Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

16 octubre 2013

Cómo la detención del general Pinochet cambió el significado de la justicia

Cómo la detención del general Pinochet cambió el significado de la justicia
En octubre de 1988, Augusto Pinochet fue puesto bajo custodia policial en Londres.

En octubre de 1988, Augusto Pinochet fue puesto bajo custodia policial en Londres.

© MARTIN THOMAS/AFP/Getty Images


En un golpe de vista

La batalla legal para extraditar a Augusto Pinochet

Julio de 1996
Se presentan ante la Audiencia Nacional de España las querellas iniciales contra Augusto Pinochet.

Febrero de 1997
Se inician las investigaciones judiciales en España.

Octubre de 1998
El juez español Baltasar Garzón Real emite un auto oficial a las autoridades británicas para interrogar a Augusto Pinochet.
Augusto Pinochet es puesto bajo custodia policial en Londres.
El juez Baltasar Garzón emite una orden de detención internacional contra Augusto Pinochet para preparar la solicitud de extradición.
El Tribunal Superior de Reino Unido resuelve que Augusto Pinochet goza de inmunidad frente a la extradición por su condición de ex jefe de Estado. La fiscalía de Reino Unido apela contra la decisión del Tribunal Superior.

Noviembre de 1998
El Comité Judicial de la Cámara de los Lores, máximo tribunal de Reino Unido, anula la sentencia del Tribunal Superior y resuelve que Augusto Pinochet no goza de inmunidad procesal.

Diciembre de 1998
La resolución de los Lores es anulada, tras un recurso que impugnaba la composición del tribunal por los vínculos que unen a uno de los jueces lores con Amnistía Internacional.

Marzo de 1999
Los Lores resuelven de nuevo que Augusto Pinochet no goza de inmunidad procesal por los actos de tortura cometidos cuando era jefe de Estado, y que puede ser extraditado.

Octubre de 1999
Comienzan las vistas sobre la extradición de Pinochet en el tribunal de primera instancia de Bow Street. El magistrado Ronald Bartle ordena la extradición de Pinochet.

Noviembre de 1999
El gobierno chileno pide a las autoridades británicas que realicen exámenes médicos a Augusto Pinochet para considerar la posibilidad de concederle la libertad por motivos humanitarios (demencia).

Marzo de 2000
Augusto Pinochet regresa a Chile después de que el ministro del Interior británico, Jack Straw, decida detener, por motivos de salud, los procedimientos de su extradición a España.

See video
No debemos olvidar que Pinochet murió como prófugo de la justicia. Le quedó claro que la sociedad internacional lo consideraba un criminal.
Fuente: 
Joan Garcés, abogado español y ex asesor de Salvador Allende, el que fuera presidente de Chile.

El ex presidente chileno Augusto Pinochet fue detenido en Londres el 16 de octubre de 1998, en una acción que cambió para siempre la idea de justicia internacional. Quince años después, dos de los principales actores de esa historia –el abogado español Joan Garcés y la ex investigadora de Amnistía Internacional sobre Chile, Virginia Shoppeé– comparten sus recuerdos acerca de un suceso que causó estupor entre los observadores de ambos lados del Atlántico.

El 3 de octubre de 1998, Virginia Shoppeé estaba en su escritorio de la sede en Londres de Amnistía Internacional, haciendo su repaso diario de las últimas noticias sobre Chile, cuando se encontró con un sorprendente despacho de la agencia France-Presse. El ex presidente de Chile, el general retirado Augusto Pinochet, estaba a punto de emprender un viaje a Europa, incluyendo el Reino Unido.

Amnistía Internacional había realizado un abundante trabajo de denuncia de las atrocidades perpetradas por el régimen de Pinochet, que había sido responsable de la desaparición de más de 3.000 personas y la tortura de miles más durante sus 17 años de gobierno.

La idea inicial de Shoppeé fue que el viaje de Pinochet a Europa brindaba la oportunidad de continuar con ese trabajo.

Habló del tema con Javier Zúñiga, director del programa de Amnistía Internacional sobre América, y redactó el primero de los muchos documentos que sobre Pinochet publicaría la organización en las semanas siguientes.

El documento recordaba a todos los gobiernos de Europa, incluido el de Reino Unido, que tenían la obligación de detener a Pinochet en virtud de las disposiciones de la Convención contra la Tortura. Pero Shoppeé admite que nunca pensó que la detención de Pinochet fuera realmente posible:

“Publicamos ese primer documento sobre la visita de Pinochet a Europa porque pensamos que era lo menos que podíamos hacer, pero no esperábamos una gran repercusión. Yo había estado en Chile siete meses antes, y me había reunido con políticos, víctimas y familiares de víctimas y con representantes de ONG. Ninguno de ellos pensaba en la detención de Pinochet. Las violaciones de derechos humanos cometidas durante su gobierno se consideraban un caso cerrado”.

Sin embargo, los procedimientos judiciales para detener a Pinochet ya habían sido iniciados: los había puesto en marcha en julio de 1996 Joan Garcés, un abogado español y ex asesor de Salvador Allende, el ex presidente chileno que fue depuesto –y murió– en el golpe de Estado de Pinochet.

