Chipre
Jefe del Estado y del gobierno
Demetris Christofias

Las personas migrantes en situación irregular soportaban largos periodos de reclusión sin que se estudiaran medidas alternativas. Hubo denuncias de malos tratos policiales a activistas pacíficos.

Información general

No progresaron las negociaciones entre los dirigentes grecochipriotas y turcochipriotas sobre la reunificación de la isla.

Arriba

Personas refugiadas, solicitantes de asilo y migrantes

Los migrantes irregulares, ciertas categorías de solicitantes de asilo y las personas cuya solicitud de asilo había sido rechazada soportaban largos periodos de reclusión. Aparentemente se los recluía por sistema sin que se estudiaran medidas alternativas.

Se siguió recluyendo a migrantes irregulares y solicitantes de asilo en precarias condiciones en instalaciones inadecuadas, como los calabozos policiales de breve estancia y dos alas de la Prisión Central de Nicosia. La apertura del centro de detención para inmigrantes construido expresamente para ese fin en Menogia, con capacidad para albergar a 276 personas, se aplazó a 2013.

Varias personas continuaron privadas de libertad con fines de control de la inmigración a pesar de que su expulsión no era posible. Hubo varios casos de ciudadanos sirios que permanecieron meses detenidos por este motivo aunque las autoridades habían adoptado la política de suspender toda devolución a Siria durante el conflicto armado interno en el país. Por tanto, su detención resultaba arbitraria, innecesaria e ilegal.

  • En noviembre, el Tribunal Supremo de Chipre ordenó la puesta en libertad del iraní Majid Eazadi –cuya solicitud de asilo había sido rechazada y que llevaba 14 meses recluido en virtud de la normativa sobre inmigración– por no existir perspectivas realistas para su expulsión. Majid Eazadi había sido detenido en repetidas ocasiones a lo largo de casi tres años, de 2008 a 2011, con fines de expulsión. La defensora del Pueblo se había dirigido varias veces por escrito al Ministerio del Interior para expresar su preocupación por la legitimidad de su detención.

Las órdenes del Tribunal Supremo de poner en libertad a una persona basándose en que su reclusión prolongada era ilegal no siempre se respetaban en la práctica. En algunos casos, tras quedar en libertad, la persona volvía a ser detenida de inmediato por los mismos motivos que antes.

Según informes, las autoridades rehusaron examinar solicitudes de asilo rechazadas que habían presentado de nuevo ciudadanos sirios ante el drástico cambio de la situación en Siria.

Arriba

Policía y fuerzas de seguridad

El 7 de abril, miembros de la unidad antiterrorista y otros cuerpos de la policía chipriota irrumpieron en un edificio de la zona temporal de seguridad que estaba ocupado por un movimiento por la paz entre comunidades y detuvieron a 28 activistas, entre los que había menores de edad. Hubo numerosas denuncias sobre malos tratos policiales a activistas durante la operación. Según un abogado que estuvo presente, la entrada en el edificio fue ilegal, ya que no se mostró ninguna orden de detención. Las autoridades negaron haber empleado fuerza excesiva.

Arriba

Defensores y defensoras de los derechos humanos

En julio, el director ejecutivo de la ONG en favor de los derechos de inmigrantes y refugiados KISA fue absuelto de los cargos penales de “causar disturbios y participar en una asamblea ilegal”. Los cargos estaban relacionados con lo ocurrido en el Festival del Arco Iris, acto contra el racismo celebrado en Larnaca en 2010 y donde se habían producido enfrentamientos tras ser agredidos los asistentes, según informes, por los participantes en una manifestación contra la inmigración. Dos músicos turcochipriotas presuntamente agredidos y heridos de gravedad por manifestantes contra la inmigración demandaron a las autoridades al final del año por no haber detenido y procesado a los responsables del ataque.

Arriba

Desapariciones forzadas

Los restos de 43 personas exhumados por el Comité de Personas Desaparecidas en Chipre durante el año elevaron a 857 el número total de exhumaciones realizadas desde 2006. Al final del año se habían identificado y devuelto a sus familias los restos de 336 personas desaparecidas (269 grecochipriotas y 67 turcochipriotas) pero no se había identificado ni procesado a ningún responsable, ni en Chipre ni en Turquía.

Arriba

Ir al apartado de países

África

La crisis que azotaba Malí con creciente crudeza en 2012 reflejaba muchos de los problemas firmemente arraigados de l ...

América

Las violaciones generalizadas de derechos humanos cometidas en el pasado y la falta de rendición de cuentas de sus r ...

Asia y Oceanía

En países de toda Asia y Oceanía, el simple acto de expresar públicamente la propia opinión, en la calle o ...

Europa y Asia Central

Las elecciones parlamentarias de Georgia fueron un raro ejemplo de transición democrática del poder en ...

Oriente Medio y Norte de África

Los levantamientos populares que se propagaron por el Norte de África y Oriente Medio desde ...

Amnistía Internacional en las redes sociales

Visitas

  • Amnistía Internacional visitó Chipre en junio y octubre.