Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

28 enero 2009

Civiles atrapados en el conflicto de Sri Lanka

Civiles atrapados en el conflicto de Sri Lanka
Con la intensificación de los combates entre el ejército de Sri Lanka y los Tigres de Liberación de Eelam Tamil (TLET), más de 300.000 civiles se encuentran ahora atrapados en el noroeste del país. Centenares de personas han resultado ya muertas o heridas en la región Wanni de la isla.

Los informes procedentes de Sri Lanka indican que las fuerzas gubernamentales y los Tigres de Liberación de Eelam Tamil (LTTE) están violando las leyes de la guerra al atacar a la población civil e impedirle que se ponga a salvo. Según la información que ha recibido Amnistía Internacional, los Tigres de Liberación han impedido a civiles heridos, al menos en una ocasión, trasladarse a lugares más seguros o acceder a atención médica, un acto que constituye crimen de guerra.

El gobierno srilankés está llevando a cabo operaciones militares en zonas de población civil. Según los informes, los bombardeos aéreos y artilleros han causado muertos y heridos entre los civiles, destrucción de propiedades y desplazamientos masivos.

Yolanda Foster, investigadora de Amnistía Internacional sobre Sri Lanka, ha declarado: "Los ataques contra la población civil y los ataques indiscriminados efectuados por cualquiera de las partes en el conflicto violan el derecho internacional humanitario."

Las fuerzas gubernamentales srilankesas han expulsado a los Tigres de Liberación de todas las principales zonas urbanas que habían estado bajo su control durante casi una década y los han empujado hacia una reducida extensión de terreno, donde también han quedado atrapados los más de 300.000 civiles que han ido huyendo ante el avance de las tropas gubernamentales. Esta población ha sufrido múltiples desplazamientos y su vulnerabilidad aumenta a medida que se aproximan los combates.

Cientos de personas han muerto o han resultado heridas y la atención médica disponible está amenazada debido al peligro que la situación conlleva para los pocos trabajadores de salud y a los destrozos en los hospitales.

El gobierno ha declarado “zonas seguras” para permitir a los civiles refugiarse, pero según la información de que dispone Amnistía Internacional varios civiles han muerto o resultado heridos en estas zonas a consecuencia del bombardeo artillero.

Un médico que trabaja en un hospital de una “zona segura” afirma que alrededor del hospital cayeron unos mil proyectiles. El hospital, que alberga en torno a un millar de pacientes, resultó gravemente dañado y centenares más de personas resultaron heridas en las inmediaciones.

El jueves 29 de enero, Naciones Unidas consiguió evacuar a algunas de las personas más gravemente heridas y a las que se les había negado una atención médica adecuada debido a los combates entre las partes en conflicto. Los Tigres de Liberación no permitieron salir de la zona a un convoy de 24 vehículos que había sido organizado por la Cruz Roja y la ONU para transportar hasta 300 personas heridas, entre ellas 50 niños y niñas.

La población civil que vive en el norte de Sri Lanka carece de protección. Las personas desplazadas por el conflicto experimentan gran inseguridad y una severa escasez de ayuda humanitaria, especialmente de alimentos, abrigo y atención médica. Desde el 16 de enero a la zona no ha llegado ni un solo convoy de alimentos.

Una mujer que vive en la zona declaró a un periodista que trabaja en el área que no tienen espacio suficiente.

"Es imposible excavar búnkers porque hay agua por todas partes. Carecemos de un refugio adecuado. La gente vive a la intemperie. Y los bombardeos no cesan. Diría que caen al día una media de entre veinte y treinta bombas. Hay gente muriendo.”

"Estamos todos aquí amontonados. Han construido algunas chozas, unas junto a otras. Y hay problemas, porque no hay suficientes letrinas, el agua es muy escasa y casi no tenemos comida.”
 
Un representante gubernamental encargado de las cuestiones de sanidad en el norte del país ha declarado que se están encontrando cadáveres por las carreteras y en las casas.

"Cuando regresé del Hospital de Moongilaaru vi dos cadáveres, quizás tres, cerca de un tractor. Hay algunas personas que tratan de ocuparse de los muertos. He oído que algunos familiares han enterrado rápidamente algunos de sus muertos en lugares próximos porque no tienen tiempo para las ceremonias funerarias tradicionales."

