Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

5 septiembre 2008

Juicio injusto en Egipto a 49 procesados ante tribunal de emergencia

Juicio injusto en Egipto a 49 procesados ante tribunal de emergencia

El 6 de septiembre estaba prevista la reanudación del juicio seguido contra 49 personas ante un tribunal de emergencia por su presunta implicación en las violentas protestas que tuvieron lugar el 6 de abril de 2008 en la ciudad de Mahalla.

Amnistía Internacional ha pedido reiteradamente a las autoridades egipcias que cesen los procesos ante los tribunales especiales de emergencia porque distan mucho de reunir las garantías básicas necesarias para la celebración de juicios justos.

El 5 de abril de 2008 el gobierno prohibió todas las manifestaciones previas a la huelga general prevista para el día siguiente en apoyo a la huelga de los trabajadores del sector textil de la ciudad de Mahalla, al norte de El Cairo. En Mahalla y otras ciudades se desplegaron miles de efectivos policiales y de las fuerzas de seguridad.

Aunque la huelga se había desconvocado tras las negociaciones mantenidas con las autoridades y bajo presión gubernamental, en Mahalla se desataron protestas de carácter violento contra el incremento del coste de la vida. Decenas de personas resultaron heridas y al menos tres muertas, entre ellas el escolar Ahmed Ali Mabrouk, a causa de los disparos efectuados por las fuerzas de seguridad, que hicieron un uso excesivo de la fuerza. Durante los enfrentamientos fueron detenidas aproximadamente 258 personas que luego quedaron en libertad sin cargos.

Los 49 acusados están siendo procesados por muchos y variados cargos, entre otros, por reunirse más de cinco personas con el objeto de alterar el orden público y la seguridad; por la destrucción deliberada de propiedad pública y privada; por saqueo y robo; por resistencia violenta y agresiones a agentes del orden en cumplimiento de su deber; y por tenencia ilícita de armas de fuego. En caso de ser declarados culpables podrían ser condenados a penas de hasta 15 años de cárcel.

Estos acusados son los primeros en ser juzgados ante un tribunal de emergencia tras la renovación por parte de las autoridades egipcias del estado de excepción en mayo de 2008. Los tribunales de emergencia usan habitualmente pruebas obtenidas bajo tortura y otras formas de malos tratos para garantizarse sentencias condenatorias. Asimismo, sus procedimientos casi siempre distan mucho de cumplir las garantías mínimas para la celebración de juicios justos. No hay posibilidad de presentar recurso contra las resoluciones de los tribunales de emergencia y, una vez ratificadas por el presidente, son definitivas.

El juicio, que se inició el 9 de agosto ante el Tribunal Supremo de Seguridad del Estado (para estado de excepción) en la ciudad de Tanta, al norte de El Cairo, se había aplazado a petición de los abogados defensores para poder analizar los expedientes de las causas. El tribunal admitió también entonces la petición de que se realizaran exámenes periciales sobre los daños contra la propiedad que presuntamente habían ocasionado los acusados, y ordenó la detención de los acusados que con anterioridad el fiscal había dejado en libertad bajo fianza. Cuando no encontraban en sus domicilios a las personas que buscaban para ser detenidas, los agentes de la policía procedieron a detener a familiares suyos, a quienes pusieron bajo custodia en calidad de “rehenes” para obligar a entregarse a las personas buscadas.

Torturas y amenazas de abuso sexual

Las 49 personas que están siendo juzgadas habían sido detenidas después de los disturbios, entre el 13 y el 18 de abril de 2008. Tras ser detenidas permanecieron con los ojos vendados por periodos de hasta nueve días. Muchas de ellas afirmaron que durante su reclusión en dependencias del Departamento de Investigaciones de la Seguridad del Estado en Mahalla, y posteriormente en El Cairo, fueron golpeadas, torturadas con descargas eléctricas y amenazadas con abusos sexuales a las mujeres de su familia.

Cuando comparecieron ante el fiscal los días 21, 22 y 23 de abril, los abogados denunciaron las torturas y otros malos tratos infligidos a sus clientes. No se tiene constancia de que se haya realizado investigación independiente alguna derivada de esas denuncias. La principal prueba utilizada contra los acusados son sus confesiones, extraídas presuntamente bajo tortura, de que habían arrojado piedras contra la policía. Se están utilizando también declaraciones de miembros de las fuerzas de seguridad y autoridades gubernamentales. Algunos de los acusados han declarado que ni siquiera habían participado en las protestas, corroborándolo además con testigos. El fiscal desestimó las declaraciones de esos testigos.

Todos los acusados estuvieron privados de libertad hasta el 2 de junio, fecha en que el fiscal ordenó la puesta en libertad bajo fianza de 20 de ellos, entre los que había una mujer de 58 años. Nueve de los que quedaron en libertad volvieron a ser detenidos de inmediato por orden del ministro del Interior en aplicación de la legislación de emergencia. Todos los que han quedado bajo custodia se encuentran en la actualidad en la Prisión de Borj al-Arab, próxima a Alejandría. El 6 de junio, el fiscal remitió su causa a juicio ante el tribunal de emergencia de Tanta.

Amnistía Internacional insta a las autoridades egipcias a que:

  • revoquen la decisión de remitir a los acusados al tribunal de emergencia, ordenen la celebración de un nuevo juicio ante un tribunal ordinario, y se aseguren de que son juzgados con todas las garantías.
  • pongan en libertad de forma inmediata e incondicional a los manifestantes que se concluya que no hicieron uso de la violencia y que, al resto, se los juzgue con las garantías debidas conforme a las obligaciones que el Estado Egipcio tiene contraídas en virtud de los principios y normas internacionales en materia de derechos humanos.
  • abran una investigación exhaustiva, independiente e imparcial sobre la muerte de tres personas en los sucesos de Mahalla, centrada, especialmente, en las circunstancias en que la policía hizo uso de fuego letal, y se aseguren de que se pone a disposición de la justicia a los agentes que se halle responsables de haber recurrido al uso excesivo de fuerza, o de haberlo ordenarlo.

Más información

Egipto: Detención de dirigentes del movimiento Kefaya; deben investigarse los homicidios policiales (Declaración pública, 11 de abril de 2008)

@amnestyonline on twitter

Noticias

22 julio 2014

Mientras en Londres se reúnen hoy activistas para debatir sobre estrategias para abordar la mutilación genital femenina, comunidades de todo Sierra Leona adoptan un enfoque... Más »

04 septiembre 2014

Amnistía Internacional lleva muchos años investigando y documentando el uso de la tortura en México. A continuación, ofrecemos algunos datos alarmantes:

Más »
03 junio 2014

En la segunda de una serie de dos partes, dos de las personas cuyos nombres estaban entre los “más buscados” a causa de su papel en las protestas de 1989 en Tiananmen cuentan... Más »

11 julio 2014

Sasha, activista ucraniano de 19 años, fue secuestrado a punta de pistola por separatistas en Luhansk y golpeado una y otra vez durante 24 horas.

Más »
03 septiembre 2014

La decapitación del periodista estadounidense Steven Sotloff por militantes del Estado Islámico es el último de la serie de crímenes de guerra que están cometiendo los grupos... Más »