Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

6 enero 2009

Somalia: periodistas y personal de ayuda humanitaria en peligro

Somalia: periodistas y personal de ayuda humanitaria en peligro
Un trabajador del Programa Mundial de Alimentos de la ONU (PMA) murió el martes en el sur de Somalia a manos de hombres armados sin identificar. Según ha informado el PMA, Ibrahim Hussein Duale, ciudadano somalí de 44 años de edad, fue abatido a tiros cuando supervisaba la distribución de alimentos en una escuela de un pueblo de la región de Gedo.

Este homicidio pone de relieve los riesgos que sigue corriendo el personal de ayuda humanitaria y de los medios de comunicación en este país asolado por la guerra.

Dos periodistas europeos quedaron en libertad dos días atrás cuando llevaban 40 días secuestrados. El periodista británico Colin Freeman, de 39 años, y el fotógrafo español José Cendón, de 34, fueron entregados por sus captores a dirigentes comunitarios locales y se trasladaron a Kenia por vía aérea el domingo pasado.

Hassan Mayow Hassan, somalí que trabajaba para Radio Shabelle en el distrito de Afgoye, región de Baja Shabelle, no fue tan afortunado. El periodista murió el 1 de enero por disparos de hombres armados cuando hacía un reportaje sobre los combates que se libraban en la zona.

Se trata de al menos el décimo periodista somalí que ha sido víctima de homicidio desde febrero de 2007. Algunos periodistas han sido asesinados deliberadamente. Otros han perdido la vida al verse atrapados en combates entre las fuerzas del Gobierno Federal de Transición, respaldadas por sus aliados etíopes, y milicias armadas de oposición.

El colectivo de periodistas somalíes no sólo arriesga su vida para publicar información muy necesaria sobre una situación sumamente inestable. Durante los dos últimos años también se ha enfrentado a amenazas de muerte de las fuerzas de seguridad del Gobierno Federal de Transición y de los grupos armados; arrestos y reclusiones arbitrarias; palizas; secuestros; el cierre de emisoras de radio y otros órganos de los medios de comunicación; y otras restricciones impuestas a sus actividades y reportajes.

En un informe publicado en 2008, Amnistía Internacional describe estos ataques como actos deliberados de todas las partes del conflicto somalí con el fin de silenciar al colectivo de periodistas. La labor del personal de los medios de comunicación es esencial, ya que es el único que informa sobre la violencia que afecta diariamente a la población en un conflicto que se ha vuelto demasiado peligroso para ser objeto de un programa de observación internacional sobre el terreno de carácter sistemático.

El colectivo de periodistas somalíes sigue siendo testigo de una guerra encarnizada que, desde comienzos de 2007, se ha cobrado la vida de más de 16.000 civiles, ha causado el desplazamiento interno de al menos 870.000 y ha provocado una crisis humanitaria en la que hoy en día 3,25 millones de somalíes dependen para su supervivencia de organismos de ayuda humanitaria.

La situación de los derechos humanos en Somalia, que ya se había visto empeorada por el conflicto y la ausencia de un gobierno efectivo desde 1991, se ha deteriorado gravemente durante los dos últimos años. A finales de 2006, las tropas etíopes entraron en el país para prestar apoyo al Gobierno Federal de Transición de Somalia, nombrado en 2004, y echar a la Unión de Tribunales Islámicos de la capital, Mogadiscio, y sus alrededores, cuyo control efectivo ejercían desde junio de 2006.

En respuesta, restos de las milicias de la Unión de Tribunales Islámicos y otros grupos armados lanzaron una oleada de insurgencia contra el gobierno de transición somalí y sus aliados etíopes. Todas las partes en conflicto han sido responsables de ataques indiscriminados o selectivos contra civiles.

Asimismo, se ha observado con preocupación que los homicidios y las amenazas ya no van dirigidos solamente contra periodistas sino que abarcan de forma creciente a personal de derechos humanos y ayuda humanitaria. Amnistía Internacional ha investigado 46 casos en los que personal de ayuda humanitaria e integrantes de organizaciones de la sociedad civil somalí han muerto en 2008, en su gran mayoría víctimas de homicidios selectivos. Estos ataques han contribuido a silenciar los informes sobre abusos contra los derechos humanos y a restringir gravemente la entrega de ayuda humanitaria a una población desesperada.

Consciente de su importante papel como testigo de la terrible situación de la población, el colectivo de periodistas somalíes se manifestó el 28 de diciembre en Mogadiscio para pedir que las partes combatientes respeten los derechos del personal de los medios de comunicación.

Al adentrarse Somalia en un periodo de transición política caracterizado por una creciente incertidumbre, con la retirada de las tropas etíopes y la dimisión del presidente del gobierno de transición, Amnistía Internacional ha instado a todas las partes del conflicto a que pongan fin a los ataques y amenazas contra periodistas, activistas de la sociedad civil, personal de ayuda humanitaria y otros civiles.

Más información

Millones de personas en peligro al intensificarse los ataques contra cooperantes en Somalia (informe, 6 de noviembre de 2008)

El homicidio de civiles, algo habitual en Somalia (informe, 6 de mayo de 2008)

Morir por contar la verdad (noticia, 3 de marzo de 2008)

Tema

Activistas 
Conflictos armados 
Armed Groups 
Libertad de expresión 

País

Somalia 

Región

África 

@amnestyonline on twitter

Noticias

07 marzo 2014

La Corte Penal Internacional (CPI) ha declarado a Germain Katanga, líder rebelde de la República Democrática del Congo (RDC), culpable de participar en un despiadado ataque... Más »

01 abril 2014

Venezuela está arriesgando enfrentar una de las peores amenazas al Estado de derecho de las últimas décadas si las diversas fuerzas políticas no se comprometen a respetar los... Más »

14 diciembre 2013

Amnistía Internacional pide a las autoridades de Myanmar la liberación inmediata y sin condiciones del Dr. Tun Aung como parte de su campaña Escribe por los Derechos.

Más »
08 abril 2014

Cuando los niños y niñas romaníes de la ciudad de České Budějovice, en el sur de la República Checa, se despiertan asustados en mitad... Más »

28 marzo 2014

Osama Jamal Abdallah Mahdi, de 32 años y padre de dos hijos, lleva ya más de dos años condenado a muerte en Irak por un delito que afirma que no cometió. Ahora su tío es su ú... Más »