Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

26 septiembre 2011

Preguntas y respuestas: Implicaciones para los derechos humanos de la candidatura de Palestina

Preguntas y respuestas: Implicaciones para los derechos humanos de la candidatura de Palestina

Los esfuerzos diplomáticos de la Autoridad Palestina para ascender de categoría en la ONU han recibido una gran atención en la Asamblea General en Nueva York. La Autoridad Palestina ha solicitado ser miembro de pleno derecho de la ONU como parte de su estrategia de ampliar el reconocimiento de un Estado palestino.

Amnistía Internacional no adopta ninguna postura sobre la resolución del conflicto entre israelíes y palestinos ni sobre las cuestiones relativas a la categoría de Estado, como la actual iniciativa palestina. Como organización de derechos humanos, nuestra preocupación es que toda resolución, iniciativa o acuerdo respete plenamente los derechos humanos de palestinos e israelíes. Sin embargo, la decisión de la ONU, sea cual fuere, tendrá importantes repercusiones para los derechos humanos en los Territorios Palestinos Ocupados.

¿Cuál es la categoría actual de Palestina en la ONU?

Más de 120 gobiernos han reconocido el Estado palestino. Sin embargo, Palestina sólo tiene la categoría de entidad observadora en la Asamblea General de la ONU, donde está representada por la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

¿Qué ha solicitado la Autoridad Palestina y qué va a pasar ahora?

El presidente palestino Mahmoud Abbas ha presentado  al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, una solicitud para ser miembro de pleno derecho de la ONU. El secretario general llevará la solicitud al Consejo de Seguridad de la organización. Para que éste la apruebe tendrían que votar a favor al menos nueve de sus 15 miembros, y los cinco miembros permanentes con derecho a veto tendrían que votar a favor o abstenerse.

De aprobarse, la solicitud sería enviada a la Asamblea General, donde tendría que ser aprobada a su vez por dos tercios de los Estados miembros.

Estados Unidos, uno de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, se opone a cualquier ascenso de categoría de Palestina en la ONU y dice que lo vetará en caso necesario. No obstante, es probable que la votación en el Consejo se aplace.

¿Existen otras opciones para que Palestina ascienda de categoría en la ONU?

Otra opción sería que la Autoridad Palestina presente una resolución ante la Asamblea General en la que pida a los Estados miembros que reconozcan bilateralmente al Estado palestino y apoyen su candidatura de ingreso en la ONU y en otras organizaciones internacionales. Sin embargo, la Autoridad Palestina ha indicado hace poco que esperará a que el Consejo de Seguridad estudie su petición de ingreso en la ONU antes de recurrir a la Asamblea General.

La Asamblea General no puede aprobar una solicitud para ingresar en la ONU como miembro de pleno derecho sin una recomendación favorable del Consejo de Seguridad. Sin embargo, si le se presenta la cuestión, tendría varias opciones. Podría recomendar que se concediera a Palestina la categoría de Estado observador no miembro, que es la categoría que tiene actualmente el Vaticano. Esto no exigiría la aprobación del Consejo de Seguridad y sólo haría falta una mayoría simple de la Asamblea. No obstante, los derechos y privilegios de esta categoría no están definidos, por lo que no están claras cuáles serían las implicaciones prácticas de su obtención. Desde que la OLP recibió la categoría de observador en la ONU en 1974, la Asamblea General ha ido aumentando progresivamente sus derechos de participación, que actualmente son casi idénticos a los de un Estado observador no miembro.

La solicitud de reconocimiento del Estado palestino ¿afectará a las normas legales aplicables en los Territorios Palestinos Ocupados o a las obligaciones de Israel como potencia ocupante?

