Informe anual 2013
El estado de los derechos humanos en el mundo

29 junio 2009

Se coacciona a la población refugiada en Tanzania para que regrese a su país

Se coacciona a la población refugiada en Tanzania para que regrese a su país

La población refugiada del campo de Mbatila está siendo coaccionada para regresar a su país, según informes que Amnistía Internacional ha recibido de refugiados y organizaciones que trabajan en Tanzania.

Desde principios de la década de 1990, el campo de refugiados de Mbatila ha albergado a más de 36.000 personas que huían del conflicto de Burundi. La fecha límite prevista para su cierre es el 30 de junio de 2009, tal como se estableció en un programa de repatriación cuyo objetivo es el regreso de todos los refugiados a Burundi.

"Nos preocupan los informes de que se está presionando a los refugiados con el fin de que abandonen el campo de Mbatila, donde algunas de sus casas han sido incendiadas para obligarlos a marcharse”, manifestó Godfrey Odongo, investigador de Amnistía Internacional para África Oriental.

"Todavía resulta más preocupante que la quema y las amenazas de incendiar las viviendas de refugiados sean obra de personas que, según se afirma, reciben instrucciones directas de las autoridades tanzanas."

Los líderes de la población refugiada que han intentado organizar a las personas afectadas para que defiendan el carácter voluntario del proceso de repatriación han sido detenidos y recluidos.

El programa de repatriación se está aplicando en virtud de un acuerdo tripartito alcanzado en abril de 2002 entre los gobiernos de Tanzania y Burundi y el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR). En un comunicado conjunto, emitido en diciembre de 2008, el programa se calificaba de “voluntario” y se justificaba por “los recientes acontecimientos que están impulsando el proceso de paz y reconciliación en Burundi”.

Amnistía Internacional tiene entendido que, en contra del derecho regional e internacional y pese a la inminencia de la fecha límite de cierre del campo, no existe por el momento procedimiento alguno para evaluar las denuncias individuales de personas refugiadas y solicitantes de asilo sobre temores fundados de persecución.

"Tanto Burundi como Tanzania deben dejar claro a las personas refugiadas que todo programa de repatriación es voluntario, y ofrecerles alternativas y soluciones duraderas, como la integración local", señaló Godfrey Odongo. "Toda coacción a los refugiados para que regresen a su país de origen vulnerará el derecho regional e internacional."

"Las repatriaciones deben respetar los principios pertinentes de protección a las personas refugiadas", afirmó Godfrey Odongo. "Los regresos voluntarios deben basarse en una decisión libre e informada, adoptada con seguridad y dignidad. La intimidación, la retirada de ayuda o el cierre de campos pueden constituir coacción, lo cual significa que las repatriaciones serían forzosas y potencialmente ilegítimas."

Tema

Conflictos armados 
Refugees, Displaced People And Migrants 

País

Burundi 
Tanzania 

Región

África 

@amnestyonline on twitter

Noticias

29 mayo 2014

Una mujer mexicana es violada en un autobús policial, mientras los agentes lo jalean; un nigeriano sigue sufriendo jaquecas cuatro años después de que la policía le golpeara... Más »

29 mayo 2014

Una mujer mexicana es violada en un autobús policial, mientras los agentes lo jalean; un nigeriano sigue sufriendo jaquecas cuatro años después de que la policía le golpeara... Más »

03 junio 2014

En la segunda de una serie de dos partes, dos de las personas cuyos nombres estaban entre los “más buscados” a causa de su papel en las protestas de 1989 en Tiananmen cuentan... Más »

08 abril 2014

Cuando los niños y niñas romaníes de la ciudad de České Budějovice, en el sur de la República Checa, se despiertan asustados en mitad... Más »

07 julio 2014

La condena de un destacado abogado y defensor de los derechos humanos saudí a 15 años de prisión ha asestado un nuevo golpe al activismo pacífico y la libertad de expresión en... Más »