Document - Syrie. Un militant syrien et son frère placés en détention

title

AU: 149/11 Índice: MDE 24/020/2011 Siria Fecha: 23 de mayo de 2011 Fecha: 23 de mayo de 2011

ACCIÓN URGENTE

detenidos activista sirio y su hermano

Los hermanos ‘Abd al-Rahman Hammada y Wa’el Hammada, sirios, se encuentran recluidos en régimen de incomunicación en un lugar desconocido desde el 30 de abril y el 12 de mayo, respectivamente. Están muy expuestos a sufrir tortura y otros malos tratos.

El activista político Wa’el Hammada, de 35 años, y su esposa, Razan Zaitouneh, destacada activista de los derechos humanos, comenzaron a vivir en la clandestinidad en abril. Temían que los detuvieran por sus actividades pacíficas relacionadas con las manifestaciones que se están celebrando en demanda de reformas políticas.

El 30 de abril, ‘Abd al-Rahman Hammada, estudiante de contabilidad de 20 años, fue al piso de la pareja a recoger algo de ropa para ellos. Al poco de llegar allí se presentaron unos hombres armados, pertenecientes a uno de los servicios de inteligencia y seguridad de Siria, y le obligaron a telefonear a su hermano para decirle que acudiera al piso. Sin embargo, Wa’el Hammada no acudió, pues supuso, correctamente, que se trataba de una trampa. Los hombres armados detuvieron entonces a ‘Abd al-Rahman Hammada, aunque, según su familia, él no ha participado en las manifestaciones. Doce días después detuvieron a Wa’el Hammada en su trabajo.

Ambos hermanos continúan detenidos. Se encuentran recluidos en régimen de incomunicación, y se ignora su paradero; las autoridades sirias no han dicho dónde están. Corren un gran riesgo de tortura, pues en Siria se tortura de manera habitual y sistemática los detenidos y se hace con impunidad. Razan Zaitouneh ha dicho a Amnistía Internacional: “Tenemos una angustia constante, pues no sabemos nada de mi esposo ni de su hermano desde que los detuvieron”.

Amnistía Internacional cree que ambos hombres son presos de conciencia, pues Wa’el Hammada ha sido detenido únicamente por el ejercicio legítimo de su derecho a la libertad de expresión y asociación, mientras que ‘Abd al-Rahman Hammada parece haber sido detenido únicamente por su parentesco con Wa’el Hammada.

ESCRIBAN INMEDIATAMENTE, en árabe, en inglés, en francés o en su propio idioma:

Pidiendo a las autoridades que dejen en libertad de inmediato y sin condiciones a Wa’el Hammada y ‘Abd al-Rahman Hammada, a quienes Amnistía Internacional considera presos de conciencia.

Expresando preocupación por el hecho de que se encuentren recluidos en régimen de incomunicación en algún lugar desconocido desde el 30 de abril y el 12 de mayo, respectivamente, y pidiendo que se los proteja plenamente contra posibles torturas u otros malos tratos.

Instando a las autoridades sirias a que tomen sin demora medidas para revelar el paradero de todas las personas detenidas por motivos políticos y que les permitan de inmediato el acceso a abogados de su elección, a sus familias y a los servicios médicos que puedan necesitar y les protejan contra la tortura y otros malos tratos.

ENVÍEN LOS LLAMAMIENTOS, ANTES DEL 4 DE JULIO DE 2011, A:

Presidente

President

Bashar al-Assad

Presidential Palace

al-Rashid Street

Damascus, Siria

Fax: +963 11 332 3410

Tratamiento: Your Excellency / Excelencia

Ministro del Interior

Minister of Interior

Major General Mohamed Ibrahim al-Sha’aar

Ministry of Interior

‘Abd al-Rahman Shahbandar Street

Damascus, Siria

Fax: +963 11 222 3428

Tratamiento: Your Excellency / Excelencia

Copia a:

Ministro de Asuntos Exteriores

Minister of Foreign Affairs

Walid al-Mu’allim

Ministry of Foreign Affairs

al-Rashid Street

Damascus, Siria

Fax: +963 11 214 6251

Tratamiento: Your Excellency / Excelencia

Envíen también copias a la representación diplomática acreditada en su país. Consulten con la oficina de su Sección si van a enviar los llamamientos después de la fecha anteriormente indicada.

ACCIÓN URGENTE

detenidos activista sirio y su hermano

INFORMACIÓN adicional

El ejército y las fuerzas de seguridad sirios están practicando detenciones desde mediados de marzo, cuando comenzaron las manifestaciones populares en demanda de reformas políticas y, cada vez más, de la dimisión del presidente de Siria, Bachar el Asad. Las detenciones se practican en particular en las localidades donde las manifestaciones populares son más intensas. En la ciudad costera de Banias, por ejemplo, se hizo una redada para detener a todos los varones mayores de 15 años. Asimismo, las detenciones van dirigidas contra personas que parecen haber organizado manifestaciones o las han apoyado abiertamente de palabra, en concentraciones públicas, o en los medios de comunicación, Internet u otras partes. Entre tales personas hay activistas políticos y de los derechos humanos, imanes de mezquitas y periodistas. Estas detenciones masivas han obligado a varios activistas políticos y de los derechos humanos a vivir en la clandestinidad.

Amnistía Internacional cree que muchas de las personas detenidas podrían ser presos de conciencia, recluidos únicamente por ejercer su derecho a la libertad de expresión y asociación apoyando pacíficamente las manifestaciones o participando en ellas. Para más información sobre las detenciones masivas, véase la reciente Acción Urgente: http://www.amnesty.org/es/library/info/MDE24/019/2011

A pesar del temor a ser detenida, Razan Zaitouneh ha descrito a Amnistía Internacional la detención de su cuñado de la manera siguiente:

“‘Abd al-Rahman Hammada fue a nuestro piso el 30 de abril para recoger algo de ropa para nosotros, que estábamos ya en la clandestinidad. Minutos después de llegar allí aparecieron unos hombres armados. ‘Abd al-Rahman llamó inmediatamente a mi esposo, Wa’el, para decirle que había hombres armados rodeando el edificio y en la azotea. Dijo que estaban aporreando la puerta y amenazaban con echarla abajo si no les dejaba pasar. ‘Abd al-Rahman estuvo una hora entera atrapado allí, sin abrir la puerta hasta que, según testigos presenciales, los hombres armados le dijeron, al parecer, que no le harían ningún daño. Luego supimos que en cuando abrió la puerta, los hombres armados irrumpieron violentamente en el piso y lo pusieron todo patas arriba.

‘Abd al-Rahman llamó entonces a Wa’el y le dijo que fuera al piso porque necesitaba dinero. Wa’el replicó que el dinero estaba en el cajón. ‘Abd al-Rahman dijo entonces que no era suficiente. Supimos que era una trampa, porque habíamos dejado mucho dinero en el piso. Así que Wa’el dijo en seguida a su hermano: ‘¿Estás bien? ¿Qué es lo que pasa? En ese momento se cortó la llamada, y no sabemos nada de ‘Abd al-Rahman desde entonces.

Desde que comenzaron los disturbios vivimos con el temor constante de que nos detengan y una angustia insoportable por la seguridad de las personas detenidas. Hasta ahora han detenido a millares.”

AU: 149/11 Índice: MDE 24/020/2011 Fecha de emisión: 23 de mayo de 2011