NOVIEMBRE - DICIEMBRE 10

Descargar revista en PDF (1,74 MB)

Portada del nº 105 de la Revista

SUMARIO

3 EDITORIAL

China: ¡Libertad para los presos
de conciencia!
Nueva amenaza para los derechos
de los palestinos

EN ACCIÓN

4 Cumbre sobre los ODM. Los derechos
de los más pobres, al margen

7 Noticias

12 En positivo

16 Cambia sus vidas. !Actua!

18 Para profundizar

EXIGE DIGNIDAD

19 Derechos Económicos, Sociales y
Culturales ¡Por ley!

23 La pobreza no está "en crisis"

CAMPAÑAS

24 Día mundial contra la Pena de Muerte

25 Brasil. Indígenas empujados a la pobreza

HABLAMOS DE

26 Redes sociales. ¡Únete, anímate,
participa!

DENUNCIAMOS

30 Irak. Nuevo orden. Idénticos abusos

32 Francia. Expulsión de romaníes

ENTREVISTAS

33 Neris Ródenas. Director de la Oficina de Derechos Humanos del arzobispado de Guatemala

34 Valdênia Paulino. Abogada brasileña fundadora del Centro de Derechos Humanos de Sapopemba (Brasil)

36 Alí Agab. Abogado sudanés especializado en Derechos Humanos

COLABORA

China: ¡Libertad para los presos de conciencia!

El 10 de diciembre, fecha en que se celebra el Día Internacional de los Derechos Humanos, Liu Xiaobo recibirá el Premio Nobel de la Paz 2010. Una ceremonia a la que no se espera que pueda asistir, ya que se teme que seguirá en la cárcel, como muchos otros presos de conciencia encarcelados injustamente en China.

Liu Xiaobo, intelectual y escritor de 54 años, que ha ganado el premio por su notable contribución a la defensa de los derechos humanos, cumplía, en el momento del anuncio del premio (8 de octubre) una condena de 11 años de prisión, impuesta en un juicio sin las debidas garantías por el cargo de “incitar a la subversión del poder del Estado”. Destacado por su actitud crítica hacia el gobierno, ha pedido reiteradamente medidas de protección de los derechos humanos, rendición política de cuentas y democratización en China.

Liu Xiaobo es un digno ganador del Nobel de la Paz, cuyo caso esperamos que llame la atención sobre la lucha por las libertades fundamentales y la adopción de medidas concretas de protección de los derechos humanos que él y muchos otros activistas mantienen en China. Este premio sólo hará que cambien realmente las cosas si genera más presión internacional sobre China para que ponga en libertad a Liu y a los muchos otros presos de conciencia que se consumen en las cárceles del país por haber ejercido su derecho a la libertad de expresión.

Carta 08

Liu Xiaobo fue coautor de la Carta 08, propuesta de reforma jurídica y política para establecer en el país un sistema democrático y respetuoso de los derechos humanos, que fue firmada originalmente por unos 300 intelectuales, abogados y funcionarios chinos coincidiendo con la celebración del Día Internacional de los Derechos Humanos de 2008. Liu fue detenido el 8 de diciembre de aquel año. La Carta se publicó en Internet al día siguiente. Desde entonces, las autoridades han sometido a interrogatorio y hostigamiento a muchos de los signatarios originales. Al mismo tiempo, han firmado la Carta por Internet, en señal de apoyo, 12.000 personas más.

Liu Xiaobo fue condenado el 25 de diciembre de 2009, al día siguiente de un juicio de dos horas y tras haber pasado más de un año detenido. En su sentencia se citaron también como prueba de la “incitación a la subversión” artículos que había escrito sobre el movimiento en favor de la democracia de junio de 1989.

Amnistía Internacional ha hecho campaña para conseguir su excarcelación y la de otros activistas que firmaron la Carta 08, como Liu Xianbin, que fue detenido en junio.

Otros signatarios de la Carta 08 han manifestado que quieren compartir con Liu Xiaobo la responsabilidad de su delito, y un grupo de destacados miembros del Partido Comunista han cuestionado la legalidad de la condena que le fue impuesta.

Entre quienes propusieron la concesión del Nobel a Liu Xiaobo figuran el ex presidente de la República Checa, Vaclav Havel, y el también Nobel de la Paz, el Dalai Lama. Vaclav Havel fue coautor de la Carta 77, documento de 1977 en el que se pedía el respeto de los derechos humanos en Checoslovaquia y que sirvió de modelo a la Carta 08.  

Nueva amenaza para los derechos de los palestinos

Amnistía Internacional ha pedido a las autoridades israelíes que desistan de los planes, anunciados el pasado octubre, de construir 238 nuevas viviendas en los asentamientos de la Jerusalén Oriental ocupada.

La construcción de estas viviendas se añade a la larga lista de abusos perpetrados contra los derechos humanos de los palestinos que viven en los Territorios Palestinos Ocupados, incluidos sus derechos al agua y a una vivienda adecuada. Israel se anexionó unilateralmente 70,5 km2 de tierras ocupadas en Jerusalén Oriental y sus alrededores, tras la guerra de 1967. El derecho internacional considera ilegal toda construcción de asentamientos en territorio ocupado.

En Jerusalén Oriental, el 35% de las tierras han sido expropiadas para construir asentamientos en los que viven 195.000 israelíes. Mientras, a más de 250.000 palestinos les corresponde sólo el 13% de Jerusalén Oriental, que ya tiene una alta densidad de edificación. En el resto de Cisjordania, Israel ha calificado ya aproximadamente el 40% del territorio como tierra “estatal”, que a menudo utiliza para asentamientos. Además, otro 21% de las áreas edificadas de los asentamientos se encuentran en tierras palestinas de propiedad privada.  

Según las leyes militares israelíes, las familias palestinas desalojadas no tienen derecho a una vivienda alternativa ni a una indemnización. Por consiguiente, muchas se quedan sin techo y en la indigencia.

La política israelí de asentar a su población civil en tierras ocupadas viola el cuarto Convenio de Ginebra y está tipificada como crimen de guerra por el Estatuto de la Corte Penal Internacional.

Descargar revista en PDF (1,74 MB)