Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

25 junio 2012

Los seguidores de los disidentes, objetivo para el gobierno sirio

Los seguidores de los disidentes, objetivo para el gobierno sirio
El Dr. Mohammed Hamzeh, seguidor de un imán disidente, lleva detenido desde agosto del año pasado.

El Dr. Mohammed Hamzeh, seguidor de un imán disidente, lleva detenido desde agosto del año pasado.

© Particular


Cualquier persona retenida por las autoridades con el fin de obligar a un familiar a hacer o dejar de hacer algo es a efectos prácticos un rehén.
Fuente: 
Ann Harrison, directora adjunta del Programa de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el norte de África

La comunidad internacional sigue sin decidirse a emprender acciones significativas para poner fin a la crisis en Siria y proporcionar justicia a las víctimas de violaciones de los derechos humanos. Mientras, sigue apareciendo nueva información sobre los métodos empleados por las autoridades para aplastar cualquier forma de disidencia.

No solo se está disparando a los manifestantes, atacando pueblos y quemando casas de activistas: también se están utilizando otras herramientas represivas, aunque no tan visibles, con el fin de desalentar a cualquiera que demuestre su oposición al gobierno.

Al parecer, más de 20 seguidores del imán de Damasco, Saria al Refai –quien criticó públicamente las violaciones cometidas por el gobierno durante el sermón de la oración del viernes– han sido detenidos y algunos llevan más de diez meses en reclusión.

Entre ellos se encuentra un médico de Damasco, Mohamed Hamzeh, cirujano maxilofacial que fue detenido el 21 de agosto del año pasado frente a la mezquita de Zaid bin Thabit al Ansari, desde donde Saria al Refai había criticado a las autoridades del país.

Antes, ese mismo mes, Saria al Refai había advertido a los líderes sirios de que “toda Siria se alzará a menos que el ejército se retire, se libere a todos los prisioneros y cesen las hostilidades”.

Añadió: “No queremos oír hablar de bandas armadas. […] las autoridades son responsables de cada gota de sangre vertida”.

El doctor Mohamed Hamzeh estaba y quizá siga recluido sin cargos por el Servicio de Inteligencia de la Fuerza Aérea en Harasta, un barrio a las afueras de Damasco, al noreste, aunque hay rumores de que habría sido trasladado a la cercana prisión militar de Saydnaya.

Amnistía Internacional ha sabido, a través de una fuente cercana al doctor, que durante su reclusión este ha sido sometido a torturas y otros malos tratos, entre ellos la fractura de una mandíbula durante una paliza.

La misma fuente lo describe como “un hombre amable, un pacifista; cobraba muy poco dinero a sus pacientes pobres, o nada en absoluto”.

La fuente afirmó asimismo que, con el fin de intimidar a Saria al Refai y a sus seguidores, se detonó una “bomba sónica” –que produce un ruido ensordecedor– cerca de la mezquita y que el imán recibió amenazas de que se le haría daño a su familia.

Es difícil valorar hasta qué punto estaría funcionando esta táctica de silenciar a los disidentes convirtiendo a sus familiares o seguidores en objetivos.

Ha circulado nueva información de que Saria al Refai ha cambiado el tono de sus sermones, llegando a afirmar que manifestarse es haram, es decir, está prohibido según la ley islámica. No obstante, en un sermón de viernes grabado más adelante ese mismo mes, el imán alegaba no haber dicho eso, sino que “está prohibido manifestarse con armas”.

En todo caso, parece que Saria al Refai está siendo menos crítico con las autoridades sirias en público desde que estas dirigen su objetivo contra los seguidores del imán.

Las familias de personas consideradas opositoras del gobierno también son consideradas objetivos por el gobierno.

Una familia formada por dos niños pequeños y su madre embarazada, lleva recluida en régimen de incomunicación más de un mes en las instalaciones del Servicio de Inteligencia de la Fuerza Aérea de Al Mezzeh, en Damasco.

Mahmoud Hamada, de 10 años, y Osama Hamada, de 8, fueron detenidos en su casa de Aqraba, a las afueras de Damasco, el 15 de mayo de 2012, junto con su madre, Malika al Khateeb, embarazada de seis meses.

