Omán

Human Rights in Sultanato de Omán

Amnistía Internacional  Informe 2013


The 2013 Annual Report on
Omán is now live »

Jefe del Estado y del gobierno sultán Qabús bin Said
Pena de muerte retencionista
Población 2,7 millones
Esperanza de vida 75 años
Mortalidad infantil (‹5 años) (h/m) 14/13 por cada 1.000
Población adulta alfabetizada 81,4 por ciento

Siguió negándose el ejercicio de los derechos sociales y económicos en condiciones de igualdad a los miembros de dos tribus. Se introdujeron nuevas restricciones a la libertad de expresión y varios periodistas y escritores fueron víctimas de hostigamiento por parte de las autoridades. Las mujeres sufrían discriminación en la ley y en la práctica.

Información general

En noviembre, el sultán Qabús bin Said promulgó el Decreto núm. 124/2008 para el establecimiento de una Comisión Nacional de Derechos Humanos adscrita al Majlis ad Dawla, la Cámara Alta del Parlamento, pero que ejercería sus funciones independientemente de ésta. Al concluir el año los trabajos de la Comisión no habían comenzado.

"Varios periodistas y escritores fueron víctimas de hostigamiento por criticar las políticas del gobierno..."

En diciembre, Omán se abstuvo en la votación de una resolución de la Asamblea General de la ONU en la que se pedía una moratoria mundial de las ejecuciones.

Discriminación: tribus Aal Tawayya y Aal Khalifayn

Las personas pertenecientes a las tribus Aal Tawayya y Aal Khalifayn seguían sufriendo las consecuencias económicas y sociales adversas de la decisión adoptada en 2006 por el Ministerio del Interior de cambiar su nombre y vincularlas a la tribu Al Harithi. En la práctica, esta decisión reducía su condición a la de akhdam (sirvientes) de la tribu principal. Las dos tribus intentaron que se revocase la decisión del Ministerio, pero el Tribunal Administrativo falló que se trataba de un acto soberano que quedaba fuera del escrutinio judicial. En octubre, el gobierno afirmó que se había ocupado de las quejas de las tribus, pero no se tuvo noticia de que se hubiera realizado cambio alguno. Los miembros de ambas tribus seguían teniendo problemas al intentar renovar sus documentos de identidad, esenciales para registrar negocios, obtener documentos de viaje y resolver asuntos como el divorcio o la sucesión.

Libertad de expresión

Se introdujeron nuevas medidas que restringieron aún más la libertad de expresión. Varios periodistas y escritores fueron víctimas de hostigamiento por criticar las políticas del gobierno y los servicios públicos. El artículo 61 de la Ley de Comunicaciones, modificado ya en 2007, se enmendó nuevamente en abril con el fin de endurecer las restricciones sobre el uso de los medios de comunicación para realizar ciertas actividades, entre ellas algunas que podían constituir ejercicio legítimo de la libertad de expresión. Las enmiendas también ampliaban la responsabilidad penal a las personas que operaban instalaciones y servicios de comunicación, tales como sitios web. Se filtraron y se difundieron ampliamente unas instrucciones confidenciales del gobierno en relación con un popular programa radiofónico en el que se recibían llamadas de la audiencia. En ellas, el gobierno emitía directivas para que las emisiones dejasen de ser en directo y fuesen pregrabadas y para excluir las llamadas sobre asuntos militares, judiciales o de seguridad o que concerniesen al jefe del Estado.

Varios periodistas y escritores fueron interrogados por la Fiscalía General o sufrieron hostigamiento por criticar al gobierno, incluido el papel del Ministerio de Trabajo en lo tocante al recorte de los salarios y el deterioro de las condiciones de los trabajadores del Puerto de Salala.

Ali al Zuwaydi, que escribía en el foro de Internet Sablat Oman, fue interrogado por la Fiscalía General sobre un artículo en el que se acusaba a la principal empresa de telecomunicaciones estatal de una deficiente gestión administrativa y económica. Ali al Zuwaydi quedó en libertad después de ser interrogado.

Derechos de las mujeres

Las mujeres seguían siendo víctimas de discriminación en la ley y en la práctica, por ejemplo, en relación con su estatus personal, empleo y dependencia de custodios varones. En noviembre, sin embargo, el gobierno anunció que había modificado la ley sobre adquisición de tierras propiedad del gobierno para edificar viviendas, a fin de equiparar los derechos de hombres y mujeres.

 

Cómo puedes ayudar