Document - Sudan: Time is running out: Protect the People of Darfur


SUDÁN:

El tiempo se acaba: Hay que proteger a la población de Darfur

Las tropas presentes sobre el terreno son insuficientes, no están lo bastante equipadas y por eso no están operando de forma eficaz. Tenemos que intentar proteger a la población civil pero no disponemos de personal suficiente para ello [...]

General de brigada Ephraim Rurangwa, comandante adjunto de las fuerzas de la Misión de la Unión Africana en Sudán (AMIS), abril de 2007.


Más de 200.000 personas han muerto durante los cuatro años de conflicto en Darfur, Sudán, y más de 2,5 millones han sido desplazadas de sus hogares. Esta atroz situación incluso ha empeorado en 2007. Las milicias yanyawid, respaldadas por el gobierno de Sudán, y las fuerzas armadas del país siguen utilizando los asesinatos, las violaciones, los saqueos y los desplazamientos forzados masivos como armas de guerra. Los grupos armados de oposición también son responsables de graves violaciones de las normas de derechos humanos y del derecho internacional humanitario.


El conflicto de Darfur se ha extendido más allá de las fronteras de Sudán. La población civil del este de Chad también está sufriendo los ataques de las milicias yanyawid y sus aliados locales en Chad, que matan y saquean con total impunidad. Más de 140.000 civiles chadianos internamente desplazados están refugiándose en asentamientos en el este de Chad, junto con 230.000 refugiados procedentes de Sudán.


El 29 de abril, Amnistía Internacional y otras organizaciones asociadas van a coordinar un acto mundial para llamar la atención sobre la terrible situación de la población de Darfur.



[Foto]

Día por Darfur / actos del Día de los Derechos Humanos en Bélgica, 10 de diciembre de 2006

© Amnistía Internacional



Los grupos armados contrarios al gobierno operan desde el interior de Chad y de Sudán y ambos gobiernos se acusan mutuamente de prestar apoyo a los grupos armados de oposición del contrario. En los últimos meses las relaciones entre Chad y Sudán se han deteriorado aún más. El 9 de abril de 2007 hubo un enfrentamiento entre las fuerzas de Chad y de Sudán en la zona de Khour Baranga, en el oeste de Darfur, que, según los informes, se saldó con víctimas mortales en ambos bandos. Soldados chadianos habían atravesado la frontera y penetrado en Darfur persiguiendo a combatientes de la oposición armada de su país.

El Acuerdo de Paz de Darfur se tambalea y corre el riesgo de venirse abajo. En Jartum se han producido enfrentamientos entre una facción del ex Ejército o Movimiento de Liberación de Sudán (la facción que dirige Minni Minawi, asesor principal del presidente de Sudán) y las fuerzas armadas de Sudán.

Se han logrado algunos avances positivos para que se haga justicia a la población de Darfur. El 27 de febrero, el fiscal de la Corte Penal Internacional presentó pruebas de los crímenes de guerra cometidos en Darfur y se mencionaron los nombres del ministro de Estado para Asuntos Humanitarios, Ahmed Haroun, y del dirigente yanyawid Ali Kosheib. Sin embargo, Sudán se niega a cooperar con la Corte, por lo que son la Unión Africana y el resto de la comunidad internacional quienes tienen la responsabilidad de hacer cumplir cualquier orden de detención que se dicte.


Violaciones de derechos humanos perpetradas contra civiles

La población civil de Darfur y del este de Chad sigue siendo vulnerable a los ataques. La inseguridad ya reina también en ciudades más grandes de Darfur, en particular Al Yeneina y Al Fashir.

· Quince civiles murieron entre el 1 y el 3 de diciembre de 2006 en ataques ocurridos en Kalajoh, en Darfur Meridional: cinco mujeres mayores, cinco mujeres jóvenes y tres menores que quedaron atrapados en una casa en llamas, y dos hombres. También se quemaron reservas de alimentos y de ayuda humanitaria.

· Al menos 37 personas murieron y 10 resultaron heridas el 9 de diciembre de 2006 durante un ataque de los yanyawid a un camión que transportaba pasajeros y material médico desde Al Yeneina hasta el pueblo de Sirba. Un grupo de milicianos yanyawid a caballo tendió una emboscada al camión, mató de un disparo al conductor y lanzó una granada al interior del vehículo.

· La violencia sexual no ceja. El 6 de abril de 2007, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos publicó un informe en el que se daba cuenta de la violencia sexual generalizada durante los ataques de las fuerzas gubernamentales y las milicias yanyawid en Darfur Meridional. Entre mediados y finales de diciembre de 2006, se denunciaron 15 casos de agresiones sexuales, entre ellas violaciones, cometidas durante ataques a los pueblos que se encuentran a lo largo de la carretera que une Kutur con Deribat, en Darfur Meridional.

