Tanzania - Informe 2008 Amnistia Internacional

Human Rights in República Unida de Tanzania

Amnistía Internacional  Informe 2013


The 2013 Annual Report on
Tanzania is now live »

Jefe del Estado : Jakaya Kikwete
Jefe del gobierno : Edward Lowassa
Jefe del gobierno de Zanzíbar : Amani Abeid Karume
Pena de muerte : abolicionista en la práctica
Población : 39,7 millones
Esperanza de vida : 51 años
Mortalidad infantil (<5 años) (h/m) : 169/153 por cada 1.000
Población adulta alfabetizada : 69,4 por ciento

Los índices de violencia contra las mujeres continuaban siendo elevados. Se devolvió a sus países a miles de personas refugiadas y migrantes de Estados vecinos. Las condiciones de reclusión seguían siendo duras. Continuaron en el territorio semiautónomo de Zanzíbar las conversaciones sobre la reforma jurídica y electoral, que deberían haber concluido en agosto, entre el gobernante Partido de la Revolución(Chama Cha Mapinduzi, CCM) y el opositor Frente Cívico Unido.

Violencia contra las mujeres

La violencia contra las mujeres, incluida la violencia en el ámbito familiar, siguió siendo generalizada. Continuó practicándose de forma ilegal la mutilación genital femenina, sobre todo en las zonas rurales. Según informes, en algunas partes del país se sometía a la mutilación genital femenina a entre el 18 por ciento y la totalidad de las niñas. No se tuvo noticia de ningún procesamiento.

Derechos de las personas migrantes

El gobierno continuó con el proceso de devolución de refugiados de Burundi, República Democrática del Congo y Ruanda que había comenzado en mayo de 2006. A principios de 2007 se devolvió a estos países a miles de personas consideradas «inmigrantes ilegales». Muchas de ellas se habían registrado como refugiados o habían iniciado el proceso de solicitud de la condición de refugiado, y algunas llevaban 15 años o más viviendo en Tanzania. Muchas denunciaron que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley que habían ejecutado el proceso de repatriación las habían hostigado y golpeado, y habían saqueado sus propiedades.

Condiciones de reclusión

Las condiciones de reclusión seguían siendo duras, y se recibieron nuevos informes de graves problemas de hacinamiento en la mayoría de las prisiones. En marzo y septiembre, las personas detenidas en prisión preventiva en centros de Dar es Salam, Arusha y Dodoma protestaron por los retrasos que sufrían sus juicios y por las duras condiciones de reclusión que padecían.

Impunidad

Las autoridades no investigaron denuncias de violaciones de derechos humanos, incluidos homicidios ilegítimos a manos de la policía.

  • El 5 de septiembre, la policía de Moshi disparó a corta distancia y mató a 14 personas. La policía alegó que todas ellas estaban armadas y se disponían a atracar un banco. Al concluir 2007, las autoridades no habían investigado estos homicidios.

Libertad de expresión

En febrero, el gobierno publicó un anteproyecto de Ley sobre Servicios de los Medios de Comunicación de 2007, que tenía por objeto regular los medios de comunicación. En él se proponía el establecimiento de un mecanismo de registro tanto para los periodistas como para los medios, además de una Junta Normativa para los Medios de Comunicación, creada por ley y responsable de la regulación de los medios impresos. Este anteproyecto de ley fue objeto de críticas, por considerarse que imponía restricciones al trabajo de los periodistas y favorecía la existencia de interferencias políticas en los medios de comunicación audiovisuales, y porque, además, exigía a todas las empresas editoras y de radiodifusión el pago de una fianza. Quienes lo criticaban alegaban que se prestaba a abusos y que se podía utilizar para suprimir las críticas en los medios de comunicación. Al concluir 2007, el Parlamento aún no lo había aprobado.

Pena de muerte

Todas las condenas a muerte del territorio continental de Tanzania se conmutaron por penas de cadena perpetua en 2006. No obstante, se seguía contemplando la pena de muerte en la legislación penal, y el gobierno no hizo ningún esfuerzo por abolirla durante el año.

Cómo puedes ayudar