Documento - Siria : SE TEME QUE UNOS HOMBRES QUE HAN “CONFESADO” EN UN VÍDEO SEAN TORTURADOS

URGENT ACTION

AU: 61/13 Índice: MDE 24/007/2013 Siria Fecha: 12 de marzo de 2013

ACCIÓN URGENTE

Se teme que unos hombres que han “confesado” en un vídeo sean torturados

Cuatro sirios a los que se ha implicado mediante unas “confesiones” televisadas en una conspiración de asesinato contra el presidente de Siria llevan 10 semanas recluidos en régimen de incomunicación, y, según la información disponible, durante este tiempo al menos dos de ellos han sido torturados. Sus vidas corren grave peligro.

Anas al-Husseini, su primo Abd al-Ra’ouf “Jiwan” al-Husseini y Yaser “Abu Kurdu” Kurmi fueron detenidos en sus casas, en Damasco, por miembros de los servicios de Seguridad del Estado el 31 de diciembre de 2012 y estén recluidos en régimen de incomunicación desde entonces. Anas al-Husseini y Abd al-Ra’ouf “Jiwan” al-Husseini estuvieron recluidos, al menos hasta hace tres semanas, según fuentes locales, en la sección de Al Khatib de dichos servicios, en Damasco, donde las misma fuentes afirman que ambos fueron torturados y sometidos a otros malos tratos, a veces con descargas eléctricas y cuchillos. El 2 de marzo, Anas al-Husseini y un cuarto hombre, Mu’ayid al-Hashtar, aparecieron en unos vídeos publicados en sitios web progubernamentales “confesando” su participación, junto con los otros dos hombres, en una conspiración de asesinato contra el presidente y el ministro de Asuntos Exteriores. Se teme que fueran coaccionados para hacer las “confesiones”, pues tal práctica es habitual en las fuerzas de seguridad sirias.

Los cuatro hombres son miembros de la minoría kurda de Siria. Anas al-Husseini y Abd al-Ra’ouf “Jiwan” al-Husseini trabajaban en una empresa de limpieza, por lo que, según las “confesiones”, tenían acceso a edificios del gobierno. La presunta conspiración tenía vínculos con agencias de inteligencia francesas, turcas y estadounidenses, pero parece que las autoridades sirias la descubrieron. Sin son juzgados y declarados culpables de participar en esa conspiración, los cuatro podrían ser condenados a muerte.

La tortura y otros malos tratos son comunes en los centros de detención y las prisiones sirios. Amnistía Internacional conoce el nombre de más de 980 personas que, según informes, han muerto bajo custodia desde que estallaron los disturbios en marzo de 2011. Para más información, véase Amnistía Internacional, ‘I wanted to die’: Syria’s torture survivors speak out, de 14 de marzo de 2012 (http://www.amnesty.org/en/library/info/MDE24/016/2012/en).

Escriban inmediatamente, en árabe, en inglés, en francés o en su propio idioma:

Expresando preocupación por que Anas al-Husseini, Abd al-Ra’ouf “Jiwan” al-Husseini, Yaser “Abu Kurdu” Kurmi y Mu’ayid al-Hashtar estén recluidos en régimen de incomunicación y sin cargos desde su detención, el 31 diciembre de 2012, y, durante este tiempo, al menos dos ellos hayan sufrido, al parecer, tortura.

Instando a las autoridades sirias a que les permitan de inmediato recibir visitas de sus familias, comunicarse con abogados de su elección y recibir la atención media que puedan necesitar.

Recordándoles que las “confesiones” obtenidas con coacción no deben utilizarse como pruebas en ningún juicio y pidiéndoles que dejen en libertad de inmediato y sin condiciones a estos cuatro hombres si no van a ser acusados de ningún delito común reconocible.

