Eslovenia - Informe 2008 Amnistia Internacional

Human Rights in República de Eslovenia

Amnistía Internacional  Informe 2013


The 2013 Annual Report on
Eslovenia is now live »

Jefe del Estado : Danilo Türk (sustituyó a Janez Drnovšek en diciembre)
Jefe del gobierno : Janez Janša
Pena de muerte : abolicionista para todos los delitos
PoblaciÓn : 2 millones
Esperanza de vida : 77,4 años
Mortalidad infantil (<5 años) (h/m) : 7/7 por cada 1.000
PoblaciÓn adulta alfabetizada : 99,7 por ciento

La condición de miles de personas –los «borrados»– cuyos nombres habían sido eliminados del registro de residentes permanentes en 1992 seguía siendo motivo de preocupación. Miembros de la comunidad romaní sufrieron discriminación, entre otros aspectos en el acceso a la educación.

Los «borrados»

Las autoridades eslovenas no restituyeron la condición de residentes permanentes al grupo de personas conocidas como los «borrados» ni les garantizaron pleno acceso a sus derechos económicos y sociales. De hecho, estas personas seguían sin tener acceso a una reparación plena que incluyese indemnización.

El colectivo de los «borrados» estaba compuesto por al menos 18.305 personas que fueron eliminadas ilegalmente del registro esloveno de residentes permanentes en 1992. Estas personas eran en su mayoría ciudadanos de otras ex repúblicas yugoslavas –muchos de ellos romaníes– que vivían en Eslovenia, pero no habían obtenido la nacionalidad eslovena después de independizarse el país. Algunos fueron expulsados y muchos perdieron su trabajo o ya no pudieron ejercerlo legalmente. A partir de 1992 no tuvieron acceso –o si lo tenían era muy limitado– a todos los servicios del sistema de asistencia médica, lo que en algunos casos tuvo graves consecuencias para su salud. De las personas «borradas» en 1992, miles seguían sin la nacionalidad eslovena o el permiso de residencia permanente.

En octubre, el gobierno presentó al Parlamento un proyecto de enmienda a la Constitución dirigido a resolver la situación de los «borrados». Amnistía Internacional solicitó la retirada de este proyecto porque, tal como se presentó al Parlamento, seguía violando los derechos humanos de los «borrados» e incluso agravaba su posición de desventaja. El proyecto mantenía el trato discriminatorio a los «borrados», establecía nuevos argumentos jurídicos para justificar más actuaciones discriminatorias por parte de las autoridades –incluida la posibilidad de revisar decisiones sobre casos individuales en los que se había restituido la residencia permanente a la persona– y no devolvía la condición de residentes permanentes con carácter retroactivo a todos los «borrados». Además, el proyecto de ley eximía a los organismos del Estado de toda responsabilidad en el «borrado» de estas personas y excluía expresamente la posibilidad de reclamar una indemnización por las violaciones de derechos humanos sufridas por los «borrados».

Discriminación de la comunidad romaní

Las autoridades eslovenas no integraron plenamente a los niños y niñas romaníes en el sistema educativo. En algunas escuelas de enseñanza primaria toleraron la creación de grupos especiales para este alumnado en los que, en ocasiones, se impartía un programa de estudios reducido.

El denominado «modelo Bršljin», que se aplicaba en la escuela primaria del distrito de Bršljin, en la ciudad de Novo Mesto, disponía la creación de grupos separados para los menores que necesitaban ayuda en ciertas materias. El profesorado de Bršljin reconoció que los grupos estaban compuestos en su mayoría –y, en ocasiones, exclusivamente– por romaníes. Las autoridades eslovenas afirmaron que el modelo no daba lugar a la segregación de los menores romaníes y que la distribución del alumnado en grupos separados sólo era una medida temporal. Amnistía Internacional recibió informes según los cuales el modelo continuaba en fase de desarrollo. Al concluir el año no se había recibido más información al respecto.

Informes de Amnistía Internacional

Cómo puedes ayudar