Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

8 marzo 2010

Defensoras afganas de derechos humanos relatan intimidación y agresiones

Defensoras afganas de derechos humanos relatan intimidación y agresiones

Defensoras de los derechos humanos en Afganistán han declarado a Amnistía Internacional que se enfrentan a intimidaciones y a agresiones cuando intentan abordar la violencia y la discriminación del país. 

Las mujeres y las niñas en Afganistán se enfrentan a abusos generalizados de los derechos humanos entre los que se incluyen secuestros, violaciones y trata de personas. Según Naciones Unidas, más del 87 por ciento de las mujeres afganas sufre abusos dentro del ámbito familiar, y entre un 60 y un 80 por ciento de los matrimonios son forzados. Esto sucede a pesar del compromiso del gobierno afgano de proteger los derechos de las mujeres y promover la igualdad de género en Afganistán. 

Las mujeres que ejercen presión para que mejore la situación de los derechos humanos se enfrentan a violencia y amenazas sistemáticas de parte de los talibanes y de otros grupos contrarios al gobierno, así como de los señores de la guerra locales y de las milicias. El gobierno no hace mucho para apoyar a las defensoras de los derechos humanos y, en ocasiones, dificulta enérgicamente su labor, menoscabando los logros que tanto les ha costado obtener a las mujeres afganas desde la caída de los talibanes. 

En zonas bajo influencia talibán resulta casi imposible para las defensoras de los derechos humanos continuar con su labor, pues varias destacadas mujeres han sido atacadas y asesinadas. Sin embargo, hay muchas mujeres valientes y comprometidas que continúan desafiando la condición de las mujeres en Afganistán. Para celebrar el Día Internacional de la Mujer, Amnistía Internacional ha hablado con cuatro de estas mujeres.

Una abogada
Una directora de ONG
Una educadora en derechos humanos
Una parlamentaria

Masiha Faiz, 36
Ocupación:
Abogada defensora de Medica Mondiale, una ONG de derechos de las mujeres.

La mayoría de las causas en las que trabajo son de mujeres que han sido acusadas de delitos contra la moral, como huir de casa después de haber sufrido abusos, o causas relativas a la custodia de menores de edad en las que la mujer ha sufrido abusos y quiere liberar a sus hijos e hijas de un padre abusador. 

Aunque hay muchas causas como éstas, para nosotros es difícil tener acceso a las víctimas. La policía y los tribunales no quieren que defendamos a estas víctimas, y ocultarán las causas e intentarán hacer volver a las mujeres sin investigación alguna. Para ellos la palabra de una mujer no vale nada. 

Los miembros de las ONG son las únicas personas que defienden a la mayoría de las víctimas mujeres, pues los abogados sufragados por el gobierno se ocupan principalmente de los hombres. Esto se ha convertido en una práctica aceptada, pero es un gran problema. 

Los jueces y los miembros de la policía no se preocupan de lo que sucede a las mujeres y no cumplen las leyes. El sistema actual no ayuda a las mujeres, las perjudica. 

Como nosotros trabajamos en causas de mujeres, los tribunales no nos ayudan. Ni siquiera nos informan de las fechas de comparecencia, lo que resulta especialmente difícil dado que necesitamos tiempo para trasladar a una mujer de la casa refugio al tribunal. 

A mí me amenazan sistemáticamente por lo que hago, especialmente cuando trabajo en provincias fuera de Kabul. Podemos elevar una denuncia formal al gobierno o a la policía, pero no nos lleva a ningún sitio. 

A los abogados defensores se les presiona de forma rutinaria para que no prosigan con ciertas causas, como el secuestro de niñas, sobre todo si hay un comisario con poder implicado. En muchas ocasiones tenemos que abandonar las causas porque estamos amenazados. 

Me encargué de la causa de una niña que había sido secuestrada por tres hombres, que fueron condenados a 20 años de cárcel. Tras la condena, la mujer de uno de ellos y el hermano de otro amenazaron con atacarme. Les he visto en mi calle y temo las represalias, pero mi propósito es servir a las mujeres. Las amenazas no me detienen.


Noor Marjan, 34
Ocupación:
Directora en funciones del Centro de Desarrollo de Capacidades de las Mujeres Afganas, que tiene varios proyectos para mujeres, incluidas casas refugio.

Desde abril de 2003, casi 600 mujeres han pasado por nuestras casas refugio. Han sido víctimas de la violencia en el ámbito familiar, la trata de personas, los matrimonios forzados y otros abusos. El reto es qué hacemos con ellas una vez que están en las casas refugio. 

Es muy difícil defender los derechos de estas víctimas pues la policía y los tribunales siempre asumen que es culpa de la mujer y no nos ofrecen ningún tipo de ayuda. 

Reinsertar a estas mujeres en la sociedad es muy difícil. Nuestras leyes no se aplican y los tribunales no colaboran. Nadie se plantea qué es bueno para las mujeres o qué dispone la ley. Los jueces, la policía y otros funcionarios del Estado sacan sus propios juicios y siguen un código moral. 

No hemos podido reinsertar todavía a ninguna niña pastún en la sociedad. Todas han sido asesinadas o su causa ha quedado sin resolver. 

Nuestra casa refugio es importante pues las comisarías de policía no tienen lugares específicos para las mujeres. En los actuales centros de acogida las mujeres sufren abusos y son violadas por la policía. 

