Rapport 2013
La situation des droits humains dans le monde

Communiqués de presse

4 février 2010

Madagascar: Deben investigarse los homicidios y sus autores deben ser juzgados

Las autoridades de Madagascar deben abrir con carácter urgente investigaciones imparciales sobre decenas de homicidios cometidos por las fuerzas de seguridad durante más de un año de protestas antigubernamentales, y hacer que los responsables comparezcan ante la justicia, afirma Amnistía Internacional en un informe que ha dado a conocer hoy.

El peor incidente, que se saldó con la muerte de por lo menos 31 personas y varios heridos, se produjo el 7 de febrero de 2009, cuando la Guardia Presidencial del presidente Marc Ravalomanana abrió fuego con munición real contra manifestantes desarmados de la oposición que marchaban hacia el palacio presidencial en la capital, Antananarivo.

“Las autoridades malgaches deben investigar de inmediato todos los casos de presuntos homicidios ilegítimos cometidos por las fuerzas de seguridad, así como todos los casos de uso de armas de fuego que se hayan saldado con muertos o heridos de gravedad. Los responsables de actos de violencia contra manifestantes pacíficos deben ser sometidos a la justicia”, ha declarado Erwin van der Borght, director del Programa para África de Amnistía Internacional.

Se han recibido informes sobre violaciones de derechos humanos durante todo un año de disturbios políticos en Madagascar, desencadenados por el cierre por el presidente Marc Ravalomanana, en diciembre de 2008, de una emisora de televisión propiedad de Andry Nirina Rajoelina, alcalde a la sazón de Antananarivo.  

Los disturbios continuaron después de que la Alta Autoridad de Transición (Haute Autorité de la Transition, HAT), encabezada por Rajoelina, llegó al poder el 17 de marzo de 2009. Este organismo no ha sido reconocido ni por la Unión Africana ni por la Comunidad para el Desarrollo del África Austral.

Desde esa fecha, las fuerzas de seguridad de la HAT han intervenido a menudo para dispersar protestas de la oposición, causando muertos y heridos.

En algunos casos las manifestaciones se tornaron violentas. Sin embargo, las autoridades no abrieron investigaciones sobre los incidentes ni sobre los hechos que se saldaron con heridas de gravedad de manifestantes o viandantes.

El 23 de abril de 2009, un hombre de 24 años ingresó en un hospital tras recibir un disparo en el hombro y ser golpeado después con pistolas por agentes de las fuerzas de seguridad, cuando volvía a su casa desde una mezquita.

“No había manifestaciones en aquel momento y sólo vi a los soldados cuando fui herido. No sé por qué dispararon —declaró el herido a Amnistía Internacional—. Nadie de los tribunales ni de la policía vino a verme al hospital para realizar una investigación.”

Miembros del Parlamento y del Senado malgache, abogados y líderes de la oposición política han sido sometidos a arrestos y detenciones arbitrarios e ilegítimos, concretamente después de la llegada al poder de la HAT, en marzo de 2009. Según los informes, algunos de los arrestados sufrieron malos tratos durante su detención.

Las autoridades malgaches, tanto con el gobierno del presidente Ravalomanana como con la HAT, han actuando contra periodistas y medios de comunicación, y han adoptado medidas para silenciar a periodistas considerados demasiado críticos hacia quienes están en ese momento en el poder, incluida la clausura de emisoras privadas de radio y televisión.

Información complementaria

Un equipo de mediación integrado por representantes de la Unión Africana, la Comunidad para el Desarrollo del África Austral, la Organización Internacional de Países Francófonos y la ONU realiza labores de mediación entre los principales partidos políticos, en un intento de resolver la crisis.

La crisis política que afectó a Madagascar durante 2009 fue desencadenada por el cierre, la noche del 13 al 14 de diciembre de 2008, de la emisora de televisión Viva, propiedad de Andry Nirina Rajoelina, alcalde a la sazón de la capital, Antananarivo.
Esta decisión del gobierno del presidente Marc Ravalomanana exacerbó una situación ya tensa entre el gobierno, por un lado, y la oposición política y el alcalde del área urbana del municipio de Antananarivo, por otro.
A principios de 2009, la oposición organizó varias manifestaciones multitudinarias contra el presidente Marc Ravalomanana. El 17 de marzo de 2009, tras la presión popular de Rajoelina y su movimiento, el presidente Ravalomanana firmó una orden por la que disolvió el gobierno y concedió plenos poderes a una junta militar.
Ese mismo día, los miembros de la junta militar traspasaron, a su vez, a Rajoelina los poderes que les habían sido conferidos.
El informe de Amnistía Internacional titulado Madagascar: Urgent need for justice está disponible sólo en inglés.

 

Index AI : PRE01/027/2010
Région ou pays Afrique
Pour plus d'informations, prenez contact avec le Bureau de presse international »

Bureau de presse international

Téléphone : +44 (0) 20 7413 5566
9h30 - 17h00 TU lundi - vendredi
Téléphone : +44 (0) 777 847 2126
24 h / 24
Fax : +44 (0) 20 7413 5835
Bureau de presse international
Peter Benenson House
1 Easton Street
London
WC1X 0DW
Royaume-Uni
Suivez le Bureau de presse international sur Twitter
@amnestypress