· Según los informes, el 22 de marzo de 2007, aviones Antonov sudaneses bombardearon zonas al norte y al sur de la ciudad de Bahai, en Chad. Los ataques aéreos también alcanzaron la zona que rodea el lago Cariari, que se encuentra a algunos kilómetros del campo de refugiados Oure Cassoni. Este campo alberga a unos 27.000 refugiados sudaneses. Varias personas resultaron heridas durante el ataque.

A K. la violaron cuando estaba embarazada de siete meses, durante un ataque a su pueblo. La violaron tres hombres. Dio a luz a su bebé, que ahora tiene un año, pero nunca ha estado sano y no llora. Tanto la madre como el bebé viven con el dolor físico y psíquico que produce la humillación.

Miembro del personal de ayuda humanitaria en Darfur Meridional, 2006

Falta de seguridad para los organismos de ayuda humanitaria

Se siguen produciendo ataques contra el personal y los convoyes de ayuda humanitaria, en especial en ciudades clave como Al Fashir. Entre junio de 2006 y enero de 2007 murieron 12 trabajadores humanitarios, más que en los dos años anteriores juntos.

· El 18 de diciembre de 2006, un grupo de más de 20 hombres armados asaltaron varias instalaciones de los organismos de ayuda humanitaria, entre ellas las de Action contre la Faim y las de Oxfam en Yereida, Darfur Meridional. Durante los ataques, parte del personal sufrió violaciones, palizas y simulacros de ejecuciones. El campo de Yereida acoge a más de 130.000 personas internamente desplazadas y es el más grande de la región.

· El 16 de abril de 2007, un grupo de desconocidos armados secuestraron dos vehículos de la ONU en una emboscada en la carretera próxima a Zam Zam, al sur de Al Fashir. Se llevaron los vehículos y dejaron al personal en un pueblo cercano.

El personal ha sufrido insultos y malos tratos, se han asaltado oficinas y centros de residencia y han robado objetos personales. Secuestran por sistema sus vehículos a punta de pistola, con frecuencia a plena luz del día, a veces incluso en la propia capital.


El coordinador de ayuda humanitaria de la ONU, John Holmes, señaló al Consejo de Seguridad que la violencia contra el personal de ayuda humanitaria está poniendo en peligro la mayor operación humanitaria del mundo, 4 de abril de 2007.

[Mapa de acceso de la ayuda humanitaria a Darfur, 2007]


URGE UNA PROTECCIÓN EFECTIVA

El gobierno de Sudán

El gobierno de Sudán ha cometido sistemáticamente graves violaciones de las normas de derechos humanos y del derecho internacional humanitario. Ha incumplido su obligación de proteger a la población civil y sigue prestando apoyo a las milicias yanyawid, responsables junto con las fuerzas armadas de Sudán de las graves violaciones de los derechos humanos que se están cometiendo en Darfur y en el este de Chad.

Además, el gobierno ha incumplido la mayor parte de las decisiones y resoluciones de la Unión Africana (UA) y de las Naciones Unidas (ONU), en particular la resolución 1706 (2006) del Consejo de Seguridad de la ONU, se ha negado a cooperar con la Corte Penal Internacional y aún no ha desarmado a las milicias yanyawid.

La Unión Africana

Aunque la presencia de soldados de la Misión de la Unión Africana en Sudán (AMIS) en Darfur desde 2004 ha brindado cierta protección a la población civil de esta zona, no ha logrado poner fin a los homicidios en masa, las violaciones y el desplazamiento forzado de civiles en la región. El limitado apoyo logístico y económico sigue obstaculizando la labor de la AMIS.

Recientemente la AMIS ha registrado un brusco incremento de los ataques contra su personal, una tendencia peligrosa que está menoscabando su capacidad de proteger a la población civil de forma eficaz. El peor ataque hasta la fecha tuvo lugar el 1 de abril de 2007, cuando cinco de sus soldados que vigilaban un punto de suministro de agua en Um Baru fueron asesinados por asaltantes armados desconocidos.

El 30 de noviembre de 2006, el Consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana acordó ampliar el mandato de la AMIS hasta junio de 2007 y aprobó un plan en tres fases que incluiría la constitución de una operación conjunta de las Naciones Unidas y la Unión Africana. Si bien los informes indican que Sudán ha aceptado esta fuerza conjunta, no se ha acordado ningún plazo para su despliegue.

Las Naciones Unidas

El 30 de marzo de 2007, tras un informe de la Misión de alto nivel sobre la situación de los derechos humanos en Darfur, el Consejo de Derechos Humanos adoptó una resolución en la que manifestaba su honda preocupación por las continuas violaciones de las normas de derechos humanos y del derecho internacional humanitario en Darfur. El Consejo de Derechos Humanos decidió evaluar si el gobierno de Sudán estaba dispuesto a mejorar la situación de los derechos humanos en Darfur, creando para ello un grupo de expertos independientes (relatores de la ONU) que hiciesen un seguimiento de las múltiples resoluciones y recomendaciones sobre Darfur que han formulado los órganos de derechos humanos de la ONU.