Israel sigue siendo la potencia ocupante de Cisjordania, incluida Jerusalén Oriental, y de la Franja de Gaza, puesto que sigue manteniendo el “control efectivo” de ambas zonas. Sus acciones en estos territorios están, por tanto, sometidas al derecho internacional humanitario correspondiente (la ley de ocupación) y al derecho internacional de derechos humanos. Como potencia ocupante, Israel es responsable del bienestar de la población palestina y de la protección de la población civil. Estas responsabilidades seguirán siendo las mismas con independencia de lo que suceda con la solicitud actual de Palestina a la ONU. Las acciones de Israel en los Territorios Palestinos Ocupados deben asimismo ser acordes con las obligaciones contraídas por Israel en virtud de los numerosos tratados internacionales de derechos humanos que ha firmado y ratificado, así como al derecho internacional consuetudinario.

La solicitud de la Autoridad Palestina de la categoría de Estado ¿le permitirá ratificar convenciones y tratados internacionales de derechos humanos, como el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional?

Eso dependerá del tratado concreto, pues cada tratado tiene diferentes requisitos para la ratificación.

El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales están abiertos a los Estados que han sido invitados a ser partes en ellos por la Asamblea General, así como por los miembros de la ONU. Por tanto, una resolución de la Asamblea General podría permitir que Palestina se convirtiera en parte en estos tratados, incluso en el caso de que Palestina no ascendiera de categoría en la organización. Esto formalizaría las obligaciones de la Autoridad Palestina en materia de derechos humanos y la sometería a la observación y la revisión periódica de los órganos de vigilancia de los tratados correspondientes. La Autoridad Palestina también seguiría estando sometida al derecho internacional consuetudinario.

Todos los Estados pueden firmar y ratificar el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional. Difieren las opiniones jurídicas sobre si un reconocimiento más amplio del Estado palestino, una resolución de la Asamblea General o el cambio de categoría en la ONU permitirían a Palestina ratificar el Estatuto de Roma. Sin embargo, cualquiera de estas situaciones reforzaría la reivindicación palestina de la categoría de Estado, permitiendo a la Autoridad Palestina alegar que tiene derecho a ser parte en la Corte Penal Internacional.

No obstante, las maniobras políticas que rodean actualmente la solicitud de Palestina de la categoría de Estado también podrían perjudicar su capacidad para acceder a la Corte Penal Internacional. Según ciertos medios de comunicación, la UE ha propuesto ascender a Palestina la categoría de Estado observador no miembro a condición de que los palestinos renuncien a recurrir a la Corte Penal Internacional. Los informes indican que la alta representante de la UE, Catherine Ashton, ha propuesto la creación de una nueva categoría en la Asamblea General que no permitiría que la Autoridad Palestina ratificara el Estatuto de Roma.

Amnistía Internacional se opone a cualquier intento de impedir que los palestinos accedan a la Corte Penal Internacional. Estas tentativas son contrarias al principio fundamental de que la justicia debe ser accesible para todos. También parecen diseñadas para ofrecer impunidad por los crímenes cometidos durante el conflicto de Gaza y el sur de Israel de 2008-2009, impidiendo que tanto las víctimas palestinas como las israelíes accedan a la justicia a través de la Corte Penal Internacional.

¿Cómo afectaría la solicitud de la categoría de Estado a los esfuerzos para que se rindan cuentas por los crímenes de derecho internacional cometidos durante el conflicto de Gaza y el sur de Israel de 2008-2009?

Amnistía Internacional ha documentado que tanto las fuerzas israelíes como los grupos armados palestinos cometieron crímenes de guerra durante el conflicto de Gaza y el sur de Israel de 2008-2009. La Misión de Investigación de la ONU sobre el Conflicto de Gaza coincidió con esta valoración. Amnistía Internacional ha llegado a la conclusión de que ni el gobierno israelí ni el gobierno de facto de Hamás han realizado investigaciones fiables e independientes, ni han enjuiciado a perpetradores de crímenes de derecho internacional. 

En enero de 2009, la Autoridad Palestina presentó una declaración en la que aceptaba la jurisdicción de la Corte Penal Internacional sobre los crímenes cometidos en su territorio desde julio de 2002. Esta declaración abarcaría en potencia todos los crímenes cometidos en Gaza y en el sur de Israel durante el conflicto de Gaza de 2008-2009.

