Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

11 septiembre 2009

Las personas desplazadas en Sri Lanka se enfrentan a un futuro incierto mientras el gobierno empieza a abrir los campos

Las personas desplazadas en Sri Lanka se enfrentan a un futuro incierto mientras el gobierno empieza a abrir los campos

Desde que la guerra terminó en mayo, sólo una mínima parte de las casi 300.000 personas desplazadas por los combates recientes en el noreste de Sri Lanka han sido autorizadas a abandonar los campos controlados por el gobierno. Más de un cuarto de millón de personas permanecen detenidas y bajo supervisión del ejército en condiciones insalubres y de gran hacinamiento, muy lejos del nivel requerido por las normas internacionales.

El martes 8 de septiembre el gobierno aceptó finalmente que las personas desplazadas que deseasen abandonar los campos se quedasen con familiares dispuestos a acomodarlos. Sin embargo, familiares de las personas desplazadas informaron a Amnistía Internacional de que el gobierno no les había consultado sobre el proceso para abandonar los campos y se mostraron escépticos sobre el proceso de selección del gobierno.

La llegada del monzón, prevista para octubre, amenaza con inundar las tiendas de campaña y anegar las letrinas. Las lluvias premonzónicas ya han inundado algunos campos y obligado a las personas a reubicarse en otro lugar dentro del propio campo. Sin embargo, el gobierno de Sri Lanka, bajo pretexto de distintos motivos de preocupación en materia de seguridad, sigue sin permitir que las personas abandonen los campos.

"Si el gobierno cumple sus promesas, se podría reducir considerablemente el hacinamiento –ha afirmado Yolanda Foster, de Amnistía Internacional–. El siguiente obstáculo al que se enfrentan estas personas es la burocracia asociada con el proceso de “selección” del gobierno, que pretende detectar a los miembros de los Tigres de Liberación de Eelam Tamil que, según dicen, siguen escondiéndose entre la población civil de los campos.”

Un familiar de algunas personas desplazadas que permanecen en Manik Farm reaccionó con cautela ante el anuncio. “El gobierno ha hecho muchas promesas […] no podemos estar seguros de que se ofrecerá a nuestros familiares la posibilidad de abandonar el campo; probablemente se verán atrapados en una burocracia innecesaria y todo el proceso se retrasará”.

Sólo las autoridades saben verdaderamente cómo funciona el proceso de selección o qué criterios se utilizan para determinar si alguien constituye una amenaza para la seguridad; lo único que se sabe es que lleva tiempo. A finales de agosto, el gobierno afirmó que había censado a alrededor de la mitad de las personas recientemente desplazadas, lo que significa que aún deben faltar unas 130.000 personas por censar.
 
El gobierno también ha afirmado que ha detenido a unas 10.000 personas sospechosas de tener vínculos con los Tigres de Liberación de Eelam Tamil, aunque la cifra real puede ser superior. Estas personas permanecen detenidas sin cargos ni juicio en lo que el gobierno describe como “campos de rehabilitación”. En muchos casos se desconoce su paradero y las condiciones de su detención.

Él Comité Internacional de la Cruz Roja afirmó el viernes 11 de septiembre que se le está denegando el acceso a estos detenidos. Se ha demostrado que la detención en régimen de incomunicación incrementa considerablemente el riesgo de tortura y homicidio extrajudicial. Sri Lanka tiene un largo historial de ambos tipos de abusos.

A principios de septiembre, el ministro Mahinda Samarasinghe comunicó al secretario general de Naciones Unidas Ban Ki-Moon que el gobierno reasentaría a personas desplazadas en el norte del país tan pronto como hubiera finalizado el proceso de desminado y se hubieran restablecido las infraestructuras y servicios básicos. Sin embargo, la reconstrucción y recolonización de áreas devastadas por la guerra podría llevar muchos meses.

Jugando con las palabras
"'Reasentamiento’, ‘retorno’ y ‘liberación’ son términos que a menudo se utilizan indistintamente para hablar del destino de las personas desplazadas en Sri Lanka –ha afirmado Yolanda Foster–. ‘Reasentamiento’ y ‘retorno’ implican soluciones duraderas al problema del desplazamiento. ‘Liberación’ simplemente quiere decir que las personas son libres para marcharse."  

