Chad

Human Rights in República de Chad

Amnistía Internacional  Informe 2013


The 2013 Annual Report on
Chad is now live »

Jefe del Estado Idriss Déby Itno
Jefe del gobierno Yusuf Saleh Abbas
(sustituyó a Nouradine Delwa Kassiré Koumakoye en abril)

Pena de muerte retencionista
Población 11,1 millones
Esperanza de vida 50,4 años
Mortalidad infantil (‹5 años) (h/m) 195/180 por cada 1.000
Población adulta alfabetizada 25,7 por ciento

Centenares de civiles murieron o resultaron heridos en el curso de los combates que se libraron durante dos días de febrero entre el ejército chadiano y una coalición de grupos armados de oposición. Más de 50.000 civiles huyeron del país.
La población civil fue víctima de desapariciones forzadas, y algunas personas sufrieron detenciones ilegales, reclusiones arbitrarias y tortura o malos tratos. Periodistas y defensores y defensoras de los derechos humanos sufrieron intimidación y hostigamiento. Niñas y niños fueron secuestrados y reclutados como soldados. La situación de seguridad seguía siendo sumamente inestable en el este del país.
Miles de personas fueron desalojadas de sus casas por la fuerza sin consulta previa y no se les proporcionó alojamiento alternativo ni indemnización.

Información general

El 14 de febrero, el presidente Déby declaró el estado de excepción, que restringía drásticamente la libertad de circulación y expresión. El decreto se renovó el 29 de febrero hasta el 15 de marzo. El 15 de abril, el presidente Déby nombró un gobierno encabezado por el primer ministro, Yusuf Saleh Abbas. El 23 de abril, cuatro miembros de la oposición fueron nombrados ministros.

Chad y Sudán se acusaron mutuamente de apoyar a los oponentes de la otra parte. En mayo, Chad cerró su frontera con Sudán, y después Sudán rompió relaciones diplomáticas con Chad. En noviembre, tras la mediación de Libia, los dos gobiernos restablecieron las relaciones diplomáticas.

En el este del país continuaron los combates esporádicos entre fuerzas gubernamentales y grupos armados chadianos, al igual que la violencia entre comunidades, especialmente entre los grupos étnicos tama y zaghawa. La inseguridad, caracterizada por violaciones y homicidios, afectó a la población. El personal humanitario internacional que trabajaba en la región corría el riesgo de sufrir actos de bandidaje, en particular secuestros de vehículos y robos a mano armada.

En la región oriental de Chad había más de 290.000 personas refugiadas procedentes de la región sudanesa de Darfur y más de 180.000 personas internamente desplazadas. Grupos armados chadianos y sudaneses utilizaban los campos de refugiados y desplazados internos para reclutar combatientes. Se recibieron informes sobre venta de armas en el interior de los campos de refugiados y de los emplazamientos para desplazados internos del este del país.

El Consejo de Seguridad de la ONU amplió hasta el 15 de marzo de 2009 el mandato de la Misión de la ONU en la República Centroafricana y el Chad (MINURCAT). Al término de 2008, la MINURCAT tenía representantes en Yamena, el este de Chad y Bangui, en la República Centroafricana. En septiembre comenzó el despliegue de un contingente chadiano entrenado por la MINURCAT. El mandato de la operación militar de la Unión Europea conocida como EUFOR en el este de Chad y el norte de la República Centroafricana se amplió hasta marzo de 2009.

El 31 de marzo, el presidente Déby indultó a seis miembros de la organización benéfica francesa El Arca de Zoé a los que se había declarado culpables en 2007 del secuestro de 103 niños y niñas. Un tribunal de Yamena los había condenado a ocho años de prisión con trabajos forzados. Fueron trasladados a Francia, donde un tribunal falló que la legislación francesa impedía el cumplimiento de la pena de trabajos forzados, y la condena fue sustituida por ocho años de cárcel. En octubre, Chad exigió a Francia el pago de una indemnización a las familias de los niños y niñas, pero al terminar el año 2008 Francia no había efectuado pago alguno.

"El ejército y los grupos armados chadianos seguían reclutando y utilizando niños y niñas soldados."

Conflicto armado: ataque contra Yamena

El 31 de enero, grupos armados de oposición lanzaron una gran ofensiva contra Yamena. Durante dos días, intensos combates asolaron la ciudad. Al menos 700 civiles perdieron la vida y centenares resultaron heridos. Más de 50.000 personas huyeron al vecino Camerún. El ataque fue obra de una coalición integrada por tres grupos armados: la Unión de Fuerzas por la Democracia y el Desarrollo (Union des forces pour la Démocratie et le Développement, UFDD), la Unión de Fuerzas por la Democracia y el Desarrollo-Fundamental (Union des Forces pour la Démocratie et le Développement-Fondamentale, UFDD-Fondamentale), y la Agrupación de Fuerzas por el Cambio (Rassemblement des Forces pour le Changement, RFC).