El 16 de abril de 2007, Sudán dijo que estaba de acuerdo con la segunda fase del plan de apoyo en tres fases, un conjunto de medidas destinadas a afianzar el mantenimiento de la paz en Darfur. La primera fase (plan de apoyo ligero) está prácticamente terminada. La segunda (plan de apoyo pesado), ahora en curso, reforzará los efectivos actuales de la AMIS. Para lograr una mejora sustancial de la situación de la población civil en materia de seguridad, a la segunda fase tiene que suceder rápidamente la tercera: el despliegue de una fuerza conjunta de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas y de la Unión Africana. Por desgracia, el gobierno de Sudán está ahora intentando retrasar la aplicación de la tercera fase del plan.

Cronología de los acontecimientos desde noviembre de 2006

Noviembre de 2006 El Consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana aprueba un plan en tres fases para desplegar una fuerza conjunta de la UA y la ONU

Diciembre de 2006 El Consejo de Derechos Humanos constituye una Misión de alto nivel para Sudán

Enero de 2007 Da comienzo la fase I (plan de apoyo ligero)

Febrero de 2007 El fiscal de la Corte Penal Internacional presenta pruebas de los crímenes de guerra cometidos en Darfur

Marzo de 2007 La Misión de alto nivel entrega su informe al Consejo de Derechos Humanos

Abril de 2007 Sudán acepta la fase II (plan de apoyo pesado)

RECOMENDACIONES

Conforme al derecho internacional, las partes en un conflicto armado tienen la obligación de hacer todo lo posible por proteger a la población civil. Atacar deliberadamente a civiles durante un conflicto armado es una violación del derecho internacional. Constituye un crimen de guerra y, en determinadas circunstancias, puede constituir un crimen contra la humanidad.

El tiempo se acaba para la población de Darfur y es preciso que se tomen medidas urgentes ahora.

Amnistía Internacional insta al gobierno de Sudán a que:

· ponga fin a todas las violaciones del derecho internacional humanitario y del derecho internacional de los derechos humanos;

· adopte todas las medidas que sean eficaces para desarmar a las milicias yanyawid,de acuerdo con sus obligaciones en virtud de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y de los acuerdos anteriores, incluido el Acuerdo de Paz de Darfur;

· coopere plenamente con las fuerzas de mantenimiento de la paz de la Misión de la Unión Africana en Sudán (AMIS), tal y como se acordó el 16 de abril de 2007;

· coopere plenamente en la aplicación del plan de apoyo pesado a la AMIS, tal y como se acordó el 16 de abril de 2007;

· muestre su pleno acuerdo con la operación conjunta de la UA y la ONU y coopere en su despliegue;

· proporcione acceso sin trabas a los organismos de ayuda humanitaria y a las organizaciones de derechos humanos;

· coopere con las investigaciones que la Corte Penal Internacional está llevando a cabo en Darfur, para que las personas sospechosas de participar en crímenes de guerra o en crímenes contra la humanidad puedan ser detenidas y procesadas.

Envíen sus llamamientos a:

Presidente y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Sudán:

Lieutenant-General Omar Hassan Ahmad al-Bashir

President and Commander-in-Chief of Armed Forces

President's Palace

PO Box 281

Jartum

Sudán

Fax: + 249 183 776603 / 777583

Tratamiento: Your Excellency / Señor Presidente

y a la Embajada de Sudán en su país.


Amnistía Internacional insta a las Naciones Unidas a que:

· apliquen sin dilación la fase II del plan de apoyo pesado para que la AMIS sea capaz de proteger a la población civil de forma efectiva y dinámica;

· adopten todas las medidas necesarias para poner en funcionamiento la operación conjunta de la ONU y la UA, en especial garantizando que el gobierno de Sudán se muestra de acuerdo y coopera con la operación, y suministrando el personal militar, policial y civil necesario así como todos los recursos económicos y materiales esenciales.

Envíen sus llamamientos a:

Las embajadas de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU: China; Francia; Rusia; Reino Unido; Estados Unidos.



Amnistía Internacional insta a la Unión Africana a que:

· coopere rápidamente con las Naciones Unidas para reforzar la AMIS a fin de garantizar que se protege de forma eficaz a la población civil de Darfur

· adopte todas las medidas necesarias para poner en funcionamiento, sin dilación, la operación conjunta de la ONU y la UA, tan necesaria para proteger de forma eficaz a la población civil de Darfur.

Envíen sus llamamientos a:

Las embajadas de miembros clave de la Unión Africana:

Argelia; Egipto; Ghana; Nigeria; Ruanda; Senegal; Sudáfrica



Índice AI: AFR 54/016/2007

tap0 Amnistía Internacional, abril de 2007

Amnistía Internacional, Secretariado Internacional

Peter Benenson House, 1 Easton Street, Londres WC1X 0DW, Reino Unido

www.amnesty.org********





Page 5 of 5