Document - Bahrain: Further information: Bahraini activist sentenced to three years: Nabeel Rajab

URGENT ACTION



Más información sobre AU: 128/12 Índice: MDE 11/051/2012 Bahréin Fecha: 21 de agosto de 2012


ACCIÓN URGENTE

Condenado a tres años ACTIVISTA bahreiní

Nabeel Rajab, destacado activista bahreiní de los derechos humanos, fue condenado a tres años de prisión el 16 de agosto de 2012 por participar en manifestaciones contra el gobierno. Amnistía Internacional lo considera preso de conciencia.

El 16 de agosto, el Tribunal Penal de Primera Instancia de la capital bahreiní, Manama, dictó sentencia contra Nabeel Rajab y lo condenó a tres años de prisión. Lo declaró culpable de “concentración ilegal” y “alteración del orden público” por convocar y participar en manifestaciones en Manama sin notificarlo previamente el 12 de enero, el 6 de febrero y el 31 de marzo. La última de estas manifestaciones se convocó en solidaridad con el activista bahreiní detenido Abdulhadi Al-Khawaja, uno de 14 destacados activistas de la oposición a los que un tribunal militar había impuesto severas penas de prisión en junio de 2011. Nabeel Rajab, su familia y un policía que lo custodiaba fueron las únicas personas presentes en la sala cuando el juez dictó la sentencia. Como sus abogados no estaban presentes al dictarse la sentencia y el tribunal cerró posteriormente por la celebración de Eid al-Fitr al final del mes islámico de Ramadán, dentro de poco se presentará un recurso de apelación. La última sentencia condenatoria de Nabeel Rajab se ha dictado cuando estaba cumpliendo ya una condena de tres meses de cárcel impuesta en otra causa abierta contra él por un tuit que había escrito. Está recluido en la prisión de Al Yaw.

La vista del recurso de Nabeel Rajab contra la condena de tres meses de prisión que le impusieron en una causa por difamación abierta contra él por “vilipendiar públicamente a la población de Al Muharraq y cuestionar su patriotismo con expresiones vergonzosas publicadas en redes sociales” está prevista para el 23 de agosto de 2012. La primera vista de la causa por “insultar a una institución nacional” en sus tuits tendrá lugar el 17 de noviembre.

Escriban inmediatamente en árabe, en inglés o en su propio idioma:

  • Instando a las autoridades bahreiníes a que dejen en libertad a Nabeel Rajab de inmediato y sin condiciones, pues se halla detenido únicamente por el ejercicio pacífico de su derecho a la libertad de expresión y reunión y es, por tanto, preso de conciencia.

  • Pidiéndoles que anulen sus sentencias condenatorias y condenas y retiren los restantes cargos que puedan pesar aún contra él.

  • Instándolas que respeten y protejan el derecho a la libertad de expresión y reunión, y garanticen que todas las organizaciones de derechos humanos y todos los defensores de los derechos humanos pueden realizar su trabajo sin obstáculos, intimidaciones ni hostigamiento.


ENVÍEN LLAMAMIENTOS, ANTES DEL 2 DE OCTUBRE DE 2012, A:

Rey

King

Shaikh Hamad bin ‘Issa Al Khalifa

Office of His Majesty the King

P.O. Box 555

Rifa’a Palace, al-Manama,

Bahréin

Fax: +973 1766 4587

Tratamiento: Your Majesty / Majestad


Ministro del Interior

Minister of Interior

Shaikh Rashid bin ‘Abdullah Al Khalifa

Ministry of Interior

P.O. Box 13, al-Manama, Bahrain

Fax: +973 1723 2661

Twitter: @moi_Bahréin

Tratamiento: Your Excellency / Excelencia



Copia a:

Ministro de Justicia y Asuntos Islámicos

Minister of Justice and Islamic Affairs

Shaikh Khalid bin Ali bin Abdullah Al Khalifa
Ministry of Justice and Islamic Affairs
P. O. Box 450, al-Manama, Bahréin
Fax:
+973 1753 6343
Tratamiento: Your Excellency / Excelencia

Envíen también copia a la representación diplomática acreditada en su país. Inserten a continuación las correspondientes direcciones:

Nombre Dirección 1 Dirección 2 Dirección 3 Fax Número de fax Correo-e. Dirección de correo electrónico Tratamiento Tratamiento

Consulten con la oficina de su Sección si van a enviar los llamamientos después de la fecha anteriormente indicada. Esta es la sexta actualización de AU 128/12. Más información: http://www.amnesty.org/es/library/info/MDE11/044/2012

ACCIÓN URGENTE

Condenado a tres años ACTIVISTA bahreiní

iNFORMACIÓN complementaria

Nabeel Rajab, presidente del Centro de Derechos Humanos de Bahréin y director del Centro de Derechos Humanos del Golfo. organizó una manifestación en Manama para pedir la libertad de presos políticos el 6 de febrero de 2012. En el curso de ella fue agredido por agentes de la policía antidisturbios, que le propinaron puñetazos en la cara, la cabeza y la espalda. Explicó: “Caí al suelo, pero siguieron golpeándome, e incluso me pisotearon y me dieron patadas”.


