Letonia - Informe 2008 Amnistia Internacional

Human Rights in República de Letonia

Amnistía Internacional  Informe 2013


The 2013 Annual Report on
Letonia is now live »

Jefe del Estado : Valdis Zatlers (sustituyó a Vaira Vike-Freiberga en julio)
Jefe del gobierno : Ivars Godmanis (sustituyó a Aigars Kalvïtis en diciembre)
Pena de muerte : abolicionista para los delitos comunes
PoblaciÓn : 2,3 millones
Esperanza de vida : 72 años
Mortalidad infantil (<5 años) (h/m) : 14/12 por cada 1.000
PoblaciÓn adulta alfabetizada : 99,7 por ciento

Casi 400.000 personas seguían viviendo en Letonia sin tener la ciudadanía, mientras que personas pertenecientes a minorías lingüísticas y sexuales sufrían discriminación.

Apatridia

Casi 400.000 personas seguían viviendo en Letonia sin tener la ciudadanía letona. La gran mayoría eran ciudadanos de la extinta Unión Soviética que vivían en Letonia en el momento de su desmembración. Para obtener la ciudadanía, los no nacionales debían superar distintas pruebas, por ejemplo, sobre la Constitución, la historia y el idioma letones, además de recitar la letra del himno nacional letón. En mayo, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU hizo públicas sus observaciones finales sobre Letonia, en las que exhortaba a este país agarantizar que la condición de no ciudadanos no constituía un obstáculo que impidiese a los residentes permanentes ejercer en pie de igualdad sus derechos económicos, sociales y culturales, que incluían el empleo, la seguridad social y los servicios de salud y educación.

Minorías lingüísticas

Casi un tercio de la población de Letonia pertenecía a la minoría de habla rusa. Los miembros de este grupo lingüístico seguían sufriendo discriminación en diversas áreas de la vida pública, incluido el empleo. En mayo, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales expresó su preocupación por el hecho de que la Ley del idioma oficial del Estado, que exigía la utilización del idioma letón en todas las gestiones con las instituciones públicas, incluso en los distritos administrativos, pudiera tener un efecto discriminatorio contra las minorías lingüísticas que vivían en el Estado Parte, incluida la minoría de idioma ruso, que constituía una proporción significativa de la población. En particular, preocupaba al Comité que los miembros de las minorías lingüísticas, especialmente los mayores, pudieran resultar desfavorecidos a la hora de reclamar ante las autoridades su derecho a recibir servicios públicos, dado que ello influiría negativamente en el disfrute de sus derechos económicos, sociales y culturales.

El Comité exhortó a Letonia a disponer lo necesario para que se prestase asistencia adecuada a los miembros de las minorías lingüísticas, especialmente a las personas de edad, entre otras cosas aumentando la asignación de recursos con los que subsidiar cursos de idiomas a fin de que las personas interesadas en dominar el letón dispusiesen de más oportunidades para hacerlo. El Comité también recomendó a Letonia, de acuerdo con el artículo 10 del Convenio Marco del Consejo de Europa para la Protección de las Minorías Nacionales, en el que Letonia era Estado Parte, que considerase la posibilidad de asignar traductores e intérpretes a las dependencias estatales y municipales, en particular en las regiones donde había una fuerte concentración de personas que hablaban idiomas minoritarios.

El Comité también instó a Letonia a promulgar sin demora legislación exhaustiva contra la discriminación.

Derechos de lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero

El 3 de junio se celebró en Riga un desfile del Orgullo Gay para celebrar los derechos de lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero. Aunque las personas participantes en eventos similares celebrados en 2005 y 2006 habían sufrido agresiones físicas y no recibieron suficiente protección policial, en la marcha de 2007 esta protección fue adecuada y no se registraron ataques de importancia.

Más de 400 personas, entre ellas miembros del grupo letón Mozaika de lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero, decenas de activistas letones, una delegación de Amnistía Internacional compuesta por aproximadamente 70 personas, varios miembros del Parlamento Europeo y un ministro del gobierno sueco desfilaron en un parque del centro de Riga. El parque había sido acordonado y varios cientos de agentes encargados de hacer cumplir la ley lo protegían, lo que hacía prácticamente imposible que los contramanifestantes pudiesen atacar a los participantes en el desfile.

Sin embargo, un nutrido grupo de contramanifestantes, entre los que había personas de todas las edades, desde jubilados hasta menores preadolescentes, gritaron insultos y dirigieron gestos obscenos a los participantes en el desfile del Orgullo Gay. Se lanzaron dos artefactos explosivos de fabricación casera al interior del parque.

Racismo

En enero se impuso la primera condena de prisión en un caso de ataque por motivos raciales, en virtud del artículo 78 del Código Penal de Letonia. Se trataba del caso de un hombre que había sido agredido en el centro de Riga a mediados de 2006. La segunda condena de prisión por un delito de motivación racial se anunció en mayo, cuando se declaró culpables a dos adolescentes de un ataque por motivos raciales, que había tenido lugar contra una mujer de origen brasileño en diciembre de 2006. Uno de los adolescentes fue condenado a prisión.

En junio, la Unión Europea envió una petición formal a Letonia para que incorporase la Directiva sobre igualdad racial de la Unión Europea (2000/43/CE), una medida que Letonia no había adoptado hasta esa fecha.

Cómo puedes ayudar