Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

14 octubre 2011

Liberación de presos políticos: un motivo para seguir ejerciendo presión en Myanmar

Liberación de presos políticos: un motivo para seguir ejerciendo presión en Myanmar

 

La presa de conciencia Su Su Nway y los presos de conciencia Zarganar y Zaw Htet Ko Ko fueron liberados durante la última amnistía masiva que tuvo lugar en Myanmar, después de que las organizaciones de derechos humanos, incluida Amnistía Internacional, realizaran campañas continuas para pedir su liberación.

Miembros de Amnistía Internacional de todo el mundo pidieron la liberación de estos cuatro presos políticos escribiendo cartas, firmando peticiones y captando apoyos entre los gobiernos.

“Estamos celebrando la liberación de personas por quienes hemos hecho campaña durante años”, manifestó Sam Zarifi, director del Programa para Asia y Oceanía de Amnistía Internacional. “La liberación confirmada de más de 200 personas detenidas por motivos políticos demuestra que todas esas cartas y peticiones producen un impacto real en cada caso individual.”

“Pero el trabajo aún no ha terminado, puesto que sigue habiendo en la cárcel muchas más personas detenidas por motivos políticos. Esta amnistía debe servir como inspiración a la comunidad internacional para que siga ejerciendo presión sobre Myanmar a fin de liberar de forma inmediata a todos los presos políticos.”

El gobierno de Myanmar anunció que la última amnistía de presos era de naturaleza humanitaria dirigida a personas ancianas, enfermas o con discapacidad.

“Es irónico, ya que las personas detenidas por motivos políticos son enviadas de forma habitual a celdas remotas alejadas de hospitales y redes de apoyo; además, se las maltrata de forma intencionada y se las niega el tratamiento médico a fin de arruinar su salud y quebrantar su moral”, manifestó Sam Zarifi.

Zarganar, Su Su Nway y Zaw Htet Ko Ko no fueron la excepción.

Zarganar, el conocido cómico de Myanmar, cumplía una condena de 35 años en una prisión del estado de Kachin al momento de ser liberado. Tiene 50 años y, según se informa, estuvo sufriendo problemas de salud durante su encarcelamiento.

Fue arrestado en 2007 por dirigir un movimiento de donantes de iniciativa privada en respuesta al bloqueo de ayuda extranjera por parte del gobierno tras el azote del ciclón Nargis. Concedió entrevistas periódicas a medios extranjeros en las que criticaba al gobierno y denunciaba la crisis humanitaria que estaba teniendo lugar; llegó a reunir a más de 400 voluntarios que proporcionaban la ayuda urgente.

En el documental "The Prison Where I Live”, realizado en 2010, describió los malos tratos sufridos durante una detención anterior: “Golpean y dan patadas y, a veces, utilizan un tubo de goma. Usan un tubo de goma para golpearme en la espalda y la barriga […]. Algunos amigos míos que estaban en esa celda intentaron suicidarse […]”.

La activista por los derechos laborales Su Su Nway, de 39 años de edad, cumplía una condena de ocho años y medio por traición y otras ofensas a la seguridad definidas con vaguedad al ser liberada este mes de octubre.

Estos actos de protesta política, incluso durante su estancia en prisión, conllevaron su traslado a una prisión cercana a la frontera con Nagaland (India), lejos de su familia y del tratamiento médico, a pesar del problema cardíaco que padece. Más tarde, se informó de un brote de tuberculosis en esa prisión.

Fue detenida en noviembre de 2007, en los inicios de la “Revolución Azafrán”, tras colocar una pancarta contra el gobierno cerca de un hotel en el que se alojaba el relator especial de la ONU sobre la situación de derechos humanos en Myanmar.

Su Su Nway fue la primera persona de Myanmar que demandó con éxito al gobierno por someterla a ella y a su comunidad a trabajos forzados. El gobierno la encarceló durante ocho meses como represalia.

Al recuperar la libertad en 2006 tras este primer arresto, anunció a la Voz Democrática de Birmania, un medio disidente que opera fuera del país: “Guardo el uniforme de la prisión porque sé que tendré que volver a la cárcel antes de que Birmania alcance la democracia".

A pesar de tener 30 años al momento de ser liberado, ya se sabía que Zaw Htet Ko Ko sufrió problemas de salud durante su estancia en una prisión del estado de Rakhine, a más de 660 km de su familia en Yangón.

Poco después de ser arrestado en octubre de 2007, su padre relató a Amnistía Internacional que temía que a su hijo lo estuvieran torturando en prisión.

Al momento de ser liberado, Zaw Htet Ko Ko cumplía una condena de 10 años por "incitar a la comisión de delitos contra la tranquilidad pública” debido a su participación en las protestas de la “Revolución Azafrán” que tuvo lugar en 2007.

Como miembro joven y fotógrafo oficial del grupo de estudiantes Grupo de Estudiantes de la Generación de 1988, Zaw Htet Ko Ko pertenecía a la generación internáutica que se sumó a la nueva tecnología a fin de burlar la censura y comunicarse con el mundo exterior a Myanmar.

Durante agosto y septiembre de 2007, las autoridades, según se informa, registraron su casa hasta cinco veces y amenazaron y acosaron varias veces a su familia en Yangón.

Su padre U Aung Myint, un exiliado político que vive en Países Bajos, declaró a Amnistía Internacional que había preguntado a su hijo si comprendía el riesgo que conllevaba el activismo político.

Su hijo respondió: “Sí, he pensado en todos los peligros. Si no hago lo que estoy haciendo, ¿quién lo hará por la población de Birmania?".

 

Más información

País

Myanmar 

Región

Asia y Oceanía 

Tema

Prison Conditions 
Presos y presas de conciencia 

@amnestyonline on twitter

Noticias

03 diciembre 2014

Cuando Magdy el Baghdady, londinense de 30 años, viajó a Sudán en 2011 para abrir un restaurante, poco podía imaginar que sería detenido y torturado. Esta es su increíble... Más »

27 noviembre 2014

Aquí tienes 15 datos sobre el proceso de restitución de tierras de Colombia.

Más »
03 diciembre 2014

Treinta años después siguen sin limpiarse los productos químicos abandonados tras la fuga de gas de Bhopal y el asunto se ha convertido en un tema tóxico. 

 

Más »
09 octubre 2014

ONG rusas calificadas de "agentes extranjeros" por las autoridades hablan sobre su lucha para poner fin a la campaña de desprestigio emprendida contra ellos y sobre su vital... Más »

03 septiembre 2014

La decapitación del periodista estadounidense Steven Sotloff por militantes del Estado Islámico es el último de la serie de crímenes de guerra que están cometiendo los grupos... Más »