Documento - Yemen: Día Internacional de la mujer 2012: Las mujeres en las protestas de oriente medio - Acción de campaña sobre Yemen.

INTERNATIONAL WOMEN’S DAY 2012:

Índice AI: MDE 31/008/2012

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER 2012:

LAS MUJERES EN LAS PROTESTAS DE ORIENTE MEDIO

ACCIÓN DE CAMPAÑA SOBRE YEMEN

Ahora que Yemen entra en una etapa de transición, se deben abordar las violaciones de los derechos humanos de las mujeres que se vienen cometiendo desde hace tanto tiempo. Las mujeres de Yemen son sistemáticamente discriminadas y sufren violencia endémica, con consecuencias catastróficas para sus vidas. Se violan sus derechos de forma habitual porque tanto las leyes yemeníes como las prácticas tribales y tradicionales las tratan como ciudadanos de segunda. Las mujeres son discriminadas en cuestiones de matrimonio, divorcio, herencia y custodia de los hijos, y el Estado no toma las medidas adecuadas para evitar, investigar y castigar la violencia en el ámbito familiar.

Presidente

President

His Excellency Abd Rabbu Mansour Hadi

President

Office of The President

Sana’a

República de Yemen

Fax: + 967 127 4147

Ministro de Justicia

Minister of Justice

His Excellency Murshed Ali al-Arashani

Minister of Justice

Ministry of Justice

Sana’a

República de Yemen

Fax: + 967 1 222 015 (en este momento el fax no funciona)

Correo-e: moj@yemen.net.ye

Ministro de Asuntos Jurídicos

Minister of Legal Affairs

His Excellency Mohammed Ahmed al-Mikhlafi

Minister of Legal Affairs

Ministry of Legal Affairs

P.O. Box 1192, Sana'a

República de Yemen

Fax: +967 1 227 816 (en este momento el fax no funciona)

Correo-e: legal@y.net.ye

Copia a:

Ministra de Derechos Humanos

Minister of Human Rights

Her Excellency Houriah Ahmed Mashhour

Minister of Human Rights

Ministry of Human Rights

Sana’a

República de Yemen

Correo-e: mshr@y.net.ye

Fax: +967 1 444 839 / +967 1 444 833

Excelencia:

Le escribo cuando faltan pocos días para la celebración, el 8 de marzo, del Día Internacional de la Mujer, y más en general, en este crítico momento de transición para Yemen, para pedirle que trate de poner fin a la discriminación y la violencia ejercida contra las mujeres en el país, y como primera medida en la consecución de este objetivo, que anuncie la intención del gobierno de Yemen de revisar las disposiciones discriminatorias de la legislación con el asesoramiento de grupos en favor de los derechos humanos de las mujeres.

Las mujeres han desempeñado un papel fundamental en las protestas de Yemen, lo que se ha reconocido al conceder el Premio Nobel de la Paz a Tawakkol Karman, una de las tres mujeres que recibieron conjuntamente este galardón en octubre. Las mujeres activistas han sido, no obstante, acosadas, detenidas y en algunos casos golpeadas por su participación en las protestas. Algunas también han recibido amenazas a través de su familia, al haberse conminado a sus familiares varones a controlarlas y coartar su activismo.

Ahora que Yemen entra en una etapa de transición, le instamos a abordar las violaciones de los derechos humanos de las mujeres que se vienen cometiendo desde hace tanto tiempo. Las mujeres de Yemen son sistemáticamente discriminadas y sufren violencia endémica, con consecuencias catastróficas para sus vidas. Se violan sus derechos de forma habitual porque tanto las leyes yemeníes como las prácticas tribales y tradicionales las tratan como ciudadanos de segunda. Las mujeres son discriminadas en cuestiones de matrimonio, divorcio, herencia y custodia de los hijos, y el Estado no toma las medidas adecuadas para evitar, investigar y castigar la violencia en el ámbito familiar.

