Indonesia

Human Rights in República de Indonesia

Amnistía Internacional  Informe 2013


The 2013 Annual Report on
Indonesia is now live »

Jefe del Estado y del gobierno Susilo Bambang Yudhoyono
Pena de muerte retencionista
Población 234,3 millones
Esperanza de vida 69,7 años
Mortalidad infantil (‹5 años) (h/m) 36/26 por cada 1.000
Población adulta alfabetizada 90,4 por ciento

Continuaron deteriorándose las situaciones en Papúa y las islas Molucas, en donde, entre otras cosas, seguían produciéndose ataques contra la libertad de expresión. El número de presos de conciencia aumentó bruscamente a 117. Los ataques contra grupos religiosos minoritarios y sus dirigentes se incrementaron en todo el archipiélago. La policía y las fuerzas de seguridad seguían recurriendo a la tortura, el uso excesivo de la fuerza y los homicidios ilegítimos. Continuaban sin ser procesados los responsables de graves violaciones de derechos humanos cometidas en el pasado en Nanggroe Aceh Darussalam, Papúa y Timor Oriental. Indonesia reanudó las ejecuciones en junio y ejecutó a un total de 10 personas. La mortalidad materna continuaba siendo la más elevada registrada en el sudeste asiático.

Libertad de expresión

El gobierno continuó restringiendo gravemente la libertad de expresión. El número de personas detenidas y recluidas por la expresión pacífica de sus opiniones aumentó a al menos 32. Otras 85 personas encarceladas en años anteriores continuaban en prisión.

Seguía siendo delito enarbolar las banderas «Lucero del Alba» en Papúa, «Benang Raja» en las Molucas y «Media Luna» en Nanggroe Aceh Darussalam.

Papúa

Continuó en Papúa el conflicto de baja intensidad entre las fuerzas de seguridad y los insurgentes independentistas. Dirigentes de comunidades locales fueron víctimas de intimidación y amenazas por parte del ejército y la policía. Se recibieron informes de tortura y otros malos tratos, uso excesivo de la fuerza y ejecuciones extrajudiciales por parte de las fuerzas de seguridad.

  • En agosto, en una concentración celebrada el Día Internacional de las Poblaciones Indígenas del Mundo, la policía abrió fuego contra la multitud cuando algunas personas enarbolaron la bandera prohibida «Lucero del Alba». Un manifestante pacífico, Opinus Tabuni, fue hallado muerto tras finalizar la concentración.
  • Filep Karma, condenado a 15 años de cárcel, y Yusak Pakage, condenado a 10 años, continuaban en prisión. Los dos hombres habían sido condenados en 2005 por enarbolar la bandera «Lucero del Alba».

Molucas

En una serie de juicios celebrados en 2008, 21 hombres que interpretaban ante el presidente una danza guerrera tradicional que culminaba con el despliegue de la bandera prohibida «Benang Raja» fueron condenados a entre 7 y 20 años de cárcel por «rebelión».

Libertad de religión

La minoría religiosa ahmadi continuaba siendo víctima de discriminación, intimidación y actos violentos. En una concentración interconfesional celebrada en junio, manifestantes ahmadis fueron atacados por secciones del Frente Pembela Islam. Los agentes de policía que vigilaban la concentración no intervinieron. En respuesta, el gobierno indonesio anunció un decreto ministerial conjunto que «paralizaba» las actividades de los ahmadis, dejando de hecho a sus seguidores al margen de la ley. En octubre, Munarman, jefe del Escuadrón de Defensores Islámicos, y Rizieq Shihab, dirigente del Frente de Defensores Islámicos, fueron condenados a 18 meses de cárcel por instigar a la violencia en la concentración.

Continuaron los ataques contra dirigentes cristianos y el cierre de iglesias en Papúa.

  • En agosto, tres atacantes desconocidos golpearon y dejaron inconsciente al sacerdote católico y defensor de los derechos humanos Benny Susetyo en el sur de Yakarta.

Policía y fuerzas de seguridad

Entre las violaciones de derechos humanos cometidas por policías y militares hubo uso excesivo de la fuerza durante la detención, a veces con resultado de muerte, tortura y otros malos tratos a detenidos, falta de protección a personas que participaban en manifestaciones pacíficas y corrupción endémica.

