Rapport 2013
La situation des droits humains dans le monde

25 juin 2007

Delara Darabi

Delara Darabi

Delara Darabi, de 20 años, puede ser ejecutada por haber sido declarada culpable del asesinato de una prima de su padre de 58 años, llamada Mahin, en septiembre de 2003. Delara tenía 17 años en el momento de perpetrarse el crimen.

Delara Darabi se confesó en un principio autora del asesinato, pero después se retractó. Afirmó que el asesino era su novio, Amir Hossein Sotoudeh, y que se había echado ella la culpa para que no lo ejecutaran, porque él le había dicho que ella era demasiado joven para que la ejecutaran.

En un principio fue condenada a muerte por la Sección 10 del Tribunal General de Rasht el 27 de febrero de 2005. En enero de 2006, el Tribunal Supremo llegó a la conclusión de que había habido “deficiencias” en la causa y la remitió a un tribunal de menores de Rasht para que se celebrara un nuevo juicio.

Tras dos vistas celebradas en enero y junio de 2006, la Sección 107 del Tribunal General de Rasht la condenó a muerte por segunda vez. Amir Hossein Sotoudeh fue condenado a 10 años de cárcel por complicidad en el asesinato. Los dos fueron condenados también a tres años de cárcel y a 50 latigazos por robo, y a otros 20 latigazos por “relación ilícita”. El Tribunal Supremo confirmó la pena de muerte impuesta a Delara Darabi el 16 de enero de 2007.

Delara Darabi está recluida en la prisión de mujeres de Rasht desde su detención en 2003. Sus condiciones de reclusión son muy malas, y padece depresión desde que está en la cárcel. Su padre ha afirmado que no la alimentan de forma adecuada y que el personal penitenciario la trata mal. Sus familiares sólo han podido visitarla de manera esporádica. Les niegan con frecuencia el derecho de visita y en ocasiones no les han dejado entrar en la cárcel.

En enero de 2007, Delara Darabi intentó suicidarse, pero el personal de la prisión, alertado por sus compañeras de celda, consiguió evitarlo. Antes de su intento de suicidio, sus familiares y su abogado habían pedido en repetidas ocasiones que la trasladaran a otra prisión debido al deterioro de su estado físico y mental.

En marzo de 2007, su abogado, Abdolsamad Khoramshahi, declaró al periódico E’temad que había presentado un recurso de apelación contra la condena de muerte, el cual vería una sección diferente del Tribunal Supremo.

Aunque el 5 de abril se recibieron informes de que el presidente de la Magistratura había remitido el recurso al Tribunal Supremo, el 25 de abril se dio la noticia de que la Sección 7 del Tribunal Supremo, reunida como órgano de revisión o discernimiento sobre penas, había vuelto a confirmar la pena de muerte y remitido la sentencia al presidente de la Magistratura para someterla a su consideración.

Pour en savoir plus :

Irán sigue condenando a muerte a personas por delitos cometidos cuando eran menores de edad

Thème

Peine de mort 

Pays

Iran 

Région ou pays

Moyen-Orient et Afrique du Nord 

@amnestyonline sur Twitter

Nouvelles

09 octobre 2014

Le président tchadien Idriss Déby a été mis en garde au sujet du projet de loi homophobe actuellement examiné par le Parlement : son adoption constituerait une violation... Pour en savoir plus »

04 octobre 2014

Les États-Unis sont quasiment le seul pays du monde à incarcérer des milliers de prisonniers en isolement cellulaire pendant de longues périodes ou pour une durée indéterminée... Pour en savoir plus »

23 septembre 2014

Le commerce, la fabrication et l’exportation des instruments de torture par des entreprises chinoises, en plein essor, alimentent les violations des droits humains en Afrique... Pour en savoir plus »

20 octobre 2014

Des dizaines de familles se retrouveront à la rue si les autorités françaises procèdent à l’évacuation prévue cette semaine d’un campement rom installé dans une banlieue de... Pour en savoir plus »

03 septembre 2014

La décapitation du journaliste américain Steven Sotloff par des militants de l’État islamique est le dernier en date d’une série de crimes de guerre perpétrés par le groupe... Pour en savoir plus »