de 48 años, junio de 2010

 

El doctor Abid Sharif y su ayudante Mansoor Mehdi desaparecieron el 16 de septiembre de 2005, cuando se dirigían a un consultorio médico para pobres en la ciudad septentrional paquistaní de Peshawar. Sus familiares culpan a las agencias de inteligencia de su desaparición porque el doctor Sharif era un destacado crítico del gobernante militar de Pakistán, a la sazón el general Pervez Musharraf. Ambos hombres son algunas de las miles de víctimas de desaparición forzada en Pakistán.

 

La práctica de las desapariciones forzadas ha aumentado de forma espectacular desde que Pakistán se unió a la “guerra contra el terror” liderada por Estados Unidos en 2001. Las desapariciones se cometen en todo el país, pero especialmente en la provincia suroccidental de Balochistán, que sufre la violencia de los grupos armados étnicos y religiosos y de las fuerzas de seguridad del Estado. Estos actos afectan especialmente a activistas, periodistas y estudiantes, un número creciente de los cuales son hallados sin vida y con señales de tortura.

 

En Balochistán, solamente desde octubre de 2010 hasta mayo de 2011, Amnistía Internacional tuvo constancia de 93 casos de personas que habían perdido la vida tras denunciarse su desaparición. Las familias de muchas de las víctimas culpan de estos homicidios a las fuerzas de seguridad del Estado, especialmente al Cuerpo de Fronteras, de carácter paramilitar.

 

La Comisión de Investigación sobre Desapariciones Forzadas, de carácter judicial, no ha resuelto la crisis ni ha hecho que las fuerzas de seguridad y agencias de inteligencia rindan cuentas de sus actos en los casos en que están implicadas. El primer ministro   paquistaní, que controla a las agencias de seguridad, debe intervenir con urgencia para abordar esta situación de los derechos humanos. Firma esta petición para garantizar que lo hace.

 

Entregaremos tus firmas al primer ministro.

 

ACTÚA

 

Pido al primer ministro de Pakistán que ponga fin a la práctica de la desaparición forzada y haga que los responsables rindan cuentas de sus actos. En concreto, le pido que:

 

- Garantice que la Comisión de Investigación sobre Desapariciones Forzadas tenga las facultades y recursos necesarios para investigar los casos de presunta desaparición.

 

- Garantice que todas las personas víctimas de desaparición forzada sean puestas en libertad o llevadas sin dilación ante un tribunal civil ordinario y acusadas formalmente de un delito reconocible.

 

- Garantice que las personas responsables de ordenar o llevar a cabo desapariciones forzadas comparecen ante la justicia.

3383
appels envoyés

Passez à l'action

Campaign has expiredGracias por todo su apoyo, la acción ahora esta cerrada.
663,210
Nombre total d’actions entreprises
par des personnes telles que vous