Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

28 enero 2009

Obama: una oportunidad de generar respeto por los derechos humanos

Obama: una oportunidad de generar respeto por los derechos humanos
En su discurso de investidura, el presidente Barack Obama calificó de “falsa” la elección entre seguridad y respeto por los derechos humanos. Desde entonces ha pasado rápidamente de las palabras a los hechos, dictando tres órdenes ejecutivas que prometen poner fin a algunas de las políticas más polémicas de la “guerra contra el terror” emprendida por el anterior gobierno.

El presidente Obama ha ordenado el cierre, en el plazo de un año, del centro de detención de Guantánamo, símbolo de la indiferencia del anterior gobierno hacia los derechos humanos.

Ha ordenado el cierre de todos los centros de detención a largo plazo de la CIA, a la que ha prohibido utilizarlos en el futuro.

También ha prohibido los métodos más duros utilizados por la CIA en su programa de detención secreta, un programa en el que se ha cometido tortura y se han producido desapariciones forzadas que, en ambos casos, constituyen crímenes contra el derecho internacional.

Millones de personas se han sentido incluidas en el mensaje de esperanza y posibilidad de cambio que ha lanzado el nuevo presidente. Pero, tal y como él mismo ha reconocido, queda mucho por hacer.

Debe existir rendición de cuentas por las violaciones de derechos humanos cometidas por las autoridades o en su nombre, ya sea en Irak, Afganistán, Guantánamo o en el marco del programa de detención secreta.

El hecho de que Estados Unidos no haya respetado el derecho internacional ni haya participado de forma constructiva en los mecanismos de derechos humanos de la ONU ha dañado su reputación en el ámbito internacional. Esto tiene fácil remedio si el nuevo gobierno ratifica todos los tratados y protocolos internacionales básicos sobre derechos humanos y retira las condiciones restrictivas a los tratados que se ha comprometido a respetar. El gobierno del presidente Obama también debe ratificar el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional (CPI) y volver a participar en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

En respuesta a los conflictos que existen actualmente en el mundo, la rápida actuación del presidente Obama con respecto a Oriente Medio supone una importante ruptura con el pasado y hace que renazca la esperanza, especialmente entre israelíes y palestinos. Estados Unidos debe mostrarse partidario de la rendición de cuentas por los abusos contra la población civil y debe hacer que los derechos humanos sean parte fundamental de las iniciativas para reactivar el proceso de paz en Oriente Medio.

También se ha acogido con satisfacción el compromiso del presidente Obama de luchar globalmente contra la pobreza. Millones de ciudadanos y ciudadanas estadounidenses viven en la pobreza, y continúan existiendo evidentes desigualdades raciales en la vivienda, la atención a la salud, el empleo, la educación y el sistema de justicia penal. La promesa del presidente Obama de mejorar la calidad de la atención a la salud y reducir su coste debe aplaudirse por ser un paso importante, que debe ir respaldado por medidas prácticas y financiación adecuada que garanticen el acceso universal a la atención a la salud.

El compromiso de respetar los derechos humanos en el ámbito nacional debe ser más amplio, para poner fin a las duras condiciones de los centros penitenciarios de “super máxima” seguridad, acabar con la brutalidad policial y el uso de las pistolas Taser, y abordar la discriminación en el sistema de justicia penal. El liderazgo del gobierno también es fundamental para tratar la violencia en el ámbito familiar y otros tipos de violencia contra las mujeres y eliminar todas las formas de discriminación jurídica por razones de orientación sexual.

Por último, el presidente Obama debe defender también el derecho a la vida apartando personalmente a Estados Unidos de la pena de muerte, para lo que debe empezar declarando la suspensión de todas las ejecuciones en el ámbito federal.

La corriente de apoyo a la elección de Barack Obama y sus primeras órdenes ejecutivas ha vuelto a colocar los valores consagrados en la Declaración Universal de Derechos Humanos, creada hace 60 años por Estados Unidos y otros países, en el centro de la agenda política estadounidense e internacional.

Más información

Generar confianza y respeto por los derechos humanos (artículo, 28 de enero de 2009)

Las órdenes del presidente Obama sobre los interrogatorios y la CIA, decisiones históricas (comunicado de prensa, 23 de enero de 2009)

EE. UU.: La orden ejecutiva para cerrar Guantánamo, un gran paso adelante (noticia, 22 de enero de 2009)

La suspensión de las actuaciones ante tribunales militares en EE. UU., un primer paso positivo (noticia, 22 de enero de 2009)

País

Afganistán 
Irak 
Israel y los Territorios Palestinos Ocupados 
Autoridad Palestina 
EE. UU. 

Región

América 

Tema

Conflictos armados 
Pena de muerte 
Detención 
Economic, Social and Cultural Rights 
Medical And Health 
Poverty 
Naciones Unidas 

@amnestyonline on twitter

Noticias

03 diciembre 2014

Cuando Magdy el Baghdady, londinense de 30 años, viajó a Sudán en 2011 para abrir un restaurante, poco podía imaginar que sería detenido y torturado. Esta es su increíble... Más »

27 noviembre 2014

Aquí tienes 15 datos sobre el proceso de restitución de tierras de Colombia.

Más »
03 diciembre 2014

Treinta años después siguen sin limpiarse los productos químicos abandonados tras la fuga de gas de Bhopal y el asunto se ha convertido en un tema tóxico. 

 

Más »
09 octubre 2014

ONG rusas calificadas de "agentes extranjeros" por las autoridades hablan sobre su lucha para poner fin a la campaña de desprestigio emprendida contra ellos y sobre su vital... Más »

03 septiembre 2014

La decapitación del periodista estadounidense Steven Sotloff por militantes del Estado Islámico es el último de la serie de crímenes de guerra que están cometiendo los grupos... Más »