"Como medida inmediata, el gobierno debe garantizar la libertad de circulación de todas las personas desplazadas, aún cuando otras soluciones más duraderas como el reasentamiento requieran más tiempo. Todos los ciudadanos de Sri Lanka tienen derecho a la libertad y a la libertad de circulación, con independencia del lugar donde residan”.

"En el caso de las personas desplazadas, esto significa elegir tanto alojamientos a largo plazo como soluciones más provisionales, como quedarse en casa de familiares o amigos. Si las personas optan por permanecer en los campos a falta de una alternativa mejor, también deben poder ir y venir libremente.”

Las soluciones duraderas al problema de los desplazamientos masivos en Sri Lanka no aparecerán de la noche a la mañana. El proceso de desminado, aunque necesario, es costoso, difícil y lleva un tiempo considerable. La reconstrucción de las infraestructuras también es un proceso largo. Cuando se libere de los campos a los civiles desplazados y se les permita regresar a sus lugares de origen, es posible que tengan que vivir en alojamientos temporales durante largo tiempo mientras reconstruyen sus vidas.

A juzgar por intentos previos de encontrar soluciones duraderas para los civiles desplazados en Sri Lanka –entre ellos personas desplazadas a consecuencia de catástrofes naturales fuera de las áreas de conflicto–, podrían pasar años antes de que a muchos de ellos se los “asiente” de modo definitivo.

Continúa la polémica respecto a las discrepancias en el recuento oficial de las personas en los campos. En un informe del secretario de distrito de Vavuniya (la máxima autoridad local en el área) dirigido a la policía local, se afirmaba que se desconocía el paradero de hasta 10.000 personas desplazadas que huyeron de la zona de conflicto a lo largo de mayo de 2009.  

Esta discrepancia puede deberse a varios factores: el sistema de censo es deficiente; algunos detenidos han podido escapar de los campos sobornando a los funcionarios; y, lo más preocupante, se desconoce la suerte que han corrido miles de personas desplazadas, muchas de ellas sospechosas de ser mandos de los Tigres de Liberación de Eelam Tamil, bajo custodia de las autoridades srilankesas. Familias que se encuentran en los campos han denunciado desapariciones forzadas.

La prohibición del gobierno a la mayor parte de las actividades de protección de la comunidad internacional sigue en vigor. No se permite a los trabajadores humanitarios hablar con los habitantes del campo ni entrar en las tiendas de campaña.

"Sin un escrutinio independiente de la situación de los derechos humanos en los campos y mientras no se permita a las agencias humanitarias llevar a cabo sin restricciones sus actividades de protección de los derechos humanos, es muy difícil verificar estos informes”, ha afirmado Yolanda Foster.

"Un proceso de selección y censo transparente, bajo la supervisión de un organismo independiente, permitiría llevar a cabo un recuento más preciso del número de personas detenidas en los campos, facilitaría la reunificación familiar y las liberaciones y ayudaría a averiguar el paradero de personas que pueden haber sido detenidas."

Más información

Contabilizando el coste humano del conflicto de Sri Lanka (artículo, 11 de septiembre de 2009)
Debe garantizarse la libertad en los campos de desplazados de Sri Lanka (noticia, 7 de agosto de 2009)

Tema

Conflictos armados 
Disappearances And Abductions 
Refugees, Displaced People And Migrants 

País

Sri Lanka 

Región

Asia y Oceanía 

@amnestyonline on twitter

Noticias

29 mayo 2014

Una mujer mexicana es violada en un autobús policial, mientras los agentes lo jalean; un nigeriano sigue sufriendo jaquecas cuatro años después de que la policía le golpeara... Más »

29 mayo 2014

Una mujer mexicana es violada en un autobús policial, mientras los agentes lo jalean; un nigeriano sigue sufriendo jaquecas cuatro años después de que la policía le golpeara... Más »

03 junio 2014

En la segunda de una serie de dos partes, dos de las personas cuyos nombres estaban entre los “más buscados” a causa de su papel en las protestas de 1989 en Tiananmen cuentan... Más »

08 abril 2014

Cuando los niños y niñas romaníes de la ciudad de České Budějovice, en el sur de la República Checa, se despiertan asustados en mitad... Más »

07 julio 2014

La condena de un destacado abogado y defensor de los derechos humanos saudí a 15 años de prisión ha asestado un nuevo golpe al activismo pacífico y la libertad de expresión en... Más »