Document - Egypt: Detainee case studies – available for media interviews

Egypt – Testimonies

AMNISTÍA INTERNACIONAL


20 de abril de 2011

Índice AI: MDE 12/031/2011



Egipto: Casos de detenidos – disponibles para entrevistas con los medios de comunicación



YAHYA MOHAMMED KHALAFALLAH ALI (disponible para entrevistas – lengua árabe)

Yahya Mohammed Khalafallah Ali fue detenido por primera vez en 1993 en relación con su presunta pertenencia a Talai al Fatah (Vanguardia de la Conquista), organización islamista prohibida, y fue condenado a seis años de prisión por un tribunal militar. Tras cumplir su condena, se dictó contra él una orden de detención, y permaneció recluido hasta su liberación el 19 de febrero de 2011.


Según dijo a Amnistía Internacional, cuando lo detuvieron en 1993 lo recluyeron en régimen de incomunicación y lo torturaron mediante, entre otros métodos, palizas y descargas eléctricas en partes sensibles del cuerpo. Aunque presentó un informe médico que certificaba que había sido torturado, y después la fiscalía lo interrogó sobre la tortura, no se investigó a ningún agente, ni del Departamento de Investigaciones de la Seguridad del Estado (SSI) ni de ningún otro cuerpo, en relación con sus denuncias de tortura. Yahya Mohammed Khalafallah Ali dijo a Amnistía Internacional que tiene intención de obtener nuevas copias de los informes, presentar una nueva denuncia de tortura y pedir que se haga rendir cuentas a los responsables.


MOHAMED ABD REHIM EL SHARKAWI

(disponible para entrevistas a través de su hijo, que habla inglés)

Mohamed Abd Rehim El Sharakawi permaneció recluido en detención administrativa 16 años, periodo en el cual su salud se deterioró. Fue detenido por primera vez tras ser devuelto desde Pakistán en 1995. Poco después, un tribunal de emergencia lo absolvió de todos los cargos, incluidos los de conspiración, posesión no autorizada de armas de fuego y falsificación. Pese a su absolución, y a que los tribunales dictaron en su favor 20 órdenes de liberación, no quedó en libertad hasta el 17 de marzo de 2011.


Mohamed Abd Rehim El Sharakawi tiene tres hernias de disco en la zona lumbar y dos en la cervical, que le provocan fuertes dolores. También sufre inflamación del colon. En dos ocasiones se le prescribieron sesiones de fisioterapia, pero los agentes de seguridad consiguieron que no las recibiera retrasando la salida del vehículo que debía llevarlo. En 2010 lo llevaron al Hospital de Al Kharga y le prometieron cirugía, pero ésta no se materializó. Mohamed ha emprendido varias huelgas de hambre para protestar por sus malos tratos y por la negación de atención médica, y ha presentado denuncias ante la fiscalía, todo ello sin éxito. En 2008 fue trasladado a una prisión a 730 km de su domicilio familiar en El Cairo, y durante seis meses le negaron las visitas.


Cada vez que un tribunal emitía una orden para su liberación, Mohamed era trasladado a las instalaciones del SSI en Al Kharga durante aproximadamente una semana, antes de ser trasladado de vuelta a la prisión de Wadi El Gedid. Los traslados entre la prisión y el centro de detención del SSI le causaban tanto dolor que decidió dejar de presentar apelaciones. En junio de 2010, Mohamed Abd Rehim El Sharkawi y otros 59 presos se pusieron en huelga de hambre en la prisión de Wadi El Gedid para protestar por la tortura y los malos tratos infligidos por las autoridades penitenciarias a algunos de ellos.


AHMED ZAKI AL GAMMAL (disponible para entrevistas – lengua árabe)

Ahmed Zaki al Gammal, de 31 años, ejecutivo de ventas de Dubai, fue detenido por primera vez en plena noche en abril de 2008, en la casa de su padre en Ain Shams. Él y su esposa chechena, Sayana Ruslanovna Khadaeva, fueron conducidos a las instalaciones del SSI en la ciudad de Nasr. Su padre cuestionó la detención de su hijo, dado que acababa de regresar de trabajar en Emiratos Árabes Unidos y nunca había tenido problemas.

La única respuesta que recibió fue que el SSI necesitaba a la pareja.


Su padre pidió también información sobre la suerte corrida por su hijo a la Fiscalía, al ministro del Interior, al director del SSI y a las dependencias del SSI en Madinet al Salam, Ain Shams. Noventa días después de la detención, recibió una llamada telefónica anónima en la que le informaron de que su hijo se encontraba recluido en la Prisión de Istiqbal Tora. Cuando visitó a Ahmed, éste le dijo que había sido torturado con métodos como descargas eléctricas y palizas. Pese a que se dictaron varias órdenes judiciales para su liberación, Ahmed permaneció en detención administrativa en la Prisión de Alta Seguridad de Tora hasta ser puesto en libertad el 23 de marzo 2011. Dijo a Amnistía Internacional que tenía intención de presentar una denuncia contra quienes habían participado en su tortura, y que iba a pedir justicia y reparación por los años pasados bajo custodia.


¡Mi hijo perdió además su trabajo en los Emiratos y todo su dinero! ¡Y perderá su carrera! ¡Y su salud! Y todo ello sin ninguna acusación […]

Carta enviada a Amnistía Internacional por Galal Zaki al Gammal, padre del detenido Ahmed Zaki al Gammal, recibida el 22 de enero de 2008.