Nabeel Rajab había recibido el 26 de abril de 2012 una citación de la Fiscalía para interrogarlo en relación con una denuncia presentada contra él por el Ministerio del Interior. No acudió porque estaba a punto de viajar al extranjero. Lo detuvieron el 5 de mayo en el aeropuerto de Manama, a su regreso a Bahréin. Fue acusado formalmente de “insultar a una institución nacional” (el Ministerio del Interior) en sus tuits. Dijo al fiscal que todos los tuits publicados en su cuenta eran suyos, pero se negó a contestar a otras preguntas. El 16 de mayo compareció ante un tribunal de primera instancia de Manama, donde al parecer dijo que el objeto de la acusación formulada contra él era tomar represalias en su contra y que la decisión de detenerlo y juzgarlo era política. “No he hecho más que ejercer mi derecho a la libertad de expresión. No he cometido ningún delito. La decisión de detenerme y juzgarme ha sido una decisión política”. Quedó en libertad bajo fianza el 27 de mayo.


El 6 de junio fue detenido de nuevo en relación con la investigación de una denuncia presentada contra él por varias personas de la zona de Al Muharraq, en el norte de Bahréin, a causa de otro tuit, y el 14 de junio fue acusado formalmente de difamación. Estuvo recluido en la prisión de Al Hoora, de donde salió en libertad bajo fianza el 27 de junio.


Lo detuvieron otra vez el 9 de julio en su casa, tras haberlo declarado el Tribunal Penal de Primera Instancia culpable de difamación ese mismo día por un tuit sobre la visita del primer ministro de Bahréin a Al Muharraq y condenarlo a tres meses de prisión.


Las autoridades bahreiníes han expresado públicamente su intención de introducir reformas y aprender las lecciones de lo sucedido en febrero y marzo de 2011, cuando reprimieron las manifestaciones contra el gobierno. En noviembre de 2011, la Comisión Independiente de Investigación de Bahréin, establecida por el rey Hamad bin Issa Al Jalifa, presentó un informe sobre su investigación de las violaciones de derechos humanos cometidas en relación con las manifestaciones contra el gobierno. Determinó en él que las autoridades habían cometido graves violaciones de derechos humanos con impunidad, entre ellas uso excesivo de la fuerza contra manifestantes, torturas y otros malos tratos infligidos a manifestantes de manera generalizada, juicios injustos y homicidios ilegítimos. En el informe instó también al gobierno a establecer de inmediato un organismo independiente, formado por representantes de la sociedad civil, la oposición y el gobierno; supervisar la aplicación de las recomendaciones de la Comisión; emprender reformas legislativas para garantizar que la legislación se ajusta a las normas internacionales de derechos humanos; hacer rendir cuentas a los responsables de abusos; dejar en libertad a todos los presos de conciencia, y realizar investigaciones sobre las denuncias de tortura.


Sin embargo, la respuesta del gobierno sólo se ha ocupado muy superficialmente de esas cuestiones. Las reformas han sido muy irregulares, quizá porque sólo tenían por objeto apaciguar a los socios internacionales de Bahréin, y no han comportado verdadera rendición de cuentas ni justicia a las víctimas. Aunque las autoridades afirman lo contrario, continúan cometiéndose abusos contra quienes se oponen al gobierno de la familia Al Jalifa. El gobierno se niega a dejar en libertad a decenas de personas encarceladas por haber pedido reformas políticas significativas, y tampoco atiende el arraigado sentimiento de discriminación y marginación política de la mayoría chií, que ha exacerbado las divisiones sectarias en el país.


Esta última sentencia condenatoria dictada contra Nabeel Rajab contradice totalmente la fachada de reformas que exhiben las autoridades bahreiníes.


Nombre: Nabeel Rajab

Sexo: hombre


Más información sobre AU: 128/12 Índice: MDE 11/051/2012 Fecha de emisión: 21 de agosto de 2012