Documento - Morocco/ Western Sahara: Three years’ imprisonment for putting a profile of Prince Moulay Rachid on Facebook

AMNISTÍA INTERNACIONAL
Declaración pública


Índice AI: MDE 29/005/2008

25 de febrero de 2008


Marruecos y el Sáhara Occidental: Tres años de cárcel por crear un perfil del príncipe Moulay Rachid en Facebook



Amnistía Internacional ha expresado su preocupación por el encarcelamiento de Fouad Mourtada, ingeniero informático de 26 años, tras ser juzgado sin las garantías que exigen las normas internacionales.


Fouad Mourtada fue condenado el 22 de febrero a tres años de cárcel y el pago de una multa de 10.000 dirham tras un juicio en Casablanca al que asistieron dos representantes de Amnistía Internacional en calidad de observadores. Fue declarado culpable en aplicación de varios artículos del Código Penal de Marruecos por haber creado en Facebook –red social de Internet– un perfil del príncipe marroquí Moulay Rachid.


Fouad Mourtada ha denunciado que dos agentes de seguridad vestidos de civil lo detuvieron la mañana del 5 de febrero de 2008 cuando salía de casa para ir a trabajar y lo obligaron a subir a un vehículo. Afirma que le vendaron los ojos y lo taparon con una sábana y que después lo condujeron a un lugar desconocido, donde lo abofetearon y golpearon hasta que “confesó” que había creado un perfil del príncipe en Facebook para “conocer chicas”. En el atestado policial, sin embargo, consta el 6 de febrero como fecha de la detención. No se informó a la familia hasta las cinco y media de la tarde del 7 de febrero a pesar de que la legislación marroquí establece que las detenciones se deben notificar al comienzo de la detención preventiva (garde à vue).


El 8 de febrero, Fouad Mourtada compareció ante un juez de instrucción pero no contó con la presencia de un abogado, en contravención de lo dispuesto en las leyes y normas internacionales que garantizan el derecho a recibir asistencia letrada en todas las etapas del proceso penal. Después permaneció bajo custodia hasta la fecha del juicio, el 22 de febrero.


En el juicio, la representación letrada de Fouad Mourtada instó al tribunal a anular los procedimientos debido a que se habían conculcado sus derechos durante la detención y el interrogatorio, pero el tribunal denegó la solicitud y tampoco ordenó una investigación sobre las denuncias de malos tratos. Fouad Mourtada fue declarado culpable de modificar y falsificar datos informáticos en aplicación de los artículos 607.6, 607.7 y 607.10 del Código Penal, así como de usurpar la identidad de una personalidad pública en aplicación del artículo 381.


El motivo principal de su procesamiento, sin embargo, parece haber sido la determinación de las autoridades de tomar medidas drásticas contra toda persona que se considere que menoscaba la monarquía y “los valores sociales y sagrados de Marruecos”, en palabras del fiscal. El príncipe Moulay Rachid es el hermano menor del jefe del Estado marroquí, el rey Mohamed VI. En el juicio, Fouad Mourtada admitió haber creado el perfil del príncipe en Facebook pero manifestó que lo había hecho por admiración hacia él y no porque quisiera perjudicar a la monarquía. La acusación sostuvo que el hecho de que hubiera creado una dirección de correo electrónico asociada al perfil demostraba que su intención era obtener algún beneficio con ello. Está previsto que la causa entre en la fase de apelación.


Amnistía Internacional considera motivo de preocupación que el tribunal no investigara las presuntas violaciones de sus derechos en la fase de detención y reclusión, así como sus denuncias de que fue maltratado bajo custodia y obligado a “confesar”. La organización ha pedido a las autoridades marroquíes que garanticen la investigación imparcial y exhaustiva de todas las denuncias de violación de los derechos de Fouad Mourtada durante la detención, incluidas las de malos tratos. Todo aquel que resulte responsable de haber cometido malos tratos debe comparecer ante un tribunal. Ninguna “confesión” u otra información obtenida mediante tortura o malos tratos se debe admitir como prueba ante un tribunal con arreglo a las normas internacionales, incluidos los tratados sobre derechos humanos en los que Marruecos es Estado Parte. Las autoridades deben garantizar que, o bien se vuelve a juzgar a Fouad con las garantías de imparcialidad que establecen las normas internacionales, o bien se revoca la declaración de culpabilidad y queda libre.


FIN

Cómo puedes ayudar

AMNISTÍA INTERNACIONAL EN EL MUNDO