Información general

Un grupo de ex niños de la calle.

Un grupo de ex niños de la calle.

© PREDA


El examen periódico universal (EPU) es un nuevo mecanismo del Consejo de Derechos Humanos de la ONU (el Consejo) mediante el que se examina regularmente la situación de los derechos humanos en los 192 Estados miembros de la ONU. El examen se aplica sin distinción a todos los Estados, cubre la totalidad de los derechos humanos y es llevado a cabo por los Estados.

 

OBJETIVOS
Los objetivos generales del EPU son:

  • El mejoramiento de la situación de los derechos humanos sobre el terreno en el país objeto de examen.
  • El cumplimiento de las obligaciones y los compromisos del Estado en materia de derechos humanos y la evaluación de los progresos realizados y de los retos que quedan por superar.
  • El fortalecimiento de la capacidad del Estado para proteger los derechos humanos.
  • El intercambio de las mejores prácticas entre los Estados.
  • La cooperación en la promoción y protección de los derechos humanos.
  • El fomento de la plena cooperación con el Consejo, sus mecanismos y otros órganos de derechos humanos de las Naciones Unidas.

CÓMO FUNCIONA
El examen se efectúa en el Grupo de Trabajo sobre el mecanismo de examen periódico universal (Grupo de Trabajo sobre el EPU), integrado por los 47 Estados miembros del Consejo. La periodicidad del examen es cuatrienal, lo que significa que cada año se examinan 48 países, 16 en cada uno de los tres periodos de sesiones anuales del Grupo de Trabajo.
Cada examen se basa en tres documentos clave:

  • La información preparada por el Estado examinado que, en la mayoría de los casos, adoptará la forma de un informe nacional.
  • Una compilación, preparada por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), de la información incluida en los informes de los mecanismos de derechos humanos de la ONU, entre ellos los órganos de vigilancia de los tratados, los procedimientos especiales y otros órganos pertinentes.
  • Un resumen, también preparado por la OACNUDH, de la información facilitada por otros interlocutores pertinentes, por ejemplo, ONG, instituciones de derechos humanos nacionales, grupos de mujeres, sindicatos y grupos eclesiásticos.

Una parte clave de este examen es el diálogo interactivo de tres horas de duración que se establece en el Grupo de Trabajo sobre el EPU entre el Estado examinado y otros Estados miembros de la ONU. Durante este diálogo, los Estados miembros pueden plantear preguntas y formular recomendaciones al Estado examinado. Tras el diálogo, una terna de relatores (la denominada “troika”, formada por tres miembros del Consejo elegidos para facilitar el examen) y la secretaría del EPU, en consultas con el Estado examinado, elaboran un informe, que incluye las preguntas planteadas durante el diálogo y las recomendaciones formuladas, indicando cuáles de ellas han sido aceptadas por el Estado examinado.

A continuación el Grupo de Trabajo aprueba el informe del examen y lo remite al Consejo para su aceptación. En el siguiente periodo de sesiones, el Consejo adopta el resultado final del examen, incluyendo nuevos puntos de vista del país examinado. Es entonces cuando corresponde al Estado examinado y a otras partes, si procede, actuar para cumplir las recomendaciones.

Para más información, véase el documento de Amnistía Internacional de preguntas y respuestas sobre el EPU, en inglés.

Cómo puedes ayudar

AMNISTÍA INTERNACIONAL EN EL MUNDO