Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

5 septiembre 2008

El Parlamento de Malaisia debe derogar la Ley de Seguridad Interna

El Parlamento de Malaisia debe derogar la Ley de Seguridad Interna

Nueva información obtenida por investigadores de Amnistía Internacional sobre la detención arbitraria de cinco detractores del gobierno malaisio pone de relieve la necesidad de que el Parlamento de ese país derogue de inmediato la Ley de Seguridad Interna, ha manifestado Amnistía Internacional el 4 de septiembre de 2008.

Según pudo establecer una delegación de Amnistía Internacional que visitó Malaisia recientemente para investigar la situación de los derechos humanos allí, la única razón para detener a los cinco miembros del partido Fuerza de Acción Hindú por los Derechos Humanos (Hindu Rights Action Force, HINDRAF), grupo dedicado a la defensa de los derechos de las personas de etnias surasiáticas en Malaisia, era que habían expresado su preocupación por la marginación de las personas surasiáticas en la sociedad malaisia y, en concreto, haber organizado concentraciones.

“Estas detenciones ilustran con precisión los defectos de la Ley de Seguridad Interna –afirmó Donna Guest, directora adjunta del Programa Regional de Amnistía Internacional para Asia y Oceanía–. Se está tratando a estos hombres como delincuentes y sin embargo nunca han sido acusados de ningún delito, y menos condenados. Deben ponerlos de inmediato en libertad.”

El gobierno ha acusado a cinco de ellas de “liderar y asesorar jurídicamente a una organización que afecta a la seguridad nacional de Malaisia celebrando asambleas ilegales, enviando informes y organizando foros cuyas actividades incitan a la exaltación y el odio racial hacia el gobierno entre los indígenas”.

La organización HINDRAF había organizado varias reuniones y concentraciones que culminaron en una manifestación de protesta en la que participaron unas 20.000 personas, celebrada en Kuala Lumpur el 25 de noviembre de 2007. Los cinco hombres –Ganabathirau Veraman, Kenghadharan Ramasamy, Manoharan Malayalam, Uthayakumar Ponnusamy y Vasantha Kumar Krishnan– se encuentran actualmente recluidos en el centro de detención de Kamunting, en el estado de Perak.

“Si los partidos de oposición malaisios pretenden realmente reformar el sistema político del país, tienen que empezar por abolir esta legislación draconiana –señaló Donna Guest–. La Ley de Seguridad Interna se utiliza desde hace demasiado tiempo para acallar las críticas legítimas contra el gobierno.”

Información complementaria

En 2007, el gobierno demolió varios templos hindúes para dar paso a proyectos de desarrollo, a pesar de las peticiones en contra de las comunidades hindúes locales. HINDRAF organizó varias reuniones y concentraciones, que culminaron en una manifestación de protesta en la que participaron unas 20.000 personas, celebrada en Kuala Lumpur el 25 de noviembre de 2007.

En octubre de ese año, las autoridades destruyeron un templo hindú con 80 años de antigüedad en Taman Karuppiah, Shah Alam, la víspera del festival hindú Deepavali (festival de las luces). La policía disparó contra los fieles que trataban de evitar la demolición, hirió a varios de ellos y detuvo al menos a 14. Cuando los abogados Ganabathirau, Manoharan y Uthayakumar y el dirigente de HINDRAF Waytha Moorthy se presentaron en la comisaría de policía para solicitar la libertad bajo fianza de las 14 personas detenidas, la policía los detuvo a ellos también. Quedaron en libertad al día siguiente.

Dos días antes de una manifestación prevista en el templo hindú de las Cuevas de Batu, en Uthayakumar, se detuvo y puso bajo custodia a Ganabathirau y Waytha Moorthy acusados de sedición. Más tarde quedaron en libertad. Cuando los fieles hindúes se reunieron en el templo la madrugada del 25 de noviembre, la policía los dispersó utilizando agua tratada con productos químicos y gas lacrimógeno. A continuación la policía detuvo a varios fieles, la mayoría de los cuales fueron puestos en libertad posteriormente.

El 11 de diciembre, Uthayakumar fue detenido por sedición y multado con 50.000 ringgits malaisios (7.400 libras esterlinas), a pesar de que la multa máxima por sedición es de 5.000 ringgits (740 libras). Uthayakumar depositó la fianza pero volvieron a detenerlo inmediatamente. Al día siguiente lo pusieron en libertad. El 13 de diciembre la policía detuvo a Ganabathirau, Kenghadharan, Manoharan, Uthayakumar y Vasantha Kumar. Waytha Moorthy, que en el momento de las detenciones estaba en Reino Unido, ha solicitado asilo allí.

Los representantes letrados de los detenidos de HINDRAF presentaron un recurso de hábeas corpus, pero el Tribunal Federal lo desestimó el 15 de mayo de 2008.  Basándose en motivos de otra índole, los abogados presentaron otro recurso de hábeas corpus el 4 de agosto. Se espera que el Tribunal Superior de Ipoh adopte una decisión el 8 de septiembre.   

Al menos 65 personas están recluidas en el centro de detención de Kamunting en aplicación de las disposiciones sobre detención administrativa de la Ley de Seguridad Interna, que permite a la policía detener a personas de quienes sospeche que han actuado –o que “se disponían” a actuar, o que “era probable” que actuaran– poniendo en peligro la seguridad, “servicios imprescindibles” o la “vida económica” de Malaisia (artículo 73.1.b).

Los detenidos pueden permanecer hasta 60 días privados de libertad bajo custodia de la policía con fines de investigación. Transcurrido ese tiempo, el ministro del Interior puede cursar una orden de detención por dos años en aplicación de la Ley de Seguridad Interna. Esta orden de detención por dos años se puede renovar indefinidamente sin que el detenido esté siquiera acusado de algún delito ni haya sido juzgado ante un tribunal de justicia. Así pues, la Ley de Seguridad Interna es contraria a los principios fundamentales del derecho internacional, entre ellos el derecho de la persona a su libertad, el derecho a no sufrir detención arbitraria, el derecho a la presunción de inocencia y el derecho a un juicio público y con las debidas garantías ante un tribunal  de justicia.

Tema

Detención 
Libertad de expresión 

País

Malaisia 

Región

Asia y Oceanía 

@amnestyonline on twitter

Noticias

03 diciembre 2014

Cuando Magdy el Baghdady, londinense de 30 años, viajó a Sudán en 2011 para abrir un restaurante, poco podía imaginar que sería detenido y torturado. Esta es su increíble... Más »

27 noviembre 2014

Aquí tienes 15 datos sobre el proceso de restitución de tierras de Colombia.

Más »
03 diciembre 2014

Treinta años después siguen sin limpiarse los productos químicos abandonados tras la fuga de gas de Bhopal y el asunto se ha convertido en un tema tóxico. 

 

Más »
09 octubre 2014

ONG rusas calificadas de "agentes extranjeros" por las autoridades hablan sobre su lucha para poner fin a la campaña de desprestigio emprendida contra ellos y sobre su vital... Más »

03 septiembre 2014

La decapitación del periodista estadounidense Steven Sotloff por militantes del Estado Islámico es el último de la serie de crímenes de guerra que están cometiendo los grupos... Más »