Vietnam

Human Rights in República Socialista de Vietnam

Amnistía Internacional  Informe 2013


The 2013 Annual Report on
Vietnam is now live »

Jefe del Estado Nguyen Minh Triet
Jefe del gobierno Nguyen Tan Dung
Pena de muerte retencionista
Población 88,5 millones
Esperanza de vida 73,7 años
Mortalidad infantil (‹5 años) (h/m) 26/29 por cada 1.000
Población adulta alfabetizada 90,3 por ciento

Continuó la represión de la disidencia, con severas restricciones a la libertad de expresión, reunión y asociación. Se detuvo y recluyó a activistas políticos o se los mantuvo encarcelados tras ser condenados en aplicación de la legislación sobre seguridad nacional. Se discriminó a grupos religiosos, como en el caso de los ataques contra personas de religión católica que protestaban pacíficamente por un conflicto con el Estado relacionado con unos terrenos. Más de 200 miembros de las minorías étnicas conocidas como montagnards huyeron a la vecina Camboya para solicitar asilo debido a la persecución de que eran objeto. La Asamblea Nacional rechazó las propuestas del gobierno para limitar el ámbito de aplicación de la pena de muerte.

"...la policía detuvo a no menos de 14 personas que se manifestaban pacíficamente mientras la antorcha olímpica atravesaba Ciudad Ho Chi Minh..."

Libertad de expresión

Al menos 11 activistas pacíficos fueron condenados a prisión, lo que elevó a 30 el número de disidentes encarcelados desde la represión iniciada en noviembre de 2006. En su mayor parte se trataba de simpatizantes de Bloc 8406, movimiento pro democracia que difundía sus ideas a través de Internet, o de otros grupos no autorizados que pedían democracia y respeto de los derechos humanos. La mayoría fueron acusados de delitos tipificados en el apartado del Código Penal de 1999 relativo a la seguridad nacional, que conllevaban largas penas de prisión, así como condenas adicionales de hasta cinco años de arresto domiciliario tras la excarcelación. Un número indeterminado de disidentes continuó detenido en espera de juicio.

  • En enero, Truong Quoc Huy fue condenado a seis años de cárcel y tres años de arresto domiciliario tras quedar en libertad, en aplicación del artículo 88 del Código Penal, por «difundir propaganda contra la República Socialista de Vietnam». Había sido detenido por primera vez en octubre de 2005 y permaneció recluido sin cargos ni juicio hasta que quedó en libertad en agosto de 2006; seis semanas después fue detenido de nuevo por manifestar públicamente su apoyo a Bloc 8406. Antes de las detenciones participaba activamente en una sala de chat en la que se analizaba la situación política de Vietnam.
  • En mayo fueron detenidos los periodistas Nguyen Viet Chien y Nguyen Van Hai. En octubre fueron declarados culpables de «abusar de las libertades democráticas para perjudicar los intereses del Estado […]», porque llevaban desde 2005 informando sobre un importante escándalo de corrupción en el que estaban implicadas autoridades del Ministerio de Transporte. Nguyen Viet Chien fue condenado a dos años de cárcel. A Nguyen Van Hai, que se declaró culpable, se le impuso una pena no privativa de libertad consistente en dos años de reeducación.

Libertad de reunión

En Hanoi, un número sin precedentes de miembros de la Iglesia católica llevaba desde diciembre de 2007 realizando manifestaciones de protesta para apoyar la reivindicación de la Iglesia sobre dos terrenos que consideraba suyos y que el gobierno afirmaba que eran de propiedad estatal. En septiembre, la policía disolvió violentamente las protestas pacíficas masivas. Varias personas resultaron heridas al ser golpeadas con porras, y 20 fueron hospitalizadas tras la utilización de gas lacrimógeno. Después de los incidentes aumentó la intimidación y el hostigamiento de personas de religión católica por parte de las fuerzas de seguridad y de bandas auspiciadas por el Estado. Al menos ocho manifestantes detenidos a finales de agosto fueron juzgados el 8 de diciembre por «perturbación del orden público» y «daños a la propiedad» y recibieron penas no privativas de libertad.

