Información por escrito de las ONG

Alex Neve, secretario general de AI Canadá, entrega al embajador De Alba, presidente del Consejo de Derechos Humanos, un volumen encuadernado con las 13.000 firmas de la petición global sobre los procedimientos especiales, Ginebra, 9 de mayo de 2007.

Alex Neve, secretario general de AI Canadá, entrega al embajador De Alba, presidente del Consejo de Derechos Humanos, un volumen encuadernado con las 13.000 firmas de la petición global sobre los procedimientos especiales, Ginebra, 9 de mayo de 2007.

© Amnistía Internacional


El propósito de las presentaciones por escrito es facilitar a los miembros del órgano de vigilancia una idea clara de la situación real de los derechos humanos en el país objeto de examen. Este informe ayudará al órgano de vigilancia a:
  • elaborar la lista de cuestiones en la reunión preparatoria,
  • plantear las preguntas oportunas a la delegación del gobierno (durante el diálogo público), y
  • formular recomendaciones útiles y pertinentes.

Paso 1: Averiguar cuándo presentará un informe su gobierno
Antes de preparar información por escrito para un órgano de vigilancia de un tratado, la ONG debe comprobar si está programado que el órgano estudie un informe del Estado Parte.

El estado de presentación de informes de cada país está disponible en la página de la OACNUDH que contiene información sobre derechos humanos por país.
Es importante ponerse en contacto con la secretaría del órgano de tratado en cuestión para confirmar las fechas de reunión preparatoria y del examen del informe del Estado, y cuándo finaliza el plazo para el envío de material por parte de las ONG.

Paso 2: Familiarizarse con el tratado
En primer lugar, la ONG debe conocer bien el contenido del tratado y asegurarse de que los motivos de preocupación de su organización tienen que ver con él. Hay que verificar también si el Estado Parte introdujo alguna reserva en el momento de la ratificación que pudiera limitar el ámbito de aplicación de las disposiciones del tratado (aunque esto no impide al órgano de vigilancia preguntar acerca de las razones por las que el Estado Parte introdujo la reserva).

Paso 3: Examinar el informe del Estado Parte
Por lo general, el informe del Estado Parte está disponible al menos seis semanas antes de la reunión del órgano de vigilancia o de la reunión preparatoria y se cuelga en la página web del periodo de sesiones del órgano de vigilancia del tratado. Si no estuviera disponible, puede solicitarse una copia a la secretaría del órgano de vigilancia.

Paso 4: Obtener recomendaciones anteriores y otra documentación pertinente
Es útil ver qué recomendaciones han hecho los órganos de vigilancia de los tratados al Estado tras examinar informes anteriores. Además, en ocasiones puede ser conveniente consultar las conclusiones de los mecanismos independientes temáticos y sobre países de la ONU que informan al Consejo de Derechos humanos. Haciendo una simple búsqueda en las páginas de país de la OACNUDH, las ONG pueden acceder a una gran variedad de información de expertos en derechos humanos de la ONU, junto a sus recomendaciones. Vale la pena comprobar las recomendaciones formuladas por todos los órganos de vigilancia de los tratados, ya que entre ellos hay un solapamiento considerable.

El país en cuestión también puede ser miembro de una organización intergubernamental de ámbito regional y, por tanto, haber sido examinado por mecanismos de derechos humanos regionales. Entre ellos pueden encontrarse órganos dependientes de organizaciones intergubernamentales regionales como la Unión Africana, el Consejo de Europa o la Organización de los Estados Americanos. Los órganos de vigilancia de los tratados pueden referirse a las recomendaciones de estos órganos.

Paso 5: Decidir en materia de contenido y formato

Los órganos de vigilancia de los tratados han establecido directrices generales y específicas para cada tratado para la preparación de los informes, con el fin de ayudar a los Estados en su elaboración. Las directrices están disponibles en los correspondientes enlaces a cada órgano de tratado. Estas directrices pueden ser útiles para mostrar el tipo de información que buscan los órganos de tratados y cómo pueden agruparse los artículos para su consideración por el órgano de vigilancia.

Las ONG no tienen que facilitar información sobre la aplicación de cada uno de los artículos del tratado. Sin embargo, es muy recomendable que relacionen sus motivos de preocupación con los artículos pertinentes del tratado.

La presentación de las ONG debe ser breve. Un exceso de información puede abrumar a los miembros del órgano de vigilancia. Si es posible, faciliten un resumen ejecutivo al principio, y concluyan con una lista de asuntos/recomendaciones dirigida al Estado examinado.

Los argumentos deben estar fundamentados y debe adjuntarse copia de la documentación pertinente (artículos de prensa, informes médicos, etc.) Si se hace referencia al contenido del informe del Estado Parte, o a cualquier otro documento con índice de la ONU, se debe incluir la referencia del párrafo.

Paso 6: Remitir la información

Si es la primera vez que la ONG envía información al órgano de vigilancia del tratado, es aconsejable adjuntar una carta introductoria explicando lo que hace la ONG y cuándo fue creada, para dejar constancia de su credibilidad.

Aunque los órganos de tratados trabajan en al menos tres lenguas (inglés, francés y español), algunos de sus miembros sólo hablan una de las tres. No hay servicios de traducción disponibles para los informes de las ONG. Por tanto, es aconsejable traducir la información y documentación pertinente para la presentación, si la ONG tiene capacidad para hacerlo.

Las secretarías de los órganos de vigilancia normalmente piden que los informes de las ONG se envíen acompañados de varias copias. Es conveniente preguntar a la secretaría correspondiente el número de copias que necesita.

Paso 7: Divulgar la información
Puede ser conveniente divulgar a nivel nacional el contenido del informe para atraer la máxima atención sobre los motivos de preocupación de la ONG y sobre el hecho de que el historial de derechos humanos del país va a ser examinado por un órgano internacional compuesto por expertos independientes.

La ONG también puede enviar al gobierno una copia del informe antes de la reunión del órgano de vigilancia. Es preciso tener en cuenta que algunos órganos de tratados envían copia de todos los informes que reciben de las ONG a los gobiernos examinados. Además, algunos órganos de tratados han empezado a colgar en sus sitios web los informes de las ONG junto a otros materiales y documentos oficiales relacionados del periodo de sesiones. Si el informe contiene información que la ONG desea que siga siendo confidencial, se debe comunicar a la secretaría del órgano de vigilancia que corresponda.

Cómo puedes ayudar

AMNISTÍA INTERNACIONAL EN EL MUNDO