En septiembre se hizo público el informe de la Comisión Nacional de Investigación designada por el gobierno para investigar la violencia. El documento concluía que la mayoría de los abusos contra los derechos humanos se cometieron cuando los grupos armados ya habían abandonado la ciudad, y recomendaba el establecimiento de un comité de seguimiento para implementar sus recomendaciones. En septiembre, el presidente Déby creó un comité de seguimiento compuesto únicamente por ministros del gobierno. Organizaciones de la sociedad civil reclamaron un comité más independiente.

Desapariciones forzadas

Las autoridades se negaron a revelar el paradero de algunos hombres desaparecidos tras ser detenidos por fuerzas gubernamentales.

  • Seguían sin conocerse la suerte y el paradero de más de 14 oficiales del ejército y civiles detenidos en abril de 2006 bajo la sospecha de participar en un ataque contra Yamena en 2006.
  • Seis miembros del grupo étnico tama detenidos en Guéréda en noviembre de 2007 continuaban desaparecidos. Harun Mahamat, sultán del departamento de Dar Tama, detenido junto con los seis hombres, quedó en libertad el 3 de mayo tras ser trasladado a una instalación militar de Yamena.
  • La Comisión Nacional de Investigación no estableció el paradero del dirigente opositor Ibni Oumar Mahamat Saleh, detenido el 3 de febrero por fuerzas gubernamentales. La Comisión dijo que probablemente había muerto.

Detención y reclusión arbitrarias

Personal de seguridad y soldados detuvieron y recluyeron a civiles, en especial después del ataque contra Yamena.

  • Tres dirigentes de la oposición –el ex presidente Lol Mahamat Choua, Ngarlegy Yorongar e Ibni Oumar Mahamat Saleh– fueron detenidos por las fuerzas de seguridad el 3 de febrero. Lol Mahamat quedó en libertad más tarde y Ngarlegy Yorongar reapareció en Camerún. Ibni Oumar Mahamat Saleh desapareció (véase supra).

Uso excesivo de la fuerza

Las fuerzas de seguridad usaron fuerza excesiva y medios letales innecesarios contra civiles.

  • Al menos 68 seguidores y seguidoras de Sheij Ahmet Ismael Bichara y cuatro gendarmes perdieron la vida el 29 de junio en Kouno, al abrir fuego indiscriminadamente los gendarmes cuando intentaban detener a Sheij Ahmet Ismael Bichara, que según informes había amenazado con lanzar una yihad (guerra santa). Lo detuvieron más tarde junto a cinco ayudantes suyos y lo trasladaron a un centro de detención de Yamena.

Ejecuciones extrajudiciales

Fuerzas gubernamentales ejecutaron extrajudicialmente a civiles tras el ataque contra Yamena. Algunos cadáveres, entre ellos el de Adam Bachir Abeldielil, fueron recuperados en la orilla del río Chari. Se denunciaron homicidios similares en el este del país. El gobierno no adoptó medida alguna para poner a disposición judicial a los sospechosos de los homicidios.

  • Doungous Ngar fue detenido por las fuerzas de seguridad el 5 de febrero, y al día siguiente se encontró su cuerpo en el depósito de cadáveres de un hospital de Yamena. Había sido detenido en su lugar de trabajo por soldados que lo acusaron de robar una motocicleta, lo ataron de pies y manos y lo introdujeron en un vehículo militar.
  • Adam Hassan y Bineye Mahamat, comerciantes de Farcha, un suburbio de Yamena, fueron detenidos el 23 de febrero por unos soldados que los acusaron de apoyar a la oposición armada. Los golpearon y los arrojaron al vehículo de los soldados. Sus cadáveres aparecieron en la orilla del río Chari.

Violencia contra mujeres y niñas

Las niñas y las mujeres jóvenes seguían siendo víctimas de violación y otras formas de violencia sexual. Niñas desplazadas eran violadas cuando se arriesgaban a salir de los campos donde residían. Se denunciaron algunas violaciones cometidas por soldados chadianos tras el ataque contra Yamena, a menudo en el contexto de registros domiciliarios en busca de armas y productos robados.

Continuó la práctica de la mutilación genital femenina y se imponían matrimonios forzados, incluso en los campos para personas refugiadas e internamente desplazadas.

  • El 21 de mayo, una mujer de 55 años de edad, madre de cinco hijos, fue violada por tres soldados gubernamentales que custodiaban un punto de paso de una trinchera excavada alrededor de Yamena para proteger la ciudad de ataques armados. La mujer huyó después a Camerún para escapar del estigma social.

Desalojos forzosos

El gobierno ordenó la demolición de miles de viviendas en Yamena, dejando a decenas de miles de personas sin hogar, en aplicación de un decreto presidencial de 22 de febrero. El consejo municipal de Yamena afirmó que las casas destruidas se habían construido sin autorización en terrenos de propiedad oficial. El gobierno no garantizó la consulta previa con los propietarios y tampoco les ofreció viviendas alternativas ni indemnizaciones.

