Document - Lettonie. La décision de la Lettonie d'accueillir un ancien détenu de Guantánamo est encourageante

AMNISTÍA INTERNACIONAL
DECLARACIÓN PÚBLICA

Índice AI: EUR 52/001/2010
23 de julio de 2010


Letonia: La aceptación de un ex detenido de Guantánamo es un paso positivo
 


Amnistía Internacional expresa su satisfacción por el paso que ha dado el gobierno letón hacia el cierre del centro de detención de Guantánamo, en Cuba, con la aceptación de un ex detenido.

Amnistía Internacional elogia la iniciativa de las autoridades letonas de aceptar a un ex detenido que no podía regresar a su país de origen por temor a ser sometido a torturas o a otras violaciones graves de derechos humanos, y subraya la necesidad de que las autoridades y los medios de comunicación letones respeten la intimidad y la seguridad del ex detenido tras su experiencia de detención prolongada en Guantánamo.

Amnistía Internacional celebra la medida concreta adoptada por las autoridades letonas, en la línea de los objetivos declarados en la declaración conjunta de la Unión Europea y Estados Unidos sobre el cierre de Guantánamo de 15 de junio de 2009. Letonia se une así a Albania, Bélgica, las Bermudas, Bulgaria, Cabo Verde, Eslovaquia, España, Francia, Georgia, Hungría, Irlanda, Palao, Portugal y Suiza al aceptar y ofrecer un lugar seguro a detenidos de Guantánamo que no pueden volver a sus países.

Amnistía Internacional pide a las autoridades letonas que garanticen el acceso del ex detenido a los servicios apropiados de integración y rehabilitación, incluidos tratamiento médico y psicológico, aprendizaje del idioma y otras formas de apoyo social. Amnistía Internacional se ha puesto en comunicación con anterioridad con las autoridades letonas sobre este asunto.

Amnistía Internacional reitera que cualquier detenido de Guantánamo que no sea acusado formalmente y no pueda ser devuelto legalmente a su país de origen o de residencia habitual, porque, por ejemplo, correría el riesgo de sufrir torturas u otras violaciones graves de derechos humanos, debe tener la oportunidad de ser puesto en libertad en territorio continental estadounidense.

Aunque Amnistía Internacional considera que Estados Unidos tiene la responsabilidad principal de poner fin a las detenciones en Guantánamo, la organización pide también a otros gobiernos que ofrezcan protección humanitaria a estas personas para contribuir a poner fin a su terrible situación y facilitar el cierre del centro de detención de Guantánamo.