Documento - Israel y los Territorios Palestinos Ocupados: Palestino detenido pone fin a su huelga de hambre en espera de quedar en libertad.

URGENT ACTION

Más información sobre AU: 119/12 Índice: MDE 15/060/2012 Israel y los Territorios Palestinos Ocupados Fecha: 30 de octubre de 2012 Date: 18 October 2012

ACCIÓN URGENTE

Palestino detenido pone fin a su huelga de hambre en espera de quedar en libertad

Hassan Safadi, palestino sometido a detención administrativa, que ha mantenido dos huelgas de hambre como protesta por su detención sin juicio bajo custodia Israelí, quedó en libertad el 29 de octubre. Samer al-Barq, sometido también a detención administrativa, suspendió su tercera huelga de hambre tras recibir garantías de que iba a ser puesto en libertad y trasladado a Pakistán a través de Egipto.

Hassan Safadi quedó en libertad el 29 de octubre. Estaba recluido en la prisión de Hadarim, en el centro de Israel, desde que puso fin a su huelga de hambre, al cabo de tres meses, el 21 de septiembre. Fue recibido por su familia y llevado a su casa, en Nablús.

Samer al-Barq, también sometido a detención administrativa, suspendió su tercera huelga de hambre el 24 de octubre, tras recibir garantías de unos abogados del Club de Presos Palestinos de que no tardará en ser trasladado a Pakistán a través de Egipto. El director del Club de Presos Palestinos, Qaddoura Fares, ha dicho a Amnistía Internacional que la Autoridad Palestina tiene una carta oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores paquistaní en la que se afirma que Pakistán está dispuesto a recibir a Samer al-Barq, quien estudió allí y está casado con una paquistaní. Ha afirmado que el proceso de trasladarlo a Egipto antes para enviarlo luego a Pakistán comenzará el 30 de octubre, tras la festividad musulmana de Eid al Adha.

Los padres de Samer al-Barq fueron a verlo a la clínica del Servicio de Instituciones Penitenciarias de Israel en la prisión de Ramleh el 25 de octubre. Su padre, Hilmi al-Barq, ha contado a Amnistía Internacional que lo llevaron hasta ellos en silla de ruedas y que no podía tenerse de pie. Samer al-Barq se quejaba de un fuerte dolor en la pierna derecha, causado al parecer por un pedazo de metal quirúrgico que tiene insertado en ella.

A lo largo de sus huelgas, el Servicio de Instituciones Penitenciarias negó sistemáticamente a ambos hombres el acceso a médicos independientes y la supervisión y el tratamiento médicos especializados en un hospital completamente equipado, y los sometió a malos tratos.

Escriban inmediatamente, en hebreo, en inglés o en su propio idioma:

Pidiendo a las autoridades israelíes que dejen en libertad de inmediato a Samer al-Barq y a los demás palestinos sometidos a detención administrativa si no van a ser acusados con prontitud de ningún delito común reconocible internacionalmente ni juzgados de plena conformidad con las normas internacionales sobre juicios justos.

Pidiendo que no se traslade a Samer al-Barq a ningún lugar sin su consentimiento ni hasta que un médico independiente certifique que su estado de salud se lo permite, y que se le preste la debida atención médica durante el traslado.

Instando a las autoridades israelíes a poner fin al uso de la detención administrativa y a permitir a todos los detenidos las visitas de familiares.

ENVÍEN LOS LLAMAMIENTOS, ANTES DEL 27 DE DICIEMBRE DE 2012, A:

Director del Servicio de Instituciones Penitenciarias de Israel

Israel Prison Service Commissioner

Lieutenant-General Aharon Franco

Israel Prison Service, PO Box 81

Ramleh 72100, Israel

Fax: +972 8 919 3800

Tratamiento: Dear Lieutenant-General / General

�Director general, Ministerio de Salud

Director General, Ministry of Heath

Dr. Roni Gamzo

Ministry of Health

2 Ben Tabai Street

Jerusalem 93591, Israel

Fax: +972 2 565 5966

Tratamiento: Dear Director General / Señor Director General

�Copia a:

Ministro de Seguridad Pública

Minister of Public Security

Yitzhak Aharonovitch

Ministry of Public Security

Kiryat Hamemshala

Jerusalem 91181, Israel

Fax: +972 2 584 7872

Correo-e: sar@mops.gov.il

Envíen también copia a la representación diplomática acreditada en su país. Inserten a continuación las correspondientes direcciones:

Nombre Dirección 1 Dirección 2 Dirección 3 Fax Número de fax Correo-e. Dirección de correo electrónico Tratamiento Tratamiento

Consulten con la oficina de su Sección si van a enviar los llamamientos después de la fecha anteriormente indicada. Esta es la undécima actualización de AU 119/12. Más información: http://www.amnesty.org/es/library/info/MDE15/056/2012

ACCIÓN URGENTE

Palestino detenido pone fin a su huelga de hambre en espera de quedar en libertad

