Document - Afghanistan. Il faut ajourner le vote du Parlement sur la nomination du responsable de la Direction nationale de la sécurité

AMNESTY INTERNATIONAL

AMNISTÍA INTERNACIONAL

DECLARACIÓN PÚBLICA���Índice AI: ASA 11/015/2012 �4 de septiembre de 2012 �

�Afganistán: Debe aplazarse el nombramiento del director de Seguridad Nacional

���El Parlamento de Afganistán tiene que votar la propuesta del presidente Karzai de nombrar a Assadullah Khalid como nuevo director de los servicios de inteligencia de Afganistán, la Dirección de Seguridad Nacional. Amnistía Internacional insta a los parlamentarios a aplazar la votación sobre este nombramiento hasta que se investiguen plenamente todos los actos de tortura y otras violaciones graves de derechos humanos presuntamente cometidas por Assadulah Khalid. ��El 2 de septiembre (12 de Sunbulla de 1391, según el calendario afgano), el presidente Karzai propuso a Assadullah Khalid para el cargo de director de la Dirección de Seguridad Nacional. El Parlamento afgano debe aprobar o rechazar a los candidatos propuestos por el presidente para desempeñar altos cargos, incluidos los ministros, el director de la Dirección de Seguridad Nacional y los jueces del Tribunal Supremo. ��Han trascendido numerosos informes sobre la presunta implicación de Assadullah Khalid, tanto directamente como en un papel supervisor, en la comisión de delitos de derecho internacional, como tortura y homicidios ilegítimos, especialmente durante el ejercicio de su cargo de gobernador de la provincia de Ghazni entre 2001 y 2005 y de gobernador de la provincia de Kandahar entre 2005 y 2008. Véase, por ejemplo, Parlamento de Canadá, 40 Periodo de Sesiones, segunda sesión, Comité Especial sobre la Misión de Canadá en Afganistán, Testimonios, 18 de noviembre de 2009, http://www.parl.gc.ca/HousePublications/Publication.aspx?DocId=4236267&Language=E&Mode=1&Parl=40&Ses=2 (acceso el 3 de septiembre de 2012). ��En 2007, Amnistía Internacional informó sobre casos de tortura, incluso en el centro de detención de la Dirección de Seguridad Nacional en Kandahar, mientras Assadulah Khalid ocupaba el cargo de gobernador de Kandahar y supervisaba todos los departamentos provinciales, incluida la Dirección de Seguridad Nacional: Amnistía Internacional, Afganistán. Transferencia de personas detenidas que corren peligro de sufrir torturas: ¿complicidad de la ISAF?, Índice AI: ASA 11/011/2007, noviembre de 2007, http://amnesty.org/es/library/info/ASA11/011/2007/es ��Se han formulado también denuncias creíbles según las cuales Assadullah Khalid estuvo implicado en el ataque con bombas contra un vehículo de la ONU en Kandahar en el que murieron cinco trabajadores de la ONU en abril de 2007. CBC News, Afghan governor’s rights abuses known in ‘07, abril de 2010, http://www.cbc.ca/news/politics/story/2010/04/12/afghan-governor-human-rights-abuses.html (acceso el 3 de septiembre de 2012). Como gobernador de Kandahar, Khalid supervisó la Brigada 888, formada por decenas de hombres armados que presuntamente practicaron detenciones arbitrarias y torturaron a personas que, a su juicio, tenían alguna relación con los talibanes y otros grupos insurgentes en Kandahar. Son abundantes los informes de que los detenidos fueron torturados en las instalaciones del gobernador de Kandahar: The Globe and Mail, “House of pain: Canada’s connection with Kandahar’s ruthless palace guard”, 10 de abril de 2010, http://www.theglobeandmail.com/news/politics/house-of-pain-canadas-connection-with-kandahars-ruthless-palace-guard/article1372156/ (acceso el 3 de septiembre de 2012). ���El gobierno de Afganistán, como Estado parte en la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, tiene la obligación de investigar todas las denuncias de tortura cometidas por funcionarios o instituciones del gobierno afgano y asegurarse de que se protege a las víctimas y se les proporciona justicia, indemnización o reparación, y de destituir de sus cargos y enjuiciar a las personas responsables de tortura. ��Amnistía Internacional insta al presidente Karzai, al Parlamento de Afganistán y a todas las demás autoridades afganas a garantizar que todos los individuos sospechosos de haber cometido graves violaciones del derecho internacional de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario, incluidos crímenes de guerra, rinden cuentas de sus actos. ��Amnistía Internacional hace también un llamamiento al presidente de Afganistán y a todos los miembros del Parlamento afgano para que se aseguren de que los antecedentes en materia de derechos humanos de todos los candidatos propuestos para desempeñar altos cargos gubernamentales, como los de director de la Dirección de Seguridad Nacional, ministro de Defensa y ministro del Interior –todos ellos ahora ante el Parlamento– han sido evaluados exhaustivamente por el Grupo Asesor sobre Nombramientos de Altos Cargos del presidente, tal como está estipulado. Toda denuncia creíble de relación con graves violaciones de derechos humanos debe ser examinada de modo exhaustivo y abierto por el Parlamento antes de proceder a la votación sobre las candidaturas propuestas. ��Amnistía Internacional insta también una vez más a los socios internacionales del gobierno afgano a garantizar que el Estado de derecho, la rendición de cuentas y el acceso a la justicia se cumplen de manera significativa para el pueblo afgano, tal como se prometía en la declaración de la Conferencia de Tokio en julio de 2012. �