Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

11 noviembre 2009

Fuerzas saudíes y yemeníes deben proteger a la población civil en el conflicto de Sada

Fuerzas saudíes y yemeníes deben proteger a la población civil en el conflicto de Sada

Amnistía Internacional ha pedido hoy, 10 de noviembre de 2009, a todas las partes del conflicto que azota la región de Sada, en el norte de Yemen, que traten con humanidad a los detenidos y protejan a la población civil.

La organización ha formulado este llamamiento tras recibir informes según los cuales los enfrentamientos armados entre las fuerzas del gobierno yemení y los simpatizantes armados del difunto clérigo chií zaidí Husein al Huti se han extendido a Arabia Saudí, lo que ha llevado a las fuerzas saudíes a intervenir directamente contra los rebeldes yemeníes.

Amnistía Internacional ha instado a que todas las partes en conflicto se adhieran estrictamente a las exigencias del derecho internacional humanitario.

Según la información recibida, al menos un centenar de seguidores de Al Huti han sido capturados o se han rendido a las fuerzas saudíes en los últimos días y permanecen recluidos actualmente en Arabia Saudí.

Por su parte, los rebeldes afirman que han capturado y tienen en su poder a varios soldados saudíes. Todavía no se ha tenido conocimiento de que alguna de las partes haya permitido el acceso del Comité Internacional de la Cruz Roja a las personas apresadas, lo que ha suscitado temores por su seguridad.

El 5 de noviembre, la fuerza aérea saudí atacó, según informes, las fuerzas de Al Huti que habían cruzado la frontera cerca de Jabal al Dukhan, causando la muerte a un soldado saudí y heridas a otros 11.

Informes de prensa incluyeron denuncias de que la fuerza aérea saudí había arrojado bombas de fósforo, cuyo uso está prohibido en zonas habitadas por civiles. No se sabe con certeza si el bombardeo causó muertes ni si en tal caso las víctimas fueron civiles, pero los informes recibidos indican que alrededor de 300 familias huyeron de la zona posteriormente.

Las bombas de fósforo son armas con alta capacidad incendiaria y representan un grave peligro para la población civil. No deben utilizarse en ningún caso en las proximidades de civiles.

Al día siguiente del bombardeo, Amnistía Internacional se dirigió por escrito al ministro de Defensa saudí, su alteza real el príncipe sultán Bin Abdulaziz Al Saud, para preguntarle si se estaban empleando bombas de fósforo y, si la respuesta era afirmativa, de qué manera y con qué precauciones para garantizar que no se ponía en peligro a la población civil. Hasta la fecha, la organización no ha recibido respuesta.

El conflicto en la gobernación de Sada comenzó en 2004 y ha continuado de manera intermitente desde entonces. En agosto hubo un recrudecimiento del conflicto, a partir del cual varios miles de personas de una población mayoritariamente chií han tenido que desplazarse y se ha dado muerte a decenas de personas, posiblemente varios centenares, incluidas civiles.

El gobierno de Yemen ha aislado la zona en su mayor parte, por lo que resulta sumamente difícil obtener información independiente sobre lo que allí sucede y aumenta la preocupación por la seguridad y el bienestar de la población civil.

Tema

Conflictos armados 
Armed Groups 
Detención 
Military, Security And Police Equipment 

País

Arabia Saudí 
Yemen 

Región

Oriente Medio y Norte de África 

@amnestyonline on twitter

Noticias

07 marzo 2014

La Corte Penal Internacional (CPI) ha declarado a Germain Katanga, líder rebelde de la República Democrática del Congo (RDC), culpable de participar en un despiadado ataque... Más »

01 abril 2014

Venezuela está arriesgando enfrentar una de las peores amenazas al Estado de derecho de las últimas décadas si las diversas fuerzas políticas no se comprometen a respetar los... Más »

14 diciembre 2013

Amnistía Internacional pide a las autoridades de Myanmar la liberación inmediata y sin condiciones del Dr. Tun Aung como parte de su campaña Escribe por los Derechos.

Más »
08 abril 2014

Cuando los niños y niñas romaníes de la ciudad de České Budějovice, en el sur de la República Checa, se despiertan asustados en mitad... Más »

28 marzo 2014

Osama Jamal Abdallah Mahdi, de 32 años y padre de dos hijos, lleva ya más de dos años condenado a muerte en Irak por un delito que afirma que no cometió. Ahora su tío es su ú... Más »