Garcés pensó que podía acusarse a Pinochet utilizando los principios de la jurisdicción universal, que en teoría permitía a los Estados investigar y perseguir a personas por delitos cometidos en otros países.

El abogado recuerda que se sintió alentado por los progresos realizados respecto a las atrocidades cometidas por el régimen militar de Argentina:

“La Audiencia Nacional española había admitido en 1996 una querella presentada por víctimas de tortura y desaparición forzada en Argentina, después de que el Parlamento admitiera en 1985 que la jurisdicción universal podía aplicarse en casos de crímenes contra la humanidad, terrorismo y genocidio”.

Garcés presentó una querella similar sobre Chile, y su equipo empezó a reunir pruebas para presentarlas ante la Audiencia Nacional. Decenas de víctimas de la represión militar chilena viajaron a España para testificar.

“Esperábamos el momento adecuado para pedir una orden de detención internacional contra Pinochet. Era una cuestión compleja. Teníamos que esperar a que viajara a un país cuyo poder judicial fuera lo bastante fuerte e independiente como para resistir la presión política y diplomática que generaría su detención”.

Ese momento llegó cuando se confirmó la visita de Pinochet a Reino Unido. El 15 de octubre, el equipo de Garcés presentó ante la Audiencia Nacional una petición de orden de detención contra Pinochet, con el fin de que fuera extraditado a España para ser juzgado. La orden se envió a las autoridades británicas y, a primera hora del día siguiente, Pinochet fue arrestado. Permaneció bajo custodia en The Clinic, un costoso hospital privado en el que acababa de someterse a una operación.

Era la primera vez que se detenía a un ex jefe de gobierno sobre la base del principio de jurisdicción universal.

El equipo de Garcés empezó a trabajar entonces con Amnistía Internacional para apoyar la solicitud de extradición. La organización asumió un papel de liderazgo en los intentos por conseguir que el general retirado fuera enviado a España para ser juzgado, tal y como explica Virginia Shoppeé:

"La detención de Pinochet marcó un hito en la lucha por los derechos humanos. No podíamos dejar que se quedara en un simple artículo de cuatro frases publicado en un periódico. Teníamos que aprovechar la oportunidad y ayudar a llevarlo ante un tribunal."

Los jueces británicos resolvieron en 1999 que Pinochet debía ser extraditado a España, pero esa extradición no llegó a producirse. El entonces ministro del Interior, Jack Straw, ordenó en el año 2000 su liberación por motivos de salud, después de que un controvertido examen médico declarara que Pinochet no estaba en condiciones de comparecer ante un tribunal. Pinochet regresó, libre, a Chile.

Garcés y Shoppeé creen que entró en juego la política. No obstante, ambos están de acuerdo en que, aunque el resultado de la detención de Pinochet no fue el que habían deseado, su caso marcó un hito fundamental en la lucha contra la impunidad de Pinochet y en favor de los derechos humanos. Garcés dice:

“Los jueces británicos se tomaron el proceso muy en serio y, por último, la postura predominante fue la que nosotros pensábamos que era conforme al derecho internacional. Pero, al final, el gobierno británico, movido por la presión política de los gobiernos chileno y español, y por intereses económicos y diplomáticos, así como por otros intereses turbios, no permitió que siguiera adelante”.

“No debemos olvidar que Pinochet murió como prófugo de la justicia. Le quedó claro que la sociedad internacional lo consideraba un criminal."

El día que Pinochet regresó a Chile, se iniciaron decenas de demandas judiciales contra él. Virginia Shoppeé dice:

“Pinochet no volvió a Chile como una persona inocente, como un ex presidente acusado injustamente, sino como un hombre culpable de violaciones de derechos humanos cuya extradición no se había permitido por motivos de salud”.

“Las reclamaciones de las víctimas volvían a ser una cuestión pública. Chile había cambiado. Ya no era el Chile que visité en marzo de 1998, en el que nadie quería hablar de los crímenes de lesa humanidad cometidos por el gobierno militar. Chile tenía que hacer frente a las atrocidades del pasado, un pasado que el país negó hasta que Pinochet fue puesto bajo custodia en Londres.”

Tema

Activistas 
Impunity 
Justicia internacional 
Tortura y malos tratos 

País

Chile 

Región

América 

@amnestyonline on twitter

Noticias

22 julio 2014

Mientras en Londres se reúnen hoy activistas para debatir sobre estrategias para abordar la mutilación genital femenina, comunidades de todo Sierra Leona adoptan un enfoque... Más »

27 noviembre 2014

Aquí tienes 15 datos sobre el proceso de restitución de tierras de Colombia.

Más »
10 octubre 2014

Países de todo el mundo siguen condenando a muerte o ejecutando a personas con discapacidad mental e intelectual, en una clara violación de las normas... Más »

09 octubre 2014

ONG rusas calificadas de "agentes extranjeros" por las autoridades hablan sobre su lucha para poner fin a la campaña de desprestigio emprendida contra ellos y sobre su vital... Más »

03 septiembre 2014

La decapitación del periodista estadounidense Steven Sotloff por militantes del Estado Islámico es el último de la serie de crímenes de guerra que están cometiendo los grupos... Más »