Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

5 septiembre 2008

Los derechos humanos en Libia deben formar parte del diálogo con Estados Unidos

Los derechos humanos en Libia deben formar parte del diálogo con Estados Unidos
Con motivo de la visita a Libia de la secretaria de Estado estadounidense Condoleezza Rice, primera autoridad estadounidense de ese rango que visita el país en 55 años, Amnistía Internacional ha exhortado al gobierno de Estados Unidos a que los derechos humanos constituyan una parte integral de su cooperación bilateral con ese país. Condoleezza Rice visita Libia como parte de un periplo por el norte de África que incluye reuniones con autoridades de Túnez, Argelia y Marruecos.

En una carta enviada a la secretaria de Estado estadounidense, Amnistía Internacional subrayó los motivos clave de preocupación en materia de derechos humanos que cree que debían tratarse durante su histórica visita, como la represión constante de toda forma de actividad y pensamiento político independiente y la detención de presos de conciencia, a los que se sanciona por el solo hecho de criticar a las autoridades libias o por tratar de organizar manifestaciones públicas en contra del gobierno.

A pesar de las modestas mejoras que a lo largo de los últimos años se han producido en Libia en el campo de los derechos humanos, las autoridades controlan férreamente todas las formas de reunión, asociación y expresión públicas. Por ley, se penaliza cualquier forma de actividad grupal que se base en una ideología política contraria a los principios de la Revolución de al-Fateh del 1 de septiembre de 1969, que llevó al poder al dirigente libio, coronel Muamar al Gadafi.

El encarcelamiento continuado que ha sufrido desde 2004 el preso de conciencia Fathi el-Jahmi encarna las violaciones del derecho a la libertad de opinión y de expresión que se comenten en Libia. La situación en que se encuentra Fathi el-Jahmi se debe a los contactos que, presuntamente, había mantenido en Trípoli con diplomáticos estadounidenses y a las entrevistas, en las que criticaba a las autoridades libias, que concedió en marzo de 2004 a canales de noticias por vía satélite.

Otro caso de represión de la disidencia política pacífica es el de Idriss Boufayed y otras 11 personas condenadas en junio de 2008 a severas penas de hasta 25 años de prisión. Se los declaró culpables de intentar organizar una protesta pacífica contra las autoridades libias en la que se conmemoraría el primer aniversario de la matanza de al menos 12 personas y las lesiones causadas a varias decenas más durante el transcurso de una manifestación que tuvo lugar en Benghazi en febrero de 2006.

Amnistía Internacional ha pedido a Condoleezza Rice que aproveche esta oportunidad de normalizar las relaciones con Libia para que inste a las autoridades del país a que pongan en libertad inmediatamente y sin condiciones a los presos de conciencia y a que revoquen todas las leyes que penalizan actividades que constituyen simplemente el ejercicio pacífico de los derechos a la libertad de expresión y de asociación.

Amnistía Internacional también advirtió a las autoridades estadounidenses que no devolvieran a Libia a ninguna persona de nacionalidad libia que se encontrara detenida en Guantánamo. Aquellas personas a las que se devolviera podrían estar expuestas a sufrir graves violaciones de derechos humanos, entre ellas, detención en régimen de incomunicación, tortura y otros malos tratos y procedimientos judiciales injustos. En su carta, Amnistía Internacional declaró que, en vez de llegar con las autoridades libias a acuerdos que faciliten el traslado no voluntario de personas, las autoridades estadounidenses deben buscar para los nacionales libios detenidos en Guantánamo soluciones alternativas que garanticen que se les dé un trato que esté en total consonancia con el derecho internacional

En la carta, en la que también se hacía un resumen de las preocupaciones que suscita en la organización la situación de los derechos humanos en el resto de países norteafricanos que Rice tenía previsto visitar, Amnistía Internacional aconsejaba que no se devolviera a Argelia a ninguna persona de nacionalidad argelina que actualmente se encuentre recluida en Guantánamo, ya que estaría igualmente expuesta a sufrir graves violaciones de derechos humanos. La organización dispone de documentos que muestran que las autoridades argelinas, en el contexto de la lucha antiterrorista, siguen cometiendo violaciones de derechos humanos, como detención en régimen de incomunicación y tortura y otros malos tratos.

Los propios informes por países del Departamento de Estado estadounidense del año 2007 sobre las prácticas en cuestión de derechos humanos exponen también que las fuerzas de seguridad libias torturan de forma habitual a los presos y admiten que en Argelia las denuncias de tortura persisten en un ambiente de impunidad.

Amnistía Internacional insta a las autoridades estadounidenses a que cumplan la recomendación del Comité de Derechos Humanos de la ONU de que "adopte todas las medidas necesarias" para asegurar que ninguna persona sea trasladada a otro país "si hay razones consistentes para creer que estaría en peligro de ser sometida a tortura o a penas o tratos crueles, inhumanos y degradantes".

Amnistía Internacional espera que, en su histórica visita a la región, Condoleezza Rice no desatienda relevantes motivos de preocupación en el terreno de los derechos humanos en favor de otras cuestiones de interés para ambos países.

Tema

Libertad de expresión 
Human Rights Standards 

País

Libia 

Región

Oriente Medio y Norte de África 

@amnestyonline on twitter

Noticias

22 julio 2014

Mientras en Londres se reúnen hoy activistas para debatir sobre estrategias para abordar la mutilación genital femenina, comunidades de todo Sierra Leona adoptan un enfoque... Más »

29 mayo 2014

Una mujer mexicana es violada en un autobús policial, mientras los agentes lo jalean; un nigeriano sigue sufriendo jaquecas cuatro años después de que la policía le golpeara... Más »

03 junio 2014

En la segunda de una serie de dos partes, dos de las personas cuyos nombres estaban entre los “más buscados” a causa de su papel en las protestas de 1989 en Tiananmen cuentan... Más »

11 julio 2014

Sasha, activista ucraniano de 19 años, fue secuestrado a punta de pistola por separatistas en Luhansk y golpeado una y otra vez durante 24 horas.

Más »
07 julio 2014

La condena de un destacado abogado y defensor de los derechos humanos saudí a 15 años de prisión ha asestado un nuevo golpe al activismo pacífico y la libertad de expresión en... Más »