Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

14 junio 2011

Continúan los juicios militares de activistas en Bahréin

Continúan los juicios militares de activistas en Bahréin

Los juicios militares contra decenas de personas acusadas por cargos relacionados con las recientes manifestaciones en las que se pedían reformas para Bahréin, han continuado esta semana entre denuncias de torturas y protestas por el carácter injusto y la motivación política de los procedimientos.

Entre las personas convocadas a juicio ante el tribunal militar especial de Manama se encuentra un destacado abogado de derechos humanos y 48 miembros de personal sanitario detenidos tras atender a los manifestantes que resultaron heridos durante las protestas de febrero y marzo.

“Tememos que el abogado y muchos de los miembros del personal sanitario han sido detenidos únicamente por razones políticas tras defender o atender a los manifestantes que pedían reformas, y por criticar públicamente a las autoridades en los medios de comunicación”, ha dicho Philip Luther, director adjunto del Programa Regional para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional.

“En los casos en que esto sea así, consideraremos a las personas detenidas presos de conciencia y pediremos su libertad inmediata e incondicional.”

El gobierno de Bahréin creó el tribunal militar especial, presidido por un juez militar y dos jueces civiles, de acuerdo con una ley de seguridad nacional aprobada en respuesta a las manifestaciones. La ley fue revocada el 1 de junio.

Mohammed al Tajer, un conocido abogado que trabaja por la defensa de los derechos humanos y de activistas opuestos al régimen, fue llevado ante los tribunales el pasado 12 de junio.

Las autoridades bahreiníes no han informado sobre el lugar en que se encuentra detenido el abogado, y no comunicaron a sus familiares ni a su representación letrada el comienzo del juicio, cuya reanudación está prevista el día 16 de junio.

Fue detenido en su casa de Manama el pasado 15 de abril, y los cargos presentados contra él incluyen la “difusión de rumores” y la incitación al odio contra el gobierno bahreiní.

Amnistía Internacional considera a Mohammed al Tajer un preso de conciencia, contra el que se ha hecho campaña por su labor como abogado defensor de los derechos humanos, y por criticar públicamente el gobierno del país.

El juicio de los 48 miembros del personal sanitario se reanudó ayer, después de las denuncias por el acceso insuficiente de la representación letrada a sus clientes. La próxima sesión tendrá lugar el 20 de junio.

El gobierno de Bahréin alega que el Complejo Sanitario de Salamaniya, donde trabajaba la mayoría del personal sanitario detenido, servía como centro de coordinación de las manifestaciones celebradas entre febrero y marzo para pedir reformas en el país, y ha acusado a los trabajadores, entre otras cosas, de robar medicinas, hacer acopio de armas, ofrecer declaraciones contrarias al régimen a medios de comunicación internacionales, e incitar al odio contra el gobierno.

Los acusados han tenido un acceso muy restringido a sus familias, y algunos de ellos denuncian que han sido torturados bajo custodia y forzados a firmar confesiones. Algunas de las personas acusadas ya han sido puestas en libertad bajo fianza.

“Los testigos independientes presentes en el hospital de Salamaniya han dicho que los cargos formulados contra el personal sanitario son absurdos: los médicos y las enfermeras simplemente estaban realizando su trabajo, atendiendo a las personas que resultaban heridas en los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad”, ha afirmado Philip Luther.

“Las autoridades bahreiníes deben abrir una investigación independiente de inmediato sobre las denuncias de tortura, y deben desechar cualquier tipo de confesión o prueba obtenida bajo coacción.”

El pasado domingo, el tribunal militar condenó a una joven activista a un año de cárcel por la lectura pública de un poema en el que criticaba al monarca del país.

Ese mismo día, Matar Matar y Jawad Feiruz, dos ex parlamentarios de Al Wefaq, el partido político chií más importante de Bahréin, fueron llevados ante los tribunales. Los cargos presentados contra ellos incluyen la difusión de información falsa, la participación en manifestaciones no autorizadas, y la incitación de los ciudadanos a manifestarse contra el gobierno.

Al menos 500 personas han sido detenidas desde el comienzo en febrero de las manifestaciones a favor de reformas en el país, y cuatro han muerto bajo custodia en extrañas circunstancias. Casi 2.000 personas han sido despedidas o expulsadas de sus puestos de trabajo.

Más información

Oriente Medio y el Norte de África exigen un cambio (micrositio multimedia)

País

Bahréin 

Región

Oriente Medio y Norte de África 

Tema

Detención 
Libertad de expresión 
Medical And Health 
Revueltas en Oriente Medio 
Presos y presas de conciencia 
Tortura y malos tratos 
Juicios y sistemas judiciales 

@amnestyonline on twitter

Noticias

22 julio 2014

Mientras en Londres se reúnen hoy activistas para debatir sobre estrategias para abordar la mutilación genital femenina, comunidades de todo Sierra Leona adoptan un enfoque... Más »

04 septiembre 2014

Amnistía Internacional lleva muchos años investigando y documentando el uso de la tortura en México. A continuación, ofrecemos algunos datos alarmantes:

Más »
03 junio 2014

En la segunda de una serie de dos partes, dos de las personas cuyos nombres estaban entre los “más buscados” a causa de su papel en las protestas de 1989 en Tiananmen cuentan... Más »

11 julio 2014

Sasha, activista ucraniano de 19 años, fue secuestrado a punta de pistola por separatistas en Luhansk y golpeado una y otra vez durante 24 horas.

Más »
03 septiembre 2014

La decapitación del periodista estadounidense Steven Sotloff por militantes del Estado Islámico es el último de la serie de crímenes de guerra que están cometiendo los grupos... Más »