En abril, el Comité de la ONU contra la Tortura examinó el segundo informe periódico de Indonesia. Si bien elogió algunos avances legislativos, el Comité expresó honda preocupación por las numerosas denuncias fidedignas de «la práctica habitual y generalizada de la tortura y los malos tratos de que son víctimas los sospechosos durante la detención policial» y de la práctica de la tortura durante operaciones militares.

"En 2008 fueron ejecutadas 10 personas, frente a las 11 registradas durante los 10 años anteriores."

Impunidad

En enero, el Tribunal Supremo condenó al ex piloto Pollycarpus Priyanto a 20 años de cárcel por envenenar al activista de derechos humanos Munir Said Thalib durante un vuelo de las líneas aéreas Garuda que se dirigía de Indonesia a Países Bajos en 2004. En febrero, Indra Setiawan, un ex alto cargo de Garuda, fue condenado a un año de cárcel por falsificar documentos que permitieron a Pollycarpus Priyanto viajar en el mismo vuelo que Munir Said Thalib. En diciembre, Muchdi Purwoprandjono, ex subdirector de la Agencia de Inteligencia de Indonesia, fue absuelto de planear y organizar el asesinato de Munir Said Thalib por falta de pruebas. Se temía que el juicio hubiera sido obstaculizado porque tres testigos de la acusación, todos ellos ex miembros de la Agencia de Inteligencia, se habían retractado de sus declaraciones en septiembre.

En julio, la Comisión de la Verdad y la Amistad, creada conjuntamente por Indonesia y Timor Oriental para documentar los delitos cometidos en Timor Oriental en 1999 y promover la reconciliación, envió sus conclusiones a los gobiernos indonesio y timorés. El informe consideraba que la responsabilidad institucional de las graves violaciones de derechos humanos correspondía a grupos de milicias partidarias de la autonomía, así como a la policía, el gobierno civil y el ejército indonesios. El gobierno de Indonesia acogió con satisfacción el informe y mostró su pesar por lo sucedido en 1999, pero no ofreció una disculpa.

Debido a su mandato, la Comisión de la Verdad y la Amistad, que no dio los nombres de los responsables de violaciones, no podía iniciar procesamientos. La preocupación con respecto a la impunidad hizo que la ONU dejase de colaborar con las investigaciones de la Comisión y reanudase los procesamientos con la ayuda de la Unidad de Delitos Graves y de fiscales de Timor Oriental y con la finalidad específica de investigar la violencia de 1999.

  • En abril, el Tribunal Supremo de Indonesia anuló en la fase de apelación la declaración de culpabilidad y la condena a 10 años impuesta a Eurico Guterres, ex dirigente miliciano, por crímenes de lesa humanidad en Timor Oriental. Era el único de los seis acusados inicialmente declarados culpables cuya condena había sido confirmada y que estaba cumpliendo pena de prisión.

Pena de muerte

En junio, tras un paréntesis de 14 meses, se reanudaron las ejecuciones. En 2008 fueron ejecutadas 10 personas, frente a las 11 registradas durante los 10 años anteriores. Al menos 10 personas fueron condenadas a muerte y no menos de 116 continuaban pendientes de ejecución.

  • El 8 de noviembre fueron ejecutados Amrozi bin H. Nurhasyim, su hermano Ali Ghufron e Imam Samudera. Los tres habían sido declarados culpables de participar en los atentados con bomba perpetrados en Bali el 12 de octubre de 2002, en los que murieron 202 personas.

En diciembre, Indonesia votó en contra de una resolución de la Asamblea General de la ONU en la que se pedía una moratoria mundial de las ejecuciones.

Derecho a la salud

Con una cifra aproximada de 19.000 muertes al año, Indonesia registró el índice más alto de mortalidad materna del sudeste asiático. La tasa de mortalidad materna en zonas remotas y entre la población indígena superaba con mucho la existente en zonas más centrales y desarrolladas.

Visitas de Amnistía Internacional

Delegaciones de Amnistía Internacional visitaron Indonesia en marzo, julio, agosto y noviembre. 

Informes de Amnistía Internacional

Indonesia: Briefing to the UN Committee Against Torture (en inglés, 15 abril 2008)
Indonesia: Petición de investigación de malos tratos a preso papú (25 septiembre 2008)
Indonesia: Represión de la libertad de expresión en Maluku (17 diciembre 2008)

Cómo puedes ayudar