A mí me han acosado agentes de policía, jueces y familiares de las víctimas. A veces tengo que salir de casa en plena noche para ir a sacar a mujeres de las comisarías de policía. Hago este trabajo porque lo que hacemos es muy importante. Protegemos a las víctimas de la violencia para que no vuelvan a sufrir abusos otra vez. 

Hace poco hemos abierto una casa refugio para mujeres policía que han sufrido amenazas por culpa de la tarea que están desempeñando, en especial por ayudar a las mujeres a presentar denuncias y por protegerlas de situaciones abusivas. 

Aunque el gobierno afgano está constantemente intentando reclutar mujeres para el cuerpo de policía, no tienen la manera de protegerlas. En este país, si ayudas a una mujer, su familia se convierte en tu enemigo porque la violencia en el ámbito familiar está considerada un asunto de familia y se cree una vergüenza que trascienda el entorno familiar.



Kamila Faizyar, 54
Ocupación:
Educadora en derechos humanos en la Fundación para la Investigación Jurídica en materia de Mujeres, Niños y Niñas.

Cuando hablo de violencia en el ámbito familiar muchos hombres me indican que el Corán dice que puedes pegar a una mujer. La mayor parte de los hombres que citan el Corán en respuesta a lo que les enseñamos nunca lo han leído, son analfabetos. Simplemente escuchan a los mulás locales. 

En muchas ocasiones nos trasladamos a poblaciones en las que no parece haber problemas hasta que realmente sondeamos durante el periodo de formación y descubrimos altos niveles de violencia y un gran número de matrimonios forzados. 

Me han amenazado y atacado verbalmente, sobre todo cuando llevo a cabo actividades formativas en lugares conservadores. A las personas de los pueblos, en especial los hombres, no les gusta oír hablar sobre los derechos humanos de las mujeres. Los mulás con los que nos encontramos se sienten amenazados por nosotros. Los hombres nos dicen que estamos provocando a las mujeres para que se vuelvan en su contra. 

En la mayoría de las provincias no existe un lugar seguro en el que las mujeres puedan presentar sus denuncias y sus problemas. Sólo unos pocos casos se denuncian.



Shinkai Karokhail, 36
Ocupación:
Miembro del Parlamento afgano. 

El único modo de lograr que se oigan las voces de las mujeres en lo que a política se refiere es tener más mujeres ministras. Además, cada ministerio debería tener una viceministra y necesitamos más mujeres concejalas de distrito . Me desilusioné mucho cuando el presidente Karzai anunció el gabinete con el que concurría a las elecciones, porque en él había menos mujeres que en los anteriores.  

Tenemos un gran problema con el curriculum escolar, incluso con el nuevo, sufragado por USAID y otros donantes. Nuestros libros de texto utilizan un lenguaje discriminatorio, y en contadas ocasiones se mencionan a las niñas y las mujeres o se utilizan como un ejemplo positivo. No se hace referencia a las mujeres como líderes políticos, agentes de policía o como representantes de otras carreras profesionales. 

No hay ningún compromiso para la financiación y la ejecución del Plan Nacional de Acción para las Mujeres de Afganistán , que identifica los puntos críticos de las políticas y los programas para las mujeres y las niñas en los que es necesario introducir cambios. Ningún donante, ministerio u organismo gubernamental (a excepción del ministerio de Asuntos de la Mujer) ha hecho del Plan de Acción una prioridad. 

No puedes ser una mujer con un papel activo en Afganistán y no sentirte amenazada. Es parte de mi día a día. Nunca sé qué va a pasar a continuación. En los últimos cinco años, muchas mujeres afganas destacadas han sido asesinas por intentar dar una mayor prominencia a las mujeres o defender sus derechos humanos. Yo vivo día a día, aunque intento que mi trabajo tenga un efecto duradero.

Más información

El gobierno afgano debe adoptar medidas enérgicas para proteger a las defensoras de los derechos humanos (llamamiento a la acción)

Se niega justicia y dignidad a las víctimas de violación en todo el mundo (noticia, 8 de marzo de 2010)

El gobierno de Camboya debe proteger a las víctimas de violencia sexual (informe, 8 de marzo 2010) 

Tema

Activistas 
Armed Groups 
Discriminación 
Women 

País

Afganistán 

Región

Asia y Oceanía 

@amnestyonline on twitter

Noticias

22 julio 2014

Mientras en Londres se reúnen hoy activistas para debatir sobre estrategias para abordar la mutilación genital femenina, comunidades de todo Sierra Leona adoptan un enfoque... Más »

10 octubre 2014

Países de todo el mundo siguen condenando a muerte o ejecutando a personas con discapacidad mental e intelectual, en una clara violación de las normas... Más »

10 octubre 2014

Países de todo el mundo siguen condenando a muerte o ejecutando a personas con discapacidad mental e intelectual, en una clara violación de las normas... Más »

09 octubre 2014

ONG rusas calificadas de "agentes extranjeros" por las autoridades hablan sobre su lucha para poner fin a la campaña de desprestigio emprendida contra ellos y sobre su vital... Más »

03 septiembre 2014

La decapitación del periodista estadounidense Steven Sotloff por militantes del Estado Islámico es el último de la serie de crímenes de guerra que están cometiendo los grupos... Más »