INFORMACIÓn complementaria

Israel mantiene a Samer al-Barq, de 37 años, sometido a detención administrativa, sin cargos ni juicio, desde 11 de julio de 2010, cuando las autoridades jordanas lo dejaron bajo custodia militar israelí tras volverlo a detener después de haberlo tenido anteriormente recluido sin cargos ni juicio durante más de cuatro años. Había sido detenido por primera vez en Pakistán, donde estaba estudiando, el 15 de julio de 2003, y posteriormente fue entregado a las autoridades estadounidenses y recluido durante tres meses en una prisión secreta fuera de Pakistán, antes de ser trasladado, el 26 de octubre de 2003, a Jordania, donde continuó detenido. Denunció haber sido torturado y maltratado tanto bajo custodia estadounidense como bajo custodia jordana. Su abogado ha dicho a Amnistía Internacional que las autoridades israelíes no lo han interrogado en todo el tiempo que ha estado detenido. Samer al-Barq puso fin a una primera huelga de hambre el 14 de mayo de 2012, al cabo de 30 días, pero la reanudó el 22 de mayo, a raíz de que le renovaran la orden de detención durante otros tres meses. Posteriormente, el 22 de agosto, se renovó otra vez su orden de detención. Durante su segunda huelga de hambre estuvo a veces sujeto con grilletes a la cama del hospital, y dijo a unos abogados que los guardias de la prisión lo habían golpeado e insultado. Suspendió su segunda huelga de hambre el 23 de septiembre, tras recibir la promesa de ser trasladado a Egipto, pero como las autoridades israelíes no lo cumplieron, la reanudó el 14 de octubre. Amnistía Internacional sabe, por los abogados de Samer al-Barq participantes en las negociaciones sobre su liberación y posible traslado fuera de los Territorios Palestinos Ocupados, a Egipto, en septiembre de 2012, que consintió libremente que se mantuvieran estas negociaciones, pero no ha podido confirmarlo con él mismo. Tras negárseles las visitas durante un año, sus familiares pudieron por fin verlo el 11 y el 25 de octubre. Han contado a Amnistía que estaba sumamente débil y deprimido y que sufre hemorragias internas y fuertes dolores de estómago.

Hassan Safadi, de 33 años, estaba sometido a detención administrativa, sin cargos ni juicio, desde el 29 de junio de 2011. Se le renovó por última vez la orden de detención en junio de 2012, y fue por seis meses, que le redujeron a cuatro en una revisión judicial en septiembre de 2012. Terminó su anterior huelga de hambre en mayo de 2012, al cabo de 70 días, pero la reinició el 21 de junio, cuando le renovaron la orden de detención administrativa. Puso fin a su huelga de hambre cuando el Tribunal Militar de Apelaciones falló que su orden de detención administrativa, que terminaba el 29 de octubre, no debía renovarse. El fiscal general israelí lo confirmó el 18 octubre, por lo que retiró la petición que había elevado al Tribunal Superior de Justicia en contra de su detención administrativa. Un médico de Physicians for Human Rights – Israel (PHR) que lo examinó por última vez el 10 de septiembre comprobó que había perdido el 24 por ciento de su peso y que padecía atrofia muscular, visión borrosa, mareos, hipotensión extrema, cálculos renales, dolor de articulaciones y sensibilidad reducida y cianosis en manos y pies, lo que podía ser indicativo de daños neurológicos permanentes. Como después se denegó a PHR el permiso para visitarlo, no se sabe si recibió la supervisión médica necesaria durante el delicado proceso de reintroducción de la alimentación. También ha denunciado haber recibido palizas e insultos de guardias de la prisión durante su huelga de hambre.

Otro palestino, Ayman Sharawna, detenido desde el 31 de enero de 2012 por presunto incumplimiento de las condiciones de su puesta en libertad en el marco de un intercambio de prisioneros llevado a cabo en octubre de 2011, está en huelga de hambre desde el 1 de julio de 2012 en protesta por la negativa de un comité militar israelí a explicarles a él y a su abogado por qué está detenido exactamente ahora. Desde que está en huelga de hambre, lleva la mayor parte del tiempo en la clínica de la prisión de Ramleh, que carece de las instalaciones o el personal especializado necesarios para prestar la debida atención a personas que llevan mucho tiempo en huelga de hambre. Al parecer, el 14 de octubre de 2012 dejó de tomar vitaminas y amenazó con no tomar tampoco agua si el comité militar israelí que tiene que tomar una decisión sobre su detención no lo hace.

La detención administrativa es detención sin cargos ni juicio por periodos renovales. Las órdenes de detención se dictan con arreglo a pruebas que no se ponen a disposición de los detenidos ni de sus abogados. El 14 de mayo de 2012, tras un acuerdo alcanzado con las autoridades israelíes con la mediación de Egipto, llegó a su fin una huelga de hambre masiva que habían iniciado unos 2.000 presos y detenidos palestinos en protesta por las malas condiciones de reclusión, el régimen de aislamiento, la negación de las visitas de familiares y la detención sin cargos. Aunque los medios de comunicación indicaron que Israel había accedido a que no se renovaran las órdenes de detención administrativa si no se presentaba información de inteligencia nueva y significativa, las autoridades israelíes han continuado dictando y renovando tales órdenes. A fecha de 30 de septiembre de 2012 había 184 personas sometidas a detención administrativa, más de 130 menos que durante marzo de 2012. Algunas personas sometidas a detención administrativa han sido puestas en libertad al acceder a marcharse de los Territorios Palestinos Ocupados y vivir en el exilio en el extranjero. El IV Convenio de Ginebra prohíbe a la potencia ocupante de un territorio expulsar o trasladar a la fuerza a la población de ese territorio. Para más información, véase Starved of justice: Palestinians detained without trial by Israel http://www.amnesty.org/en/library/info/MDE15/026/2012/en .

Nombre: Samer al-Barq, Hassan Safadi,

Sexo: hombres

Más información sobre AU: 119/12 Índice: MDE 15/060/2012 Fecha de emisión: 30 de octubre de 2012

image1.png image2.png image3.png

Cómo puedes ayudar

AMNISTÍA INTERNACIONAL EN EL MUNDO