Estonia

Human Rights in República de Estonia

Amnistía Internacional  Informe 2013


The 2013 Annual Report on
Estonia is now live »

Jefe del Estado Toomas Hendrik Ilves
Jefe del gobierno Andrus Ansip
Pena de muerte abolicionista para todos los delitos
Población 1,3 millones
Esperanza de vida 71,2 años
Mortalidad infantil (‹5 años) (h/m) 11/8 por cada 1.000
Población adulta alfabetizada 99,8 por ciento

Continuó la discriminación contra las minorías lingüísticas en determinados ámbitos, especialmente los del empleo y la educación. Las personas migrantes estaban expuestas al hostigamiento de los agentes del Estado y a los ataques de grupos extremistas. Las investigaciones criminales sobre las denuncias de uso excesivo de la fuerza por los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley fueron desechadas. Una organización de derechos humanos siguió sufriendo el acoso del gobierno.

Discriminación de las minorías étnicas

En marzo, el relator especial de la ONU sobre el racismo, en su informe sobre una visita a Estonia realizada en septiembre de 2007, expresó su preocupación por la situación de la minoría de habla rusa. El relator observó un alto grado de discriminación, especialmente en el ámbito laboral, donde las personas de habla rusa padecían niveles de desempleo que casi duplicaban los de las personas de etnia estonia. El relator instó a adoptar medidas para facilitar el proceso de naturalización de las personas apátridas.

El gobierno empezó a aplicar la «Nueva Estrategia de Integración de la Sociedad (2008-2013)», cuyo fin era mejorar el conocimiento del idioma estonio entre las personas que no lo hablaban como primera lengua, ofreciendo cursos gratuitos para quienes solicitaban la nacionalidad y para diversos gremios de trabajadores.

"...las personas migrantes eran objeto de discriminación y estaban expuestas a sufrir ataques por motivos raciales..."

Aquéllos pertenecientes a grupos minoritarios tuvieron que enfrentarse a un seguimiento periódico de su dominio del idioma estonio por parte del Cuerpo de Inspectores de la Lengua, organismo estatal encargado de velar por el cumplimiento de la Ley sobre la Lengua. Según los datos publicados en 2008 relativos a 2007, alrededor del 97 por ciento del profesorado de las guarderías y escuelas rusas inspeccionadas por el citado cuerpo suspendió los exámenes de control. Medios de comunicación y organizaciones locales expresaron su preocupación con respecto al carácter discriminatorio de los requisitos idiomáticos.

En junio, el gobierno aprobó nuevos requisitos idiomáticos para algunas profesiones del sector privado.

Discriminación y racismo contra migrantes

En su informe de marzo, el relator especial de la ONU sobre el racismo señaló que las personas migrantes eran objeto de discriminación y estaban expuestas a sufrir ataques por motivos raciales, especialmente a manos de miembros de organizaciones extremistas, como los grupos neonazis. El relator expresó su preocupación por los casos de acoso a personas migrantes por parte de funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, en particular guardias de fronteras.

En diciembre se promulgó la Ley de Igualdad de Trato, que contenía disposiciones contra la discriminación en varios ámbitos, entre ellos el empleo y la educación. En 2007, la Unión Europea había pedido formalmente a Estonia que incorporara la Directiva de la UE sobre la Igualdad Racial a su legislación nacional.

Uso excesivo de la fuerza

Hacia mediados de 2008, la policía y la fiscalía desecharon, por falta de pruebas, las investigaciones criminales relativas a las denuncias según las cuales funcionarios encargados de hacer cumplir la ley habían sometido a malos tratos a manifestantes y otras personas en una manifestación celebrada en la capital, Tallin, en abril de 2007. Aunque en al menos un caso la investigación establecía que las personas habían sufrido realmente malos tratos, no se tomaron medidas porque no se identificó a los perpetradores.

En febrero, siete personas presentaron una denuncia ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos basada en que habían sido víctimas de detención y reclusión ilegítimas y sometidas a trato inhumano y degradante, y en que las autoridades estonias se habían negado a abrir una investigación sobre su detención y reclusión ilegítimas.

Defensores y defensoras de los derechos humanos

En junio, el Consejo de la Policía de Seguridad de Estonia publicó su informe anual, en el que hacía graves acusaciones contra el Centro de Información Legal para los Derechos Humanos, ONG que promovía y defendía los derechos de las personas pertenecientes a minorías lingüísticas. En el informe se afirmaba que la citada ONG era utilizada por la Federación Rusa para realizar investigaciones científicas con fines propagandísticos, y se acusaba a la ONG de intentar ocultar las fuentes concretas de los fondos que recibía de la Federación Rusa. Cundía la opinión de que estas acusaciones eran un intento de las autoridades de desacreditar al Centro de Información Legal para los Derechos Humanos y menoscabar sus intentos de obtener el apoyo económico y social necesario para desempeñar su labor.

 

Cómo puedes ayudar