Los Tigres de Liberación están recurriendo a los trabajos forzados y, entre otras prácticas, envían a civiles a trabajar para ellos a las lineas fronterizas. Amnistía Internacional ha pedido a los Tigres de Liberación que pongan fin a la práctica de reclutar a la fuerza a civiles, entre los que también hay menores de edad.

La organización ha pedido asimismo a los Tigres de Liberación que levante las restricciones impuestas sobre los civiles y les permita trasladarse a zonas seguras.

Según Yolanda Foster: "Los Tigres de Liberación deben permitir marchar a los civiles heridos. Impedirles acceder a atención médica es un crimen de guerra."

"Por su parte, el gobierno de Sri Lanka debe permitir una supervisión independiente de la situación de los desplazados en Wanni. Asimismo, debe levantar todas las restricciones impuestas a la libertad de circulación a los desplazados que huyen de Wanni y alojarlos en campos transitorios. También debe cumplir las obligaciones que tiene contraídas de proteger a la población civil y de respetar y proteger los derechos humanos y cumplir el derecho internacional humanitario."

Lejos de las líneas de combate, la situación general de los derechos humanos en las zonas controladas por el gobierno se ha deteriorado también considerablemente. Amnistía Internacional está desolada por el número cada vez mayor de agresiones contra medios de comunicación, periodistas y defensores y defensoras de los derechos humanos, como el reciente asesinato en Colombo de Lasantha Wickramatunge, redactor jefe del Sunday Leader.

Desde principios de 2006 se ha dado muerte en Sri Lanka de forma ilegítima al menos a otras 14 personas que trabajan para los medios de comunicación. Otras han sido detenidas de forma arbitraria, torturadas y, al parecer, objeto de desaparición forzada mientras se encontraban bajo la custodia de las fuerzas de seguridad. Más de 20 periodistas han abandonado el país por temor a las amenazas de muerte recibidas.

Yolanda Foster ha manifestado: "Sin unos medios de comunicación libres y que puedan expresar opiniones alternativas y ofrecer la oportunidad de escrutinio público, los abusos se multiplicarán bajo un velo de secretismo y negación. El clima de impunidad que se vive en Sri Lanka por los ataques contra los medios de comunicación ha imposibilitado que podamos hacernos una idea clara sobre lo que realmente está sucediendo en el país."

Yolanda Foster concluye: "Amenazando a los periodistas con la detención, y no protegiéndolos de los ataques, el gobierno está fracasando ante sus ciudadanos. Las autoridades de Sri Lanka deben garantizar que a los medios de comunicación del país se les permite realizar su trabajo sin restricciones y en condiciones de seguridad."

Más información

Se insta a India a abordar los asuntos de derechos humanos en Sri Lanka (noticias, 15 de enero de 2009)

El gobierno de Sri Lanka debe actuar ya para proteger a 300.000 personas desplazadas (noticias, 19 de noviembre de 2008)

Decenas de miles de personas corren peligro en Sri Lanka al intensificarse los enfrentamientos (noticias, 19 de agosto de 2008)

Tema

Conflictos armados 
Libertad de expresión 
Refugees, Displaced People And Migrants 

País

Sri Lanka 

Región

Asia y Oceanía 

@amnestyonline on twitter

Noticias

29 mayo 2014

Una mujer mexicana es violada en un autobús policial, mientras los agentes lo jalean; un nigeriano sigue sufriendo jaquecas cuatro años después de que la policía le golpeara... Más »

29 mayo 2014

Una mujer mexicana es violada en un autobús policial, mientras los agentes lo jalean; un nigeriano sigue sufriendo jaquecas cuatro años después de que la policía le golpeara... Más »

03 junio 2014

En la segunda de una serie de dos partes, dos de las personas cuyos nombres estaban entre los “más buscados” a causa de su papel en las protestas de 1989 en Tiananmen cuentan... Más »

08 abril 2014

Cuando los niños y niñas romaníes de la ciudad de České Budějovice, en el sur de la República Checa, se despiertan asustados en mitad... Más »

07 julio 2014

La condena de un destacado abogado y defensor de los derechos humanos saudí a 15 años de prisión ha asestado un nuevo golpe al activismo pacífico y la libertad de expresión en... Más »