Document - Lituanie. L'enquête sur les allégations concernant les prisons secrètes de la CIA doit être efficace et impartiale

AMNISTÍA INTERNACIONAL

DECLARACIÓN PÚBLICA


Índice AI: EUR 53/007/2009

28 de agosto de 2009


Lituania: La investigación de las denuncias de detención secreta de la CIA debe ser eficaz e imparcial


Amnistía Internacional acoge con satisfacción el anuncio hecho el 25 de agosto por la presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaite, según el cual su gobierno investigará las denuncias de que Lituania albergó un centro secreto de detención donde agentes de la CIA interrogaban a personas detenidas en el contexto de la "guerra contra el terror" en los años siguientes a los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos. La organización insta a las autoridades lituanas a que se aseguren de que la investigación es completa, eficaz e imparcial.


En una noticia difundida el 20 de agosto, el informativo de televisión estadounidense ABC News afirmó que, según una fuente de la CIA cuyo nombre no reveló, Lituania proporcionó un centro de detención en las afueras de la capital, Vilna, donde hasta finales de 2005 se recluyó a presos de “alto valor” para ser interrogados en secreto por la CIA. Según estas fuentes, hasta ocho personas detenidas en el contexto de la "guerra contra el terror" estuvieron en este centro de detención durante el tiempo en que funcionó. Estas revelaciones han hecho que la presidenta Grybauskaite pidiera la creación de una comisión parlamentaria para estudiar las denuncias.


Lituania es el último caso en que se acusa a un país europeo de haber colaborado con el gobierno de Estados Unidos para encarcelar e interrogar en secreto a personas detenidas en el contexto de la "guerra contra el terror", sometiéndolas a desaparición forzada y, en muchos casos, a técnicas de interrogatorio que equivalían a tortura y otros malos tratos, violando con ello las leyes estadounidenses, europeas e internacionales. Polonia y Rumania también han sido mencionadas por los comités de investigación del Parlamento Europeo y el Consejo de Europa, así como por organizaciones no gubernamentales y los medios de comunicación, como países que albergaron cárceles secretas de la CIA. Las investigaciones efectuadas por estos países han estado plagadas de problemas, como la negación por parte de organismos gubernamentales clave a cooperar plenamente en el proceso de investigación.


Amnistía Internacional insta a las autoridades lituanas a que no caigan en los errores de otros gobiernos europeos y lleven a cabo una investigación completa, eficaz, independiente e imparcial sobre el presunto papel de las autoridades lituanas y el uso del territorio de este Estado en relación con la detención secreta y la desaparición forzada, así como de la posible implicación de agentes estatales lituanos en otros abusos contra los derechos humanos graves, como la tortura. La investigación debe realizarse con la máxima transparencia posible, y su ámbito, su metodología y sus resultados deben hacerse públicos. También deben ser públicas las sesiones de investigación, y cualquier petición de no revelar pruebas debe ser evaluada por una autoridad independiente del ejecutivo lituano.


La falta de transparencia de las investigaciones en otros países ha bloqueado la plena rendición de cuentas por la participación de Europa en estas prácticas abusivas. El fiscal nacional de Polonia inició en septiembre de 2008 una investigación sobre el papel de Polonia a la hora de facilitar a la CIA un lugar secreto de detención en la base militar de Stare Kiejkuty, cerca del aeropuerto de Szymany, en el nordeste de Polonia, pero el gobierno de este país no cooperó plenamente con la investigación, afirmando que había “secretos de Estado” que impedían que desvelara pruebas clave por suponer una amenaza para la seguridad nacional. Una comisión de investigación establecida por el gobierno de Rumania en 2006 concluyó que en suelo rumano no funcionó ninguna prisión secreta, a pesar de que Amnistía Internacional y otros criticaron mucho la deficiente calidad de la investigación, la falta de transparencia respecto a su ámbito y métodos y la falta de cooperación de las autoridades rumanas en el proceso.


El Consejo de Europa y el Parlamento Europeo han publicado informes detallados sobre la participación de los Estados Europeos en los programas de entregas y detención secreta de la CIA, y han pedido a sus Estados miembros que investiguen exhaustivamente las denuncias de complicidad en estos graves abusos contra los derechos humanos. En una declaración publicada el 21 de agosto de 2009, el senador suizo Dick Marty, relator especial sobre detenciones secretas del Comité de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, afirmó que sus propias fuentes confidenciales parecían confirmar los informes sobre un centro de detención secreto en Lituania. El senador Marty pidió a los gobiernos europeos que “sean claros” a la hora de rendir cuentas sobre su implicación en este “vergonzoso episodio” y que eviten el uso injustificado de la doctrina de los “secretos de Estado” para impedir que salga a la luz toda la información pertinente.


El anuncio hecho el 24 de agosto de 2009 por el fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, de que el Departamento de Justicia estadounidense iniciaría un examen preliminar sobre algunos interrogatorios de detenidos en el programa de detención secreta contribuye a crear el marco de una mayor rendición de cuentas a ambos lados del Atlántico. Una investigación independiente e imparcial por parte del gobierno lituano sobre las denuncias de un centro secreto de detención en su territorio podría ser un ejemplo para el resto de Europa y conllevar a tal rendición de cuentas.


Si desean más información sobre el trabajo de Amnistía Internacional sobre entregas y detenciones secretas en la lucha global contra el terror, consulten:


Negar la evidencia: La participación de Europa en las entregas extraordinarias y detenciones secretas(Índice AI: EUR 01/003/2008)


Reino Unido/Estados Unidos: Las revelaciones sobre los vuelos para entregas extraordinarias en Diego García ponen de manifiestola necesidad de una investigación completa, comunicado de prensa, 28 de febrero de 2008


Comité de Ministros del Consejo de Europa. Siguen sin tomarse medidas sobre las entregas extraordinarias y la detención secreta: Si no es ahora, ¿cuándo?(Índice AI: IOR 61/002/2008)


Entregas extraordinarias en la Unión Europea: Hechos, no ficción(Índice AI: EUR 01/002/2007)


Documento público

****************************************

Si desean más información, pónganse en contacto con la oficina de prensa de Amnistía Internacional en Londres llamando al número+ 44 20 7413 5566, o por correo electrónico en press@amnesty.org. Para los comunicados de prensa traducidos al español consulten http://www.amnesty.org/es/for-media.Para la documentación general traducida al español, consulten http://www.amnesty.org/es/library