Document - USA: Guantánamo: 10 years of human wrongs in 10 numbers

AMNESTY INTERNATIONAL

AMNISTÍA INTERNACIONAL �INFORMACIÓN PARA LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN �EMBARGADO hasta las OO.O1 horas GMT del 1 de noviembre de 2012�Guantánamo: 10 años de injusticias en 10 cifras ��Hace casi 11 años que se trasladó a los primeros detenidos al centro de detención estadounidense de Guantánamo, Cuba. �Ha habido 779 personas recluidas en Guantánamo, la gran mayoría de ellas sin cargos ni juicio penal. ��Al menos 12 de las personas recluidas en Guantánamo eran menores de 18 años cuando las detuvieron. ��Hay aún más de 150 hombres recluidos en Guantánamo. �Se ha trasladado al territorio continental estadounidense para su juicio ante un tribunal federal a 1 detenido de Guantánamo. �Se ha declarado culpables ante una comisión militar a 7 detenidos de Guantánamo, a cinco de ellos –de los que cuatro han sido repatriados– como consecuencia de acuerdos previos al juicio en virtud de los cuales admitieron su culpabilidad. ��El 16 de octubre de 2012, un tribunal de apelaciones estadounidense anuló la declaración de culpabilidad de uno de los dos detenidos en cuyos casos no se alcanzó ningún acuerdo previo al juicio y que fueron, por tanto, juzgados. Consideró que prestar “apoyo material al terrorismo” no era un crimen de guerra en la legislación estadounidense en el momento de la presunta conducta por la que fue juzgado en aplicación de la Ley de Comisiones Militares de 2006. �En la actualidad, 6 detenidos de Guantánamo podrían ser condenados a muerte tras ser juzgados sin garantías ante una comisión militar. �Han muerto bajo custodia en Guantánamo 9 detenidos, el último en septiembre de 2012. Según las autoridades, seis de las ocho muertes anteriores fueron suicidios, y las otras dos se produjeron por causas naturales. � �Alrededor de 600 detenidos de Guantánamo han sido trasladados a otros países desde 2002. �En 2010 había 48 detenidos que no serían puestos en libertad ni juzgados jamás, sino sometidos a reclusión indefinida, según el gobierno de Obama.