Togo - Informe 2007 Amnistía Internacional

Human Rights in República Togolesa

Amnistía Internacional  Informe 2013


The 2013 Annual Report on
Togo is now live »

Jefe del Estado: Faure Gnassingbé
Jefe del gobierno: Yawovi Agboyibo (sustituyó a Edem Kodjo en septiembre)
Pena de muerte: abolicionista en la práctica
Estatuto de la Corte Penal Internacional: ratificado

A pesar de las presiones nacionales e internacionales, persistió la
impunidad, sobre todo en relación con los actos de violencia política
cometidos durante las elecciones presidenciales de 2005. Se siguió
recluyendo sin juicio previo a simpatizantes de la oposición. Se
recibieron informes de torturas y malos tratos perpetrados contra
personas bajo custodia.

Información general

En abril se reanudó el Diálogo Nacional Togolés entre el gobierno y los partidos de la oposición, interrumpido tras el fallecimiento del presidente Gnassingbé Eyadéma en 2005. En agosto, un acuerdo para crear un gobierno de unidad nacional con el objetivo de organizar elecciones parlamentarias en 2007 puso fin a 12 de años de estancamiento político. Los partidos acordaron flexibilizar las condiciones para presentarse como candidato presidencial, revisar el censo electoral y garantizar un acceso equitativo a los medios de comunicación durante las campañas. Llegaron también a un acuerdo sobre la necesidad de poner fin a la impunidad y a la violencia política, crear una comisión para investigar los actos de violencia de motivación política y acabar con la injerencia del ejército y de las fuerzas de seguridad en el diálogo político.

En julio, una delegación de Amnistía Internacional visitó Togo por primera vez desde que se le negó a la organización el acceso al país en 1999.

En septiembre, el presidente Faure Gnassingbé nombró primer ministro a Yawovi Agboyibo, jefe del Comité de Acción para la Renovación (Comité d'Action pour le Renouveau, CAR), partido de la oposición. La Unión de Fuerzas por el Cambio (Union des Forces de Changement, UFC) se negó a participar en el nuevo gobierno.

Comité de la ONU contra la Tortura

En mayo, el Comité de la ONU contra la Tortura expresó su preocupación por las denuncias generalizadas de torturas, como violaciones, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias y reclusiones secretas, sobre todo después de las elecciones presidenciales de abril de 2005. Hizo notar que los responsables de tales actos gozaban al parecer de una impunidad total. El Comité acogió positivamente varias medidas, como una ley de 1998 que prohíbe la mutilación genital femenina, así como el compromiso de modernizar el poder judicial. Instó a Togo a impedir la tortura y los malos tratos en su territorio -especificando que el personal militar no debía intervenir en la detención o reclusión de civiles- y a poner fin a la impunidad.

Reclusiones sin juicio

Varias personas detenidas en 2005 siguieron recluidas sin juicio en la prisión central de Lomé, entre ellas presuntos detractores del gobierno. Según los informes, en la mayoría de los casos fueron objeto de torturas o malos tratos durante los primeros días de reclusión.

Gérard Akoumey, miembro de la UFC, fue detenido en septiembre de 2005 y acusado de un atentado con bomba contra una oficina de correos. Sin embargo, los testigos no lo reconocieron y el acusado dijo al juez que lo habían torturado. No se adoptó ninguna medida para investigar sus denuncias de tortura. Fue acusado de pertenecer a una banda delictiva.

Kossi Azonledji, refugiado togolés residente en Ghana y activista de la UFC, fue detenido en su lugar de trabajo en Ghana, en septiembre de 2005, por la policía ghanesa y entregado a las fuerzas de seguridad de Togo. Tras permanecer recluido durante un mes en un lugar desconocido, acusado de un atentado con bomba contra una oficina de correos, y permanecer detenido durante dos días en la gendarmería de Lomé, fue trasladado a la prisión central de esta ciudad.

Tortura y muerte bajo custodia

Se recibieron numerosos informes de tortura y malos tratos a detenidos.

Los familiares de Yaya Moussa, comerciante muerto bajo custodia policial tras ser detenido el 7 de mayo, presentaron una denuncia contra las autoridades. Un pariente afirmó que lo habían golpeado al ser detenido. No se permitió a los familiares que lo visitaran, y éstos no supieron de su muerte hasta cinco días después, cuando les dijeron que su cadáver estaba en el depósito.

Impunidad

A pesar del compromiso oficial de acabar con la impunidad, no se tuvo noticia de que se produjeran avances en la rendición de cuentas por abusos contra los derechos humanos cometidos en el pasado, como la agresión contra Dimas Dzikodo, periodista y defensor de los derechos humanos que presentó una denuncia después de ser agredido en octubre de 2005 por hombres sin identificar cuando volvía a casa de su lugar de trabajo. En marzo, el entonces primer ministro Edem Kodjo anunció que había dado instrucciones a la policía y a las autoridades judiciales para que retiraran todos los cargos contra los presuntos responsables de delitos relacionados directamente con las elecciones, con excepción de los acusados de delitos de sangre. Sin embargo, varias víctimas de violaciones de derechos humanos cometidas durante las elecciones presidenciales de 2005 presentaron denuncia.

Pena de muerte

En febrero, el Tribunal de lo Penal de Kara confirmó las penas de muerte impuestas a dos personas juzgadas in absentia por delitos que incluían el asesinato. No se tuvo noticia de que se llevaran a cabo ejecuciones. En julio, el primer ministro Edem Kodjo señaló a una delegación de Amnistía Internacional que estaba personalmente en contra de la pena de muerte, y el ministro de Derechos Humanos dijo que el gobierno debía presentar un proyecto de ley para abolirla.

Informes y visitas de Amnistía Internacional

Informes

• Togo: One year on from the April 2005 bloodshed, there is still complete impunity (Índice AI: AFR 57/001/2006)

Visita

• En julio, una delegación de Amnistía Internacional llevó a cabo investigaciones en Togo y se reunió con autoridades del gobierno.

Cómo puedes ayudar