En abril, la policía detuvo a no menos de 14 personas que se manifestaban pacíficamente mientras la antorcha olímpica atravesaba Ciudad Ho Chi Minh; algunas quedaron en libertad unos días después. Entre las personas detenidas estaba Nguyen Hoang Hai, autor de un blog y conocido como Dieu Cay, que había escrito artículos en los que criticaba la política exterior china y abogaba por el respeto de los derechos humanos en Vietnam. En septiembre fue condenado a dos años y medio de cárcel por evasión de impuestos, acusación que se consideró motivada por razones políticas. Al menos nueve disidentes fueron detenidos tras el juicio de Dieu Cay, como el escritor Nguyen Xuan Nghia, que también se encontraba entre las personas detenidas en abril. Según informes, permanecían detenidos en espera de juicio tras ser imputados en aplicación del artículo 88 del Código Penal.

Discriminación de grupos étnicos y religiosos

Continuaron las amenazas contra miembros de confesiones no autorizadas por el Estado, que, además de verse obligados a abjurar de su fe, seguían siendo víctimas de hostigamiento, detenciones arbitrarias y encarcelamiento.

  • Thich Huyen Quang, patriarca supremo de la Iglesia Budista Unificada de Vietnam, falleció en julio a los 87 años. Vivía sometido a las restricciones impuestas por las autoridades, era preso de conciencia y había pasado más de 30 años en prisión o en arresto domiciliario. Su adjunto, Thich Quang Do, que se encontraba bajo arresto domiciliario de facto, se convirtió en el nuevo patriarca.

Continuaron recibiéndose informes de hostigamiento y malos tratos a las minorías étnicas conocidas como montagnards, de las tierras altas centrales. Más de 200 personas de estas minorías pidieron asilo en la vecina Camboya. Un número indeterminado de montagnards continuaban cumpliendo largas penas de prisión en relación con las protestas de 2001 y 2004.

Pena de muerte

En noviembre, el Ministerio de Justicia propuso una serie de modificaciones del Código Penal para reducir de 29 a 12 el número de delitos punibles con la muerte. Sin embargo, la Asamblea Nacional rechazó la propuesta e insistió en que la pena de muerte era necesaria para combatir los elevados índices de delincuencia grave.

Según los medios de comunicación, se llevaron a cabo al menos 19 ejecuciones y 59 personas fueron condenadas a muerte. Se creía que el número real de personas ejecutadas y condenadas a muerte era mucho mayor.

  • Nguyen Minh Hung quedó en libertad en junio, tras pasar más de cinco años en prisión condenado a muerte por tráfico de drogas. El Tribunal Popular de la provincia de Tay Ninh lo había condenado a muerte en junio de 2004, pero el Tribunal Supremo Popular anuló la condena y ordenó que se llevasen a cabo nuevas investigaciones. Fue juzgado de nuevo por el tribunal de Tay Ninh y condenado a muerte por segunda vez. En abril de 2007, el Tribunal Supremo Popular volvió a pedir que se realizase una nueva investigación. Finalmente, la causa fue desestimada por falta de pruebas. Una testigo del caso afirmó que había mentido al identificar a Nguyen Minh Hung como cómplice debido a la intensa presión ejercida por la policía.

En diciembre, Vietnam se abstuvo en la votación de una resolución de la Asamblea General de la ONU en la que se pedía una moratoria mundial de las ejecuciones.

Informes de Amnistía Internacional

Vietnam: Llegó el momento de cumplir los compromisos de derechos humanos (30 junio 2008)
Vietnam: El patriarca supremo Thich Huyen Quang, una vida al servicio de los derechos humanos (10 julio 2008)
Connecting human rights in Viet Nam (en inglés, 10 diciembre 2008)
Socialist Republic of Viet Nam: After the crackdown: attacks and intimidation (en inglés, 1 octubre 2008)
Vietnam: Petición de libertad para periodista condenado (16 octubre 2008)
Socialist Republic of Viet Nam: Submission to the UN Universal Periodic Review, May 2009 (en inglés, 3 noviembre 2008)

Cómo puedes ayudar