ENVÍEN LLAMAMIENTOS, ANTES DEL 23 DE ABRIL DE 2013, A:

Presidente

President

Bashar al-Assad

Fax: +963 11 332 3410 (insistan)

(línea de fax y de teléfono; digan: “fax") (El fax es el único método de comunicación fiable; no envíen cartas)

Tratamiento: Your Excellency / Excelencia

Ministro del Interior

Minister of Interior

His Excellency Major General Mohamad Ibrahim al-Shaar, Ministry of Interior, ‘Abd al-Rahman Shahbandar Street

Damascus, Siria

Fax: +963 11 211 9578 (insistan)

Tratamiento: Your Excellency / Excelencia

Ministro de Asuntos Exteriores

Minister of Foreign Affairs

Walid al-Mu’allim

Ministry of Foreign Affairs

al-Rashid Street

Damascus, Siria

Fax: +963 11 214 625 3 (insistan)

Tratamiento: Your Excellency / Excelencia

Envíen también copia a la representación diplomática acreditada en su país. Inserten a continuación las correspondientes direcciones:

Nombre Dirección 1 Dirección 2 Dirección 3 Fax Número de fax Correo-e. Dirección de correo electrónico Tratamiento Tratamiento

Consulten con la oficina de su Sección si van a enviar los llamamientos después de la fecha anteriormente indicada.

ACCIÓN URGENTE

Se teme que unos hombres que han “confesado” en un vídeo sean torturados

INFORMACIÓN COMPLEMENTARIA

Desde que comenzaron las manifestaciones mayoritariamente pacíficas en demanda de reformas políticas en febrero de 2011 se ha detenido en Siria a millares de presuntos partidarios de la oposición al gobierno, y se cree que muchos, si no la mayoría, han sufrido tortura y otros malos tratos.

Desde que empezaron las manifestaciones, la situación se ha agravado hasta convertirse en un conflicto armado interno en gran parte del país, que enfrenta a las fuerzas de seguridad y a grupos armados de oposición que intentan derrocar el gobierno. Se han extendido los abusos sistemáticos y generalizados contra los derechos humanos, incluidos crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra, y los civiles son las principales víctimas. Amnistía Internacional ha documentado numerosos ejemplos, la última vez en documentos como Syria: Indiscriminate attacks terrorize and displace civilians, 19 de septiembre de 2012 (http://www.amnesty.org/en/library/info/MDE24/078/2012/en). También han informado de casos similares organismos como la comisión internacional independiente de investigación sobre Siria, de la ONU. Amnistía Internacional ha pedido a todas las partes en el conflicto que respeten el derecho internacional humanitario y protejan a la población civil.

Aunque la gran mayoría de los abusos contra los derechos humanos documentados por Amnistía Internacional han sido obra de las fuerzas armadas del Estado y de la milicia afín al gobierno conocida como shabiha, también los grupos armados de oposición han cometido abusos, entre ellos tortura y homicidios de miembros de las fuerzas de seguridad y de la milicia shabiha capturados, secuestros y homicidios de personas que prestaban o parecían prestar apoyo y colaboración al gobierno y a sus fuerzas y uso de civiles como rehenes con los que negociar en intercambios de prisioneros. Amnistía Internacional condena sin reservas estos abusos y pide a los líderes de todos los grupos armados de oposición de Siria que manifiesten públicamente que tales actos están prohibidos y que harán cuanto puedan para garantizar que las fuerzas de la oposición les ponen fin de inmediato.

Amnistía Internacional continúa pidiendo, por tanto, que se remita la situación en Siria a la fiscal de la Corte Penal Internacional. Asimismo, la organización pide que se imponga un embargo internacional de armas para detener su flujo al gobierno sirio y que se congelen los activos del presidente Bashar al Asad y sus allegados. Por otro lado, los Estados que consideren la posibilidad de suministrar armas a la oposición armada deben establecer los mecanismos necesarios para garantizar que el material suministrado no se utiliza para cometer abusos contra los derechos humanos ni crímenes de guerra. El gobierno sirio debe también permitir a la comisión internacional independiente de investigación y a las organizaciones internacionales de derechos humanos el acceso sin restricciones al país.

Véase el mapa interactivo Eyes on Syria (www.eyesonsyria.org), que muestra dónde se están cometiendo en el país violaciones de derechos humanos y el activismo global de Amnistía Internacional en demanda de justicia.

Nombre: Anas al-Husseini, Abd al-Ra’ouf “Jiwan” al-Husseini, Yaser “Abu Kurdu” Kurmi, Mu’ayid al-Hashtar

Sexo: hombres

AU: 61/13 Índice: MDE 24/007/2013 Fecha de emisión: 12 de marzo de 2013

image1.png image2.png

Cómo puedes ayudar

AMNISTÍA INTERNACIONAL EN EL MUNDO