Según la información recabada por Amnistía Internacional, la familia está retenida para obligar a Said Mahmoud Hamada, el padre de los dos niños y marido de Malika al Khateeb, que es buscado por las autoridades, a entregarse. Así pues, son presos de conciencia y deben ser liberados inmediata e incondicionalmente.

Amnistía Internacional ha hablado recientemente con un ciudadano sirio en Líbano, quien afirma que las fuerzas de seguridad capturaron a su madre y la llevaron al centro de detención donde él estaba retenido, tras lo cual “confesó” lo que quisieron que confesara, temiendo que de lo contrario hicieran daño a su madre.

También se ha informado en numerosas ocasiones de que los familiares de miembros de las fuerzas de seguridad que desertan para unirse a la oposición podrían haber sido atacados y en ocasiones asesinados en lo que podría calificarse de ejecuciones extrajudiciales.

También son consideradas objetivos las familias de activistas sirios residentes en el extranjero. Después de que el músico Malek Jandali, afincado en Estados Unidos, tocase frente a la Casa Blanca en julio con motivo de una manifestación a favor de las reformas, su madre y su padre, de 66 y 73 años respectivamente, fueron atacados en su casa de Homs.

Malek contó a Amnistía Internacional que sus padres habían sido golpeados y que los habían encerrado en el baño mientras la casa era saqueada. Los asaltantes, que no se identificaron, aunque los padres de Malek creen que se trataba de agentes de seguridad o de inteligencia de paisano o miembros de las milicias progubernamentales conocidas como shabiha, les dijeron: “Esto es lo que ocurre cuando tu hijo se ríe del gobierno”. La pareja ha abandonado el país.

“Esta serie de ataques, no sólo contra activistas, sino contra sus simpatizantes y familiares, es una demostración más de que el gobierno sirio no tolera disidencias y está dispuesto a ir muy lejos para amordazar a quienes lo desafíen públicamente”, afirma Ann Harrison, directora adjunta del Programa de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el norte de África. 

“Cualquier persona retenida por las autoridades con el fin de obligar a un familiar a hacer o dejar de hacer algo es a efectos prácticos un rehén. Dichas personas deben ser liberadas inmediata e incondicionalmente y las autoridades sirias deben permitir la disidencia pacífica en lugar de poner en práctica represalias que en muchos casos constituyen crímenes contra la humanidad o crímenes de guerra.”

Amnistía Internacional está asimismo investigando informes según los cuales familiares de miembros de las fuerzas de seguridad sirias habrían sido asesinados o secuestrados por miembros de grupos armados de la oposición. De ser ciertos, sería motivo de inquietud. La organización condena sin reservas los graves abusos cometidos por los grupos armados, incluidos los ataques contra la población civil, ataques indiscriminados y desproporcionados, torturas y otros maltratos, secuestro de civiles y asesinato de prisioneros.

Tema

Disappearances And Abductions 
Tortura y malos tratos 

País

Siria 

Región

Oriente Medio y Norte de África 

@amnestyonline on twitter

Noticias

22 julio 2014

Mientras en Londres se reúnen hoy activistas para debatir sobre estrategias para abordar la mutilación genital femenina, comunidades de todo Sierra Leona adoptan un enfoque... Más »

04 septiembre 2014

Amnistía Internacional lleva muchos años investigando y documentando el uso de la tortura en México. A continuación, ofrecemos algunos datos alarmantes:

Más »
03 junio 2014

En la segunda de una serie de dos partes, dos de las personas cuyos nombres estaban entre los “más buscados” a causa de su papel en las protestas de 1989 en Tiananmen cuentan... Más »

11 julio 2014

Sasha, activista ucraniano de 19 años, fue secuestrado a punta de pistola por separatistas en Luhansk y golpeado una y otra vez durante 24 horas.

Más »
03 septiembre 2014

La decapitación del periodista estadounidense Steven Sotloff por militantes del Estado Islámico es el último de la serie de crímenes de guerra que están cometiendo los grupos... Más »