Document - Bahrain: Female activist detained: Seddiqa al-Basri

URGENT ACTION

AU: 221/13 Índice: MDE 11/033/2013 Bahréin Fecha 16 de agosto de 2013

ACCIÓN URGENTE ACTIVISTA DETENIDA Seddiqa al-Basri, de 27 años y madre de dos hijos, está detenida desde el 14 de agosto. Junto con ella fueron detenidas otras tres mujeres y una niña, pero todas quedaron en libertad poco después. Seddiqa al-Basri podría ser presa de conciencia y está expuesta a sufrir tortura y otros malos tratos. El 14 de agosto, alrededor de las tres de la tarde, Seddiqa al-Basri fue detenida, junto con otras tres mujeres y una niña de 14 años, cuando intentaban sumarse a una manifestación contra el gobierno en el cruce de Sayf de la capital bahreiní, Manama. Todas viajaban en un automóvil conducido por ella cuando la policía les dio el alto. Las sacaron a la fuerza del automóvil y las llevaron en un vehículo policial a la comisaría de policía de Al Hurra, en Manama. La policía las interrogó durante varias horas. El 15 de agosto, alrededor de la una de la madrugada, las otras tres mujeres –Tayyiba Derwish ‘Issa, Sharifa Sayyid Sa’eed Mahdi y otra cuyo nombre no se ha revelado– y la niña de 14 años –‘Adhra’ Mohammad– quedaron en libertad. Más o menos a la misma hora, Seddiqa al-Basri fue trasladada a un centro de detención de mujeres de Ciudad Isa, al suroeste de Manama. El 15 de agosto llevaron a Seddiqa al-Basri a la Fiscalía, donde la interrogaron en presencia de su abogado. El abogado había solicitado permiso para acudir a la comisaría de policía cuando Seddiqa al-Basri y sus cuatro compañeras fueron interrogadas, pero la Fiscalía se lo había denegado. Seddiqa al-Basri fue acusada formalmente en la Fiscalía de “intentar atropellar a dos mujeres policía”, lo que ella niega. Ya ha estado encarcelada este año durante seis meses, del 28 de enero al 17 de julio, tras haber sido declarada culpable de “dañar los sentimientos de un policía” y de “concentración pública”. Según la información disponible, en su interrogatorio inicial por este incidente anterior fue torturada. Escriban inmediatamente, en árabe, en inglés o en su propio idioma:

- Instando a las autoridades bahreiníes a que dejen en libertad a Seddiqa al-Basri de inmediato y sin condiciones si se halla recluida únicamente por ejercer su derecho a la libertad de asociación y reunión.

- Instándolas a que la protejan contra la tortura y otros malos tratos.

ENVÍEN LOS LLAMAMIENTOS ANTES DEL 27 DE SEPTIEMBRE DE 2013 A: Rey King Shaikh Hamad bin ‘Issa Al Khalifa Office of His Majesty the King P.O. Box 555 Rifa’a Palace, al-Manama, Bahréin Fax: +973 1766 4587 Tratamiento: Your Majesty / Majestad

Ministro del Interior Minister of Interior Shaikh Rashid bin ‘Abdullah Al Khalifa Ministry of Interior P.O. Box 13, al-Manama, Bahréin Fax: +973 1723 2661 Twitter: @moi_Bahrain Tratamiento: Your Excellency / Excelencia

Copia a: Ministro de Justicia y Asuntos Islámicos Minister of Justice and Islamic Affairs Shaikh Khalid bin Ali Al Khalifa Ministry of Justice and Islamic Affairs P. O. Box 450, al-Manama, Bahréin Fax: +973 1753 1284 Correo-e: minister@justice.gov.bh Twitter: @Khaled_Bin_Ali Tratamiento: Your Excellency / Excelencia

Envíen también copia a la representación diplomática acreditada en su país. Inserten a continuación las correspondientes direcciones: Nombre Dirección 1 Dirección 2 Dirección 3 Fax Número de fax Correo-e. Dirección de correo electrónico Tratamiento Tratamiento

Consulten con la oficina de su Sección si van a enviar los llamamientos después de la fecha anteriormente indicada.

ACCIÓN URGENTE ACTIVISTA DETENIDA

INFORMACIÓN ADICIONAL El 14 de agosto se organizaron manifestaciones contra el gobierno en muchos pueblos chiíes de Bahréin. Los manifestantes tenían pensado marchar hasta Manama, pero las fuerzas de seguridad se lo impidieron utilizando para ello gas lacrimógeno y, en algunos casos, cercando los pueblos con alambre de espino. Se detuvo al menos a 18 personas. El movimiento Tamarrod (Rebelión), formado por grupos de jóvenes, eligió el 14 de agosto para organizar manifestaciones contra el gobierno en las que denunciar la represión gubernamental y pedir auténticas reformas políticas. Las asociaciones de la oposición general también tenían pensado celebrar una gran concentración en contra del gobierno, pero la cancelaron, intimidadas por la fuerte presencia de fuerzas de seguridad en Manama.

Más de dos años después del levantamiento de Bahréin y tras la fanfarria de reforma subsiguiente, sigue habiendo presos de conciencia, muchos de ellos detenidos durante las manifestaciones, y continúa reprimiéndose el derecho a la libertad de expresión, asociación y reunión. En los últimos meses se ha encarcelado a más personas simplemente por atreverse a expresar sus opiniones a través de Twitter o en marchas pacíficas. Los tribunales bahreiníes parecen más preocupados por acatar lo que diga el gobierno que por ofrecer un recurso efectivo a los ciudadanos y hacer valer el Estado de derecho.

En respuesta al reciente aumento de la violencia y adelantándose a grandes manifestaciones convocadas por la oposición, el 28 de julio el Parlamento bahreiní celebró una sesión extraordinaria en la que presentó al rey de Bahréin, Shaij Hamad Bin Issa Al Jalifa, 22 recomendaciones, en virtud de las cuales se endurecían las penas previstas en la legislación antiterrorista de 2006. El monarca acogió con beneplácito las recomendaciones al día siguiente y ordenó a su primer ministro que se ocupara de que el gobierno las aplicara con urgencia. El artículo 38 de la Constitución de Bahréin confiere al rey atribuciones para dictar decretos con carácter de ley cuando el Parlamento esté en receso. En estas circunstancias, el gobierno prepara los proyectos de reforma y el rey los ratifica.

El rey dictó dos decretos de emergencia el 6 de agosto de 2013. Un de ellos reforma la Ley de Concentraciones y Manifestaciones de 1973 para prohibir las manifestaciones, sentadas, marchas y concentraciones públicas en la capital, Manama. También se ha reformado la legislación de 1976 sobre menores, que ahora estipula que si una persona menor de 16 años participa en una manifestación, concentración pública o sentada, el Ministerio del Interior hará una advertencia por escrito a sus padres o a ella. Si seis meses después de la advertencia, se descubre a esa persona en otra manifestación, su padre o ella pueden ser condenados a prisión, al pago de una multa o ambas cosas. Amnistía Internacional teme, como ocurrió el 14 de agosto, que estas medidas draconianas se utilicen para reprimir las protestas contra el gobierno.

Nombre: Seddiqa al-Basri Sexo: mujer

AU: 221/13 Índice: MDE 11/033/2013 Fecha de emisión: 16 de agosto de 2013