El fiscal de la Corte Penal Internacional está estudiando las consecuencias jurídicas de esta declaración desde que se presentó, pero no ha tomado aún ninguna decisión sobre su validez. Si esta declaración o cualquier declaración similar que haga la Autoridad Palestina en el futuro se considerasen válidas, la Corte podría enjuiciar los crímenes cometidos durante el conflicto de Gaza de 2008-2009.

Amnistía Internacional ha pedido a la Asamblea General de la ONU que inste al Consejo de Seguridad a que remita la situación a la Corte Penal Internacional. Además, ha pedido a todos los Estados que investiguen y enjuicien en sus tribunales nacionales los crímenes de derecho internacional presuntamente cometidos durante el conflicto en virtud del ejercicio de la jurisdicción universal.

¿Cómo afectaría el reconocimiento del Estado palestino a los esfuerzos para que se rindan cuentas por violaciones de derechos humanos y crímenes de derecho internacional cometidos por la Autoridad Palestina y el gobierno de facto de Hamás en Palestina?

Si Palestina firmara y ratificara los principales tratados de derechos humanos de la ONU, reforzaría los esfuerzos para que se rindan cuentas por las graves violaciones de derechos humanos que está cometiendo la Autoridad Palestina. Entre ellas figuran detenciones arbitrarias, torturas y malos tratos a detenidos, la desobediencia de órdenes judiciales de excarcelar a detenidos y restricciones arbitrarias a la libertad de expresión y de asociación. Como firmante de esos tratados internacionales de derechos humanos, la Autoridad Palestina estaría sometida a la observación de los órganos de vigilancia de los tratados de la ONU y tendría que adoptar medidas para impedir que se cometan violaciones.

Desde que obtuvo el control en Gaza en 2007, el gobierno de facto de Hamás ha cometido abusos graves similares. También ha sido responsable de la ejecución de personas tras juicios injustos, de no impedir que los grupos armados palestinos lancen cohetes indiscriminados en el sur de Israel —lo que constituye un crimen de guerra—, y de no garantizar un trato humano al soldado israelí cautivo Gilad Shalit.

Las consecuencias que tendría la obtención de la categoría de Estado de la Autoridad Palestina para los esfuerzos encaminados a la rendición de cuentas por los abusos cometidos por Hamás son menos sencillas. Incluso si los palestinos se adhirieran a los tratados internacionales, éstos no se aplicarían a Hamás, que seguiría siendo un agente no estatal. No obstante, Hamás tiene obligaciones en virtud del derecho internacional humanitario consuetudinario. Si Palestina obtuviera el acceso a la Corte Penal Internacional, eso reforzaría los esfuerzos para que tanto las autoridades de Hamás como los grupos armados palestinos rindieran cuentas de sus actos, pues la Corte puede investigar y enjuiciar crímenes de derecho internacional incluso cuando son cometidos por agentes no estatales.

Si Palestina obtiene un ascenso de categoría en la ONU, Amnistía Internacional recabará apoyos para que la Autoridad Palestina firme y ratifique todos los tratados de derechos humanos pertinentes.

País

Israel y los Territorios Palestinos Ocupados 

Región

Oriente Medio y Norte de África 

Tema

Naciones Unidas 

@amnestyonline on twitter

Noticias

22 julio 2014

Mientras en Londres se reúnen hoy activistas para debatir sobre estrategias para abordar la mutilación genital femenina, comunidades de todo Sierra Leona adoptan un enfoque... Más »

22 agosto 2014

El día que Manuel Eliseo Gutiérrez murió a causa de un disparo de la policía durante una manifestación en la capital chilena la noche del 25 de agosto de 2011, nadie imaginó... Más »

03 junio 2014

En la segunda de una serie de dos partes, dos de las personas cuyos nombres estaban entre los “más buscados” a causa de su papel en las protestas de 1989 en Tiananmen cuentan... Más »

11 julio 2014

Sasha, activista ucraniano de 19 años, fue secuestrado a punta de pistola por separatistas en Luhansk y golpeado una y otra vez durante 24 horas.

Más »
25 julio 2014

Expertos de Amnistía Internacional responden a algunas cuestiones surgidas en torno al conflicto Israel/Gaza.

Más »