Personas refugiadas y desplazadas internamente

Al término de 2008, Chad acogía a casi 250.000 personas refugiadas de Darfur en 12 campos. Más de 13.000 refugiados entraron en Chad durante el año, huyendo de los combates en Sudán. Había más de 180.000 chadianos internamente desplazados. Unas 50.000 personas refugiadas procedentes de la República Centroafricana seguían viviendo en el sur de Chad.

Pena de muerte

En agosto, un juez chadiano declaró culpable y condenó a muerte al ex presidente exiliado Hissène Habré y a 11 dirigentes de la oposición armada, entre ellos Timane Erdimi, líder de la Agrupación de Fuerzas por el Cambio, y Mahamat Nouri, líder de la Alianza Nacional. El tribunal los declaró culpables in absentia de delitos contra «el orden constitucional, la integridad territorial y la seguridad» de Chad.

Niños y niñas soldados

El ejército y los grupos armados chadianos seguían reclutando y utilizando niños y niñas soldados. Según la ONU, entre 7.000 y 10.000 niños y niñas servían en grupos armados y en el ejército chadiano.

En el este del país, grupos armados sudaneses –los Toro Boro y el Movimiento Justicia e Igualdad– reclutaban niños y niñas de los campos de personas refugiadas. El Frente Unido por el Cambio Democrático (Front Uni pour le Changement Démocratique) chadiano también reclutó niños y niñas en campos de refugiados y desplazados internos.

Libertad de expresión: periodistas

Los periodistas seguían siendo objeto de intimidación, hostigamiento y detención. Periodistas que informaban sobre el conflicto en el este del país o sobre las relaciones con Sudán eran acusados de ser «enemigos del Estado».

No se toleraban las críticas hacia las autoridades, y algunos periodistas se vieron obligados a huir del país. Durante el estado de excepción, un decreto presidencial restringió la libertad de prensa y aumentó las penas que podían imponerse a los periodistas. El decreto continuó en vigor cuando se levantó el estado de excepción en marzo.

  • El 16 de enero, la policía detuvo a Maji-maji Oudjitan, coordinador de programas de FM Liberté, y cerró esta emisora de radio, que volvió a abrir el 27 de mayo por orden del nuevo primer ministro. El director de la emisora, Djekourninga Kaoutar Lazare, estuvo detenido del 16 al 22 de enero.
  • El 16 de febrero se retiró la credencial a Sonia Roley, corresponsal de Radio France Internationale (RFI) y única representante de medios internacionales que permanecía en el país, que se vio obligada a salir de Chad.

Defensores y defensoras de los derechos humanos

Los defensores y defensoras de los derechos humanos sufrieron amenazas, ataques y detenciones.

  • El 28 de julio, el ministro del Interior ordenó el cierre de la Asociación Chadiana de Víctimas de Represión y Delitos Políticos. El 31 de julio, el presidente de la organización, Clément Abaïfouta, fue detenido, acusado de incitar al odio étnico, falsificación y uso de documentos falsificados. Quedó en libertad el 1 de agosto pero siguió sufriendo actos de hostigamiento.
  • Deouzoumbé Daniel Passalet, presidente de Derechos Humanos sin Fronteras, fue detenido el 9 de enero tras hacer comentarios sobre la desaparición forzada de un funcionario gubernamental. En febrero pasó a la clandestinidad.

Abusos cometidos por grupos armados

En el este de Chad, varios grupos armados chadianos y sudaneses sometieron a la población civil a homicidios, violaciones, reclutamiento de niños y niñas y secuestros para exigir rescate. También atacaron a trabajadores humanitarios.

Durante 2008 continuaron en el este del país los homicidios ilegítimos de civiles cometidos por grupos armados. También murieron personas en enfrentamientos entre comunidades, especialmente entre miembros de los grupos étnicos tama y zaghawa. Muchos de estos homicidios tuvieron lugar en abril, sobre todo en Guéréda.

En julio estalló la violencia entre los grupos étnicos moro y dajo en Kerfi, en el este de Chad. Un alto dirigente moro murió en los enfrentamientos y miles de dajos se vieron obligados a huir de la zona.

  • En abril, Ramadan Djom, conductor de la ONG británica Save the Children, murió a manos de hombres armados cerca de la frontera de Sudán. El 1 de mayo, Pascal Marlinge, director de la organización en Chad, murió por disparos efectuados por hombres armados entre Farchana y Hajir Hadid, cerca de la frontera de Sudán.

Bandidos armados secuestraban a niños y niñas para exigir rescate, y los mataban si sus padres no pagaban.

Visitas de Amnistía Internacional

Una delegación de Amnistía Internacional visitó Chad en mayo.

Informes de Amnistía Internacional

Double misfortune: The deepening human rights crisis in Chad (en inglés, 18 diciembre 2008)
Chad: Las fuerzas de seguridad matan a 68 personas al ir a detener a un líder espiritual musulmán (10 julio 2008)

Cómo puedes ayudar