Islas Salomón - Informe 2010 Amnistia Internacional

Human Rights in Islas Salomón

Amnistía Internacional  Informe 2013


The 2013 Annual Report on
Islas Salomón is now live »

Jefa del Estado
reina Isabel II, representada por Frank Kabui
Jefe del gobierno
Derek Sikua
Pena de muerte
abolicionista para todos los delitos
Población
0,5 millones
Esperanza de vida
65,8 años
Mortalidad infantil (‹5 años) (h/m)
56/57 por cada 1.000
Población adulta alfabetizada
76,6 por ciento

Los asentamientos informales en Honiara, la capital, continuaron creciendo con gran rapidez. Las autoridades apenas tomaron medidas para ofrecer acceso adecuado a agua potable, sistemas de saneamiento y servicios de atención a la salud para los miles de personas que vivían en ellos. La violencia contra las mujeres y las niñas continuaba siendo generalizada en todo el país.

Derecho a una vivienda adecuada

Miles de habitantes de Honiara vivían en asentamientos informales que se habían multiplicado desde las décadas de 1980 y 1990 debido al elevado índice de migración del campo a la ciudad y a la alta tasa de desempleo. El gobierno seguía sin querer ni poder abordar las deficiencias en los sistemas de saneamiento y las condiciones de vida de los asentamientos, y tampoco ofreció a sus habitantes una vivienda alternativa adecuada.

El gobierno no se ocupó de las deficiencias en el suministro de agua en los asentamientos de los alrededores de Honiara, y miles de personas continuaron bebiendo agua contaminada procedente de arroyos. Los habitantes de otros asentamientos a menudo tenían que caminar más de un kilómetro diario para conseguir agua, debido a la ausencia de infraestructura de carreteras y de abastecimiento de aguas.

Muchos otros asentamientos no tenían acceso a electricidad. Decenas de personas se veían obligadas a buscar entre la basura del vertedero de Ranadi, en las afueras de Honiara, para alimentarse y encontrar materiales de construcción para sus viviendas. Las autoridades no tomaron ninguna medida significativa para impedir esta práctica o concienciar a quienes recurrían a ella sobre los riesgos que implicaba para la salud y la seguridad. Había muchas casas deficientemente construidas a base de trozos de hojalata, madera y plástico. En algunos asentamientos, la falta de espacio hacía que varias familias tuvieran que compartir aseos en malas condiciones higiénicas.

Violencia contra mujeres y niñas

Al menos el 64 por ciento de las mujeres de edades comprendidas entre los 15 y los 49 años eran víctimas de violencia en el hogar, según un informe del secretariado de la Comunidad del Pacífico –organización intergubernamental regional– que se finalizó en enero y contó con el apoyo del gobierno. En agosto, el gobierno utilizó estas conclusiones en la elaboración de un plan nacional de acción para abordar la violencia intrafamiliar en el país. Los resultados del estudio se publicaron en noviembre.

Informes y visitas de Amnistía Internacional

  • Un delegado de Amnistía Internacional visitó el país en agosto.

Cómo puedes ayudar