El Comité Nacional para la Mujer y organizaciones no gubernamentales han identificado 27 disposiciones discriminatorias en la legislación yemení que deben ser enmendadas para garantizar su conformidad con las obligaciones internacionales contraídas por Yemen, varias de las cuales han sido identificadas en un documento de Amnistía Internacional publicado en 2009 que lleva por título Yemen’s dark side: Discrimination and violence against women . Por ejemplo, la ley que regula la condición jurídica y social (Ley nº 20, de 1992, modificada en 1997 y 1999) contiene numerosas disposiciones discriminatorias que coartan gravemente la vida de las mujeres por lo que respecta al matrimonio, el divorcio, la custodia de los hijos y la herencia, y las pone en peligro de sufrir abusos. El artículo 40, por ejemplo, establece que una esposa debe obedecer a su esposo y no puede abandonar el hogar sin su permiso. Si lo desobedece o sale sin su consentimiento, tiene derecho a obligarla a volver al domicilio conyugal.

Le pedimos que haga todo lo que esté en su mano para adoptar medidas efectivas que sirvan para abordar la cuestión de las leyes y prácticas discriminatorias, proteger el derecho de la mujer a la igualdad con el hombre y a no estar sometida a ninguna forma de discriminación, y abordar las conductas sociales y culturales subyacentes que discriminan a las mujeres.

En especial, pedimos a las autoridades yemeníes que:

adecúen plenamente todas las leyes, prácticas, políticas y procedimientos al derecho y las normas internacionales de derechos humanos;

se aseguren de que las mujeres son iguales a los hombres en la ley y en la práctica, entre otros en el derecho de familia;

actúen con la presteza debida para proteger a mujeres y niñas de los abusos contra los derechos humanos cometidos en el seno de la familia, en especial de los matrimonios forzados y los abusos físicos y psicológicos, y garanticen que se aborda la violencia en la familia y los responsables rinden cuentas por los abusos cometidos;

revoquen o reformen leyes relativas a conductas “inmorales” a fin de garantizar que dichas leyes se ajustan a las normas internacionales y no repercuten de forma discriminatoria sobre las mujeres;

se aseguren de que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, los funcionarios públicos y los miembros de la judicatura reciben formación en maneras de abordar la violencia y otras violaciones de los derechos de las mujeres con una perspectiva de género, y que las mujeres víctimas de violencia no se convierten en víctimas por partida doble a causa de prácticas de aplicación de la ley que no son sensibles al género;

adopten medidas para reclutar y formar a suficientes mujeres policías, fiscales, interrogadoras y jueces para que siempre que se detenga y recluya a mujeres o la policía o los jueces las interroguen, los agentes presentes sean mujeres.

Además, tenemos entendido que actualmente sigue en espera de ser debatida en el Parlamento una edad mínima en el derecho matrimonial. En este sentido, le pedimos que garantice que se prohíben los matrimonios forzados en todos los casos. En el caso de matrimonios en los que uno de los contrayentes tiene menos de 18 años, el Estado debe comprobar que el consentimiento es real. A fin de comprobar que el consentimiento pleno y libre de un menor es creíble, debe quedar claro que el menor tiene una edad que se corresponde con su total comprensión de las consecuencias y obligaciones del matrimonio. En todos los casos, las dos personas que van a contraer matrimonio deben hacerlo libremente, sin presiones ni coacciones indebidas, como amenazas, violencia o incentivos económicos. Ningún progenitor o tutor puede reemplazar la comprensión y el consentimiento del menor con los suyos propios. Por lo que respecta a los menores que contraen matrimonio antes de los 18 años, no deben ser nunca objeto de discriminación por su estado civil, por lo que, por ejemplo, no se debe obligar a las niñas a abandonar sus estudios.

Le damos las gracias de antemano por la atención dedicada a este asunto.

Atentamente,

Cómo puedes ayudar

AMNISTÍA INTERNACIONAL EN EL MUNDO