Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

19 agosto 2008

Decenas de miles de personas corren peligro en Sri Lanka al intensificarse los enfrentamientos

Decenas de miles de personas corren peligro en Sri Lanka al intensificarse los enfrentamientos
Las fuerzas armadas srilankesas y el grupo de oposición Tigres de Liberación de Eelam Tamil están poniendo en peligro a decenas de miles de civiles desplazados mientras continúan los enfrentamientos en la zona de Wanni, en el norte del país.

Se agrava el conflicto y resulta preocupante la escasa información fiable que llega desde la zona, ya que los periodistas sufren fuertes restricciones a la hora de informar. Cada bando contradice continuamente la información del contrario. Por ello, urge la presencia sobre el terreno de observadores internacionales independientes que evalúen la situación.

No hay lugar seguro para los miles de familias que tratan de huir de los bombardeos aéreos y terrestres lanzados por las fuerzas srilankesas en su avance hacia la localidad de Kilinochchi. Desde mayo, los bombardeos aéreos y de artillería terrestre del gobierno han obligado a más de 70.000 personas a huir de sus hogares, sobre todo en los distritos de Kilinochchi y Mullaitvu.

Los Tigres de Liberación han impedido a millares de familias huir de las zonas de Wanni que controlan hacia lugares más seguros mediante la imposición de un estricto sistema de tránsito. A algunas personas se las ha forzado a quedarse atrás como garantes del regreso de otros miembros de la familia.

"Estas personas se están quedando sin lugares adonde ir y sin artículos de primera necesidad", afirmó Yolanda Foster, investigadora de Amnistía Internacional sobre Sri Lanka. "Los Tigres de Liberación las obligan a permanecer en lugares peligrosos y el gobierno no está haciendo lo suficiente para garantizar que reciben asistencia básica."

Amnistía Internacional ha tenido noticia de que el gobierno mantiene a las personas que han podido abandonar zonas controladas por los Tigres de Liberación en refugios temporales que a menudo funcionan en la práctica como centros de detención.

Testigos del campo de Kalimoddai, en el distrito de Mannar, han contado a la organización que más de 200 familias allí recluidas no pueden salir del campo bajo ningún concepto (excepto para ir a la escuela) sin obtener previamente una autorización de las fuerzas de seguridad gubernamentales.

Pese a que se han hecho llamamientos para que se permita a las personas desplazadas llegar por corredores humanitarios a lugares más seguros donde puedan recibir asistencia y atención básicas, en la práctica se las está utilizando como escudo entre los dos bandos enfrentados.

Medios de comunicación srilankeses han informado de que el teniente general Sarath Fonseka, jefe del Estado Mayor, ha ordenado a sus tropas destacadas en Wanni que bloqueen todas las salidas de la zona con el fin de evitar que los Tigres de Liberación se infiltren en territorio controlado por el gobierno. Sin embargo, si se sella la línea divisoria, también se impedirá a la población civil huir de las zonas de conflicto.

"Los dos bandos de este largo conflicto han vuelto a demostrar que pondrán en peligro la vida de miles de personas de a pie con tal de lograr sus objetivos militares", afirmó Yolanda Foster. "Al no haber observadores internacionales independientes, la población civil de Sri Lanka carece de protección y permanece a merced de dos fuerzas con un dilatado historial de abusos."

Este fin de semana, el gobierno ha garantizado que abrirá tres corredores seguros y que, por el momento, está facilitando el paso de la ayuda humanitaria a través del control de carretera de Omanthai (el punto situado entre el territorio controlado por el gobierno y la zona en poder de los Tigres de Liberación). Esta ayuda se necesita con muchísima urgencia, pero las organizaciones humanitarias que trabajan en la zona han manifestado con honda preocupación que, de alargarse el conflicto, la población civil desplazada sufrirá más penurias.

Amnistía Internacional estima que alrededor de un tercio de las familias desplazadas se han visto obligadas a vivir a la intemperie. Muchas no han recibido alimentos, combustible ni lonas para construir cobijos temporales debido a la imposibilidad de llegar a las zonas controladas por los Tigres de Liberación y a las restricciones en la circulación de bienes a través de Omanthai. Según los informes, la falta de medidas adecuadas para garantizar la intimidad de las mujeres y las niñas ha conllevado un aumento de la violencia sexual y de género.

Los desplazamientos de la población civil aumentaron espectacularmente en julio, pues 14.000 familias más se quedaron sin hogar. A fecha de 7 de agosto, las cifras que maneja el gobierno indican que el número total de personas desplazadas oscila entre las 150.000 y las 160.000.

Más información

Sri Lanka: La población civil sigue amenazada de muerte (comunicado de prensa, 11 de julio de 2008)
Mapa del acceso de la ayuda humanitaria a Sri Lanka a 12 de agosto de 2008, elaborado por la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (en inglés)

Tema

Conflictos armados 
Refugees, Displaced People And Migrants 

País

Sri Lanka 

Región

Asia y Oceanía 

@amnestyonline on twitter

Noticias

22 julio 2014

Mientras en Londres se reúnen hoy activistas para debatir sobre estrategias para abordar la mutilación genital femenina, comunidades de todo Sierra Leona adoptan un enfoque... Más »

29 mayo 2014

Una mujer mexicana es violada en un autobús policial, mientras los agentes lo jalean; un nigeriano sigue sufriendo jaquecas cuatro años después de que la policía le golpeara... Más »

03 junio 2014

En la segunda de una serie de dos partes, dos de las personas cuyos nombres estaban entre los “más buscados” a causa de su papel en las protestas de 1989 en Tiananmen cuentan... Más »

11 julio 2014

Sasha, activista ucraniano de 19 años, fue secuestrado a punta de pistola por separatistas en Luhansk y golpeado una y otra vez durante 24 horas.

Más »
07 julio 2014

La condena de un destacado abogado y defensor de los derechos humanos saudí a 15 años de prisión ha asestado un nuevo golpe al activismo pacífico y la libertad de expresión en... Más »