Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

22 mayo 2008

El mundo debe dar respuesta a la crisis alimentaria

El mundo debe dar respuesta a la crisis alimentaria
Declaración de Amnistía Internacional ante el primer periodo extraordinario de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas sobre el tema de la crisis alimentaria mundial.

Señor presidente:

Amnistía Internacional acoge con satisfacción la celebración del primer periodo extraordinario de sesiones del Consejo de Derechos Humanos sobre el tema de la crisis alimentaria mundial.

Consideramos que la crisis alimentaria mundial constituye una emergencia global de derechos humanos que se ha visto exacerbada por violaciones de derechos humanos, como el derecho a una alimentación adecuada. Es fundamental que la comunidad internacional actúe con rapidez para garantizar el abastecimiento de los alimentos necesarios para prevenir el hambre, y para identificar y abordar las causas subyacentes de la creciente inseguridad con respecto a la alimentación.

Recordamos al Consejo que el hambre y la inseguridad alimentaria que sufren millones de personas son consecuencia directa de violaciones de derechos humanos. La organización ha documentado casos de discriminación, manipulación política de la distribución de alimentos, obstrucción de la asistencia humanitaria necesaria y otras violaciones de derechos humanos que han desembocado en una situación de hambruna masiva en diversos países como, en concreto, Corea del Norte, Myanmar, Somalia, Sudán (Darfur), los Territorios Palestinos Ocupados (especialmente la Franja de Gaza) y Zimbabue.

En Gaza, la crisis actual ha agravado las ya de por sí lamentables condiciones en que vive el millón y medio de palestinos a causa del bloqueo impuesto por Israel, que dificulta el acceso a los alimentos y el transporte de otros artículos de primera necesidad, como suministros médicos y ayuda humanitaria.

Amnistía Internacional también expresa su honda preocupación ante los continuos obstáculos planteados por el gobierno de Myanmar para hacer llegar la necesaria ayuda humanitaria a cientos de miles de personas que, a consecuencia de un desastre natural, están a punto de morir de hambre o de sufrir enfermedades potencialmente mortales. La organización lleva muchos años denunciando el impacto que la requisa arbitraria de alimentos tiene en la seguridad alimentaria, y considera especialmente preocupantes los recientes informes sobre las constantes exportaciones de arroz en un momento en que una gran parte de la población está expuesta a morir de inanición.

También queremos llamar la atención del Consejo de Derechos Humanos sobre una serie de informes que hemos recibido en relación con el uso excesivo de la fuerza y otras violaciones de derechos humanos que Estados como Camerún, Costa de Marfil, Egipto, Haití y Senegal han llevado a cabo contra defensores y defensoras de los derechos humanos y al responder a los disturbios y las protestas causados por la escasez de alimentos. Cuando el “acaparamiento de provisiones” se convierta en una cuestión grave que exija la intervención del Estado, éste debe responder dentro del marco de los derechos humanos.

La actual crisis alimentaria exige la acción coordinada de los Estados miembros de la ONU mediante una colaboración internacional mayor y más efectiva, dentro del marco del derecho y las normas internacionales de derechos humanos. La obligación de prestar cooperación internacional exige que todos los Estados que estén en condiciones de proporcionarla ofrezcan asistencia a otros Estados que la necesiten y que no puedan cumplir de otro modo con sus “obligaciones básicas mínimas” de garantizar que la población no padece hambre. Los Estados también deben garantizar que sus políticas no violan el derecho a la alimentación en otros países, y deben colaborar para facilitar el acceso a los alimentos. En el ámbito nacional, los Estados deben cumplir con su obligación inmediata de garantizar que se dispone de alimentos adecuados y que se puede acceder a ellos con el fin de combatir el hambre, y deben dar prioridad a las personas en situación más vulnerable, solicitando, cuando sea necesario, asistencia internacional para garantizar que nadie sufre hambre.

Apoyamos el llamamiento realizado en la declaración conjunta presentada por Food First Information and Action Network (FIAN) para que se garantice que la promoción y protección de los derechos humanos constituyen el núcleo de todas las iniciativas internacionales destinadas a hallar soluciones para la crisis alimentaria.

El Consejo de Derechos Humanos, por sí mismo y a través de sus mecanismos, puede también desempeñar una función vital a la hora de garantizar que se respetan los derechos humanos al dar respuesta a la crisis alimentaria mundial y que se reconocen y abordan las violaciones causantes de la crisis actual.

Por lo tanto, Amnistía Internacional insta al Consejo de Derechos humanos a que:
•    investigue el papel que las políticas nacionales e internacionales y las violaciones de derechos humanos, como la discriminación o la injerencia de motivos políticos en el acceso a la alimentación, han desempeñado en la creación o el aumento de la inseguridad alimentaria en diferentes países;
•    pida a todos los Estados que garanticen el respeto por los derechos humanos en todas las medidas que se adopten para responder a la crisis alimentaria actual;
•    pida a todos los Estados que garanticen que se proporciona cooperación y asistencia internacional adecuada para abordar los efectos de la crisis alimentaria, y que se respetan plenamente los derechos humanos;
•    inste a los Estados a colaborar plenamente con el relator especial sobre el derecho a la alimentación respondiendo con prontitud y en su totalidad a sus llamamientos urgentes, comunicaciones y solicitudes de visita y poniendo en práctica sus recomendaciones;
•    pida a todos los Estados que garanticen que la respuesta a protestas o disturbios es rigurosamente proporcionada y respeta los derechos humanos, y que se investigan plenamente y sin dilación las denuncias de violaciones de derechos humanos, iniciando los procedimientos penales o disciplinarios que correspondan en función de la gravedad del delito.
La convocatoria de este periodo especial de sesiones debe ser el comienzo de la implicación del Consejo de Derechos Humanos en esta cuestión.

Tema

Naciones Unidas 

@amnestyonline on twitter

Noticias

03 diciembre 2014

Cuando Magdy el Baghdady, londinense de 30 años, viajó a Sudán en 2011 para abrir un restaurante, poco podía imaginar que sería detenido y torturado. Esta es su increíble... Más »

27 noviembre 2014

Aquí tienes 15 datos sobre el proceso de restitución de tierras de Colombia.

Más »
03 diciembre 2014

Treinta años después siguen sin limpiarse los productos químicos abandonados tras la fuga de gas de Bhopal y el asunto se ha convertido en un tema tóxico. 

 

Más »
09 octubre 2014

ONG rusas calificadas de "agentes extranjeros" por las autoridades hablan sobre su lucha para poner fin a la campaña de desprestigio emprendida contra ellos y sobre su vital... Más »

03 septiembre 2014

La decapitación del periodista estadounidense Steven Sotloff por militantes del Estado Islámico es el último de la serie de crímenes de guerra que están cometiendo los grupos... Más »