República del Congo - Informe 2010 Amnistia Internacional

Human Rights in República del Congo

Amnistía Internacional  Informe 2013


The 2013 Annual Report on
Array is now live »

Jefe del Estado y del gobierno
Denis Sassou-Nguesso (sustituyó a Isidore Mvouba como jefe del gobierno
Pena de muerte
abolicionista en la práctica
Población
3,7 millones
Esperanza de vida
53,5 años
Mortalidad infantil (‹5 años) (h/m)
135/122 por cada 1.000
Población adulta alfabetizada
81,1 por ciento

Se restringió el derecho a la libertad de expresión, reunión y circulación de líderes y simpatizantes de la oposición, especialmente tras las elecciones presidenciales de julio. Se detuvo a varias personas partidarias de la oposición, que quedaron luego en libertad sin cargos. Continuaron bajo custodia militar sin cargos ni juicio tres solicitantes de asilo detenidos en 2004.

Información general

El presidente Denis Sassou-Nguesso ganó las elecciones presidenciales de julio, y en agosto prestó juramento para un mandato de siete años. El Tribunal Constitucional declaró que había ganado con casi el 80 por ciento de los votos emitidos. Los partidos políticos de oposición y las organizaciones de la sociedad civil tacharon las elecciones de fraudulentas e injustas. La comisión electoral había rechazado varias candidaturas de la oposición por considerar que no cumplían todas las condiciones requeridas. Tras prestar juramento, el presidente Sassou-Nguesso formó nuevo gobierno y abolió el cargo de primer ministro, convirtiéndose así en jefe del Estado y del gobierno.

En la región de Pool se produjeron actos esporádicos de bandidaje, que se atribuyeron a ex miembros del Consejo Nacional de Resistencia (Conseil national de résistance, CNR). El ex líder de este grupo Frédéric Bintsamou lo negó, y dijo además que respetaba totalmente el acuerdo de paz firmado con el gobierno en 2003.

En marzo, el gobierno anunció la destrucción de casi 3.000 armas que había comprado a excombatientes del CNR en el marco de un programa de desmovilización de éstos. Frédéric Bintsamou dijo que el gobierno no había desmovilizado a sus combatientes ni reintegrado a ninguno de ellos en las fuerzas nacionales de seguridad, en contra de lo estipulado en el acuerdo de paz de 2003. En diciembre, el ex líder del CNR aceptó oficialmente el cargo de delegado general, encargado de promover los valores de la paz y reparar los estragos de la guerra, para el que el presidente Sassou-Nguesso lo había nombrado en 2007.

Libertad de reunión, expresión y circulación

Como en años anteriores, las fuerzas de seguridad del gobierno hicieron uso excesivo de la fuerza para reprimir manifestaciones pacíficas. Se negó a miembros de partidos políticos de oposición el disfrute de su derecho a la libertad de reunión, expresión y circulación.

Tres días después de las elecciones presidenciales de julio, varios partidos políticos de oposición que las tachaban de fraudulentas celebraron una manifestación de protesta en la capital, Brazzaville. Las fuerzas del gobierno utilizaron gas lacrimógeno y munición real para dispersar a los participantes e hirieron a algunos.

En respuesta a las protestas de julio, el gobierno prohibió todas las manifestaciones de la oposición. Asimismo, impidió a líderes de la oposición salir de la capital o del país, entre ellos al ex primer ministro Ange Edouard Poungui y al ex presidente del Colegio de Abogados congoleño Ambroise Hervé Malonga. Las autoridades del gobierno y de las fuerzas de seguridad dijeron que se buscaba a los líderes de la oposición en relación con investigaciones sobre unos actos de violencia cometidos presuntamente durante las manifestaciones de julio. El gobierno levantó las restricciones para viajar a principios de noviembre, tras las protestas de los líderes afectados y de organizaciones locales de derechos humanos. No se presentaron cargos contra ninguno de los líderes de la oposición sometidos a ellas.

  • Las fuerzas de seguridad sometieron a hostigamiento a cuatro periodistas que habían viajado a la República del Congo para informar de las elecciones. Confiscaron su equipo a Arnaud Zajtman y Marlène Rabaud, de la cadena de televisión France 24, y Thomas Fessy, de la BBC, y, según informes, amenazaron con violencia a la periodista de Radio France Internacional Catherine Ninin. Un portavoz del gobierno los acusó de publicar información falsa antes y después de las elecciones y tomar partido por opositores al gobierno.

Represión de la disidencia: detenciones

Tras las elecciones de julio se detuvo a varias personas vinculadas a partidos políticos de oposición. Poco después de las manifestaciones de julio fueron detenidos en Brazzaville el ex teniente del ejército Céléstin Ngalouo y otras dos personas encargadas de la seguridad del candidato presidencial de la oposición Mathias Dzon. Las autoridades del gobierno dijeron que se los buscaba en relación con unos disparos efectuados durante las manifestaciones. La oposición negó que algún partidario suyo hubiera disparado y culpó de ello a las fuerzas del gobierno. Los detenidos quedaron en libertad sin cargos al cabo de unas semanas.

  • A primeros de julio fue detenido a su regreso de Francia, donde llevaba viviendo más de 10 años, el ex coronel del ejército Ferdinand Mbahou. Había vuelto para ayudar a solucionar las desavenencias existentes en la dirección del partido Unión Panafricana para la Democracia Social (Union panafricaine pour la démocratie sociale). Las autoridades dijeron que había sido detenido por unos discursos incendiarios que había pronunciado en Francia. Al final del año seguía recluido sin cargos.

Solicitantes de asilo

  • Tres solicitantes de asilo de la República Democrática del Congo –Germain Ndabamenya Etikilome, Médard Mabwaka Egbonde y Bosch Ndala Umba– que se encontraban bajo custodia militar sin cargos ni juicio pasaron un quinto año en la misma situación. Habían sido detenidos en 2004 en Brazzaville. Germain Ndabamenya Etikilome estuvo gravemente enfermo a principios de año y pasó varias semanas sin recibir tratamiento. Mejoró cuando le administraron medicación. Pese a habérselo preguntado muchas veces, las autoridades no explicaron por qué continuaban detenidos estos hombres.

    Cómo puedes ayudar