Senegal - Informe 2010 Amnistia Internacional

Human Rights in República de Senegal

Amnistía Internacional  Informe 2013


The 2013 Annual Report on
Senegal is now live »

Jefe del Estado
Abdoulaye Wade
Jefe del gobierno
Souleymane Ndéné Ndiaye (sustituyó a Cheij Hadjibou Soumaré en abril)
Pena de muerte
abolicionista para todos los delitos
Población
12,5 millones
Esperanza de vida
55,4 años
Mortalidad infantil (‹5 años) (h/m)
125/114 por cada 1.000
Población adulta alfabetizada
41,9 por ciento

En la región meridional de Casamancia, la reanudación de los combates esporádicos entre presuntos miembros de un movimiento separatista y el ejército senegalés provocó el desplazamiento interno de centenares de personas. La policía hacía uso de la tortura contra personas detenidas y los jueces aprobaban tal práctica. Aumentó la represión contra los gays. Se hostigó a medios de comunicación y periodistas independientes con objeto de reprimir la libertad de expresión. No dio comienzo el juicio del ex presidente chadiano Hissène Habré.

Información general

La reanudación de los ataques esporádicos de presuntos miembros del Movimiento de las Fuerzas Democráticas de Casamancia (Mouvement des forces démocratiques de Casamance, MFDC) contra objetivos militares menoscabó el frágil statu quo alcanzado en la región meridional de Casamancia tras el acuerdo de paz de 2004. En septiembre y octubre resultaron muertos varios soldados. Como respuesta, las fuerzas aéreas senegalesas bombardearon zonas donde se pensaba que había bases del MFDC.

En marzo, una coalición de oposición ganó las elecciones locales, en medio de protestas contra el alza del precio de los alimentos, la falta de productos esenciales y los cortes de energía eléctrica.

Personas internamente desplazadas: Casamancia

La reanudación de las hostilidades intermitentes en Casamancia provocó el desplazamiento de centenares de personas de sus hogares en las afueras de Ziguinchor, principal ciudad de la región. Algunas personas huyeron de zonas bombardeadas por aviones militares senegaleses. Otras, en especial las que habitaban en torno al pueblo de Baraf, cerca de Ziguinchor, fueron expulsadas de sus hogares por presuntos miembros del MFDC, que les prohibieron volver para cultivar sus campos.

Libertad de expresión

Se hostigó a medios de comunicación y periodistas independientes con objeto de reprimir la libertad de expresión y las críticas al presidente Abdoulaye Wade y a su gobierno.

  • En marzo se prohibieron durante dos meses tres emisoras de radio comunitarias de Dakar por haber hecho comentarios sobre las elecciones locales. Las autoridades levantaron la prohibición al cabo de cuatro días con la condición de que dejaran de comentar cuestiones políticas durante campañas electorales.
  • En agosto, la policía citó a tres periodistas del periódico Le Quotidien para interrogarlos durante dos días por haber publicado un artículo en el que se criticaba al presidente Wade y a ministros del gobierno.

Discriminación: lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero

Se sometió a hostigamiento, detención arbitraria, tortura y juicio injusto a hombres sospechosos de mantener relaciones sexuales con otros hombres de mutuo acuerdo.

  • En enero se condenó a ocho años de prisión a nueve hombres declarados culpables de “conducta indecente y actos contra natura y conspiración” sobre la base de confesiones que las fuerzas de seguridad habían obtenido mediante tortura. Habían sido detenidos a raíz de unas acusaciones anónimas sobre su conducta sexual. Todos quedaron en libertad en abril tras anular el Tribunal de Apelación de Dakar las sentencias condenatorias.
  • En junio se detuvo en la ciudad de Darou Mousty, región de Louga, a tres hombres y a un adolescente contra los que se había recibido una denuncia anónima por presuntos actos sexuales “contra natura”. El muchacho quedó en libertad posteriormente, y los hombres fueron condenados en agosto a cumplir entre dos y cinco años de prisión. Los tres presentaron una apelación, que no se había visto aún al final del año.

Tortura y otros malos tratos

Se documentaron varios casos de tortura y otros malos tratos a personas detenidas en comisarías de policía. Se utilizaron confesiones obtenidas mediante tortura para dictar sentencias condenatorias en juicios carentes de garantías.

  • Según informes, en enero, más de 20 estudiantes y jóvenes detenidos tras unos disturbios ocurridos en la localidad minera de Kédougou, en una zona de yacimientos auríferos situada unos 700 km al sureste de Dakar, fueron sometidos a tortura para obligarlos a confesar y a incriminar a otras personas. A algunos les aplicaron descargas eléctricas. A otros los desnudaron y les dieron golpes, patadas y puñetazos. Aunque algunos dijeron al tribunal durante sus juicios que habían sido torturados, los jueces y el fiscal no ordenaron realizar ninguna investigación para verificarlo. Sobre la base de sus “confesiones” se condenó a prisión a 19 de ellos, pero el presidente Wade los indultó en marzo.

Justicia internacional: Hissène Habré

Las autoridades afirmaron a lo largo del año que no podía iniciarse el juicio del ex presidente de Chad Hissène Habré hasta que no recibieran determinada cantidad de asistencia económica, que los donantes internacionales consideraron excesiva. En 2006, la Unión Africana había pedido a Senegal que juzgara a Hissène Habré, quien vivía exiliado allí, por tortura y otros delitos cometidos durante su presidencia.

En febrero, el presidente Wade amenazó con retirar la vigilancia judicial a que estaba sometido Hissène Habré y ponerlo en manos de la Unión Africana. Días más tarde, Bélgica entabló acciones judiciales contra Senegal ante la Corte Internacional de Justicia con objeto de que ésta lo obligara a tomar medidas para impedir que Hissène Habré huyera del país y a extraditarlo a Bélgica para su enjuiciamiento allí si no era juzgado en Senegal. En mayo, la Corte rechazó la solicitud belga.

En septiembre, la demanda presentada por Hissène Habré contra Senegal empezó a ser examinada por el Tribunal de Justicia de la Comunidad Económica de Estados del África Occidental por violaciones de la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos, en especial del principio de no retroactividad de la legislación penal. El Tribunal no había tomado ninguna decisión al final del año.

Informes y visitas de Amnistía Internacional

  • Una delegación de Amnistía Internacional visitó Senegal en abril para realizar investigaciones sobre asuntos de derechos humanos.
  • Senegal: Las autoridades deben proteger a nueve hombres del peligro de un ataque homofóbico, 27 de abril de